¡Colabora!
0
Nada de llorar hasta el final
Game Boy Advance NES Super Nintendo

Nada de llorar hasta el final

Hacemos un extenso reportaje de la serie Mother, una de las más extravagantes de Nintendo.

Por Benjamín Rosa Fernández,
0 0 0

Mother, toda una sorpresa en Japón

Una de las series que más ha cautivado a los jugadores que se han atrevido a jugarlos es Mother. Sus tres entregas corrieron a cargo de Shigesato Itoi, que a finales de los años 80 diseñó y creó junto a la ayuda de Shigeru Miyamoto un juego peculiar para la Famicom, Mother, cuyo nombre proviene de la canción homónima de John Lennon porque Itoi quería uno que no sonase para nada a nombre de videojuego. El título era un juego de rol por turnos, género para entonces muy popular en Japón gracias a la presencia de series clásicas como Dragon Quest y Final Fantasy, pero con un giro peculiar en la forma de tratar la historia.

En primer lugar, en vez de un mundo fantástico con dragones y guerreros mágicos, el mundo estaba basado en ciudades reales norteamericanas y protagonizados con niños con poderes psíquicos debido a que Itoi quería hacer un juego con el que el jugador pudiera reconocer inmediatamente a los personajes. El sistema de juego no era realmente innovador puesto que apenas distaba de los ya mencionados Dragon Quest y Final Fantasy: moverse por el mundo en busca de elementos mientras supera distintas batallas aleatorias y jefes finales en combates por turnos.

Lo que hacía especial al juego era que la historia nos contaba las aventuras de un niño llamado Ninten que debía encontrar junto a otros tres niños llamados Lloyd, Ana y Teddy los ocho fragmentos de una canción para acabar con una invasión extraterrestre. La ambientación en una ciudad normal fue completa, de tal forma que para recuperar a un aliado caído en combate había que visitarle al hospital y para comprar mejores armas había que ir a una tienda para comprar un bate de béisbol o una sartén después de sacar dinero en el cajero automático. El juego llegó a las tiendas japonesas en el año 1989 junto a un anuncio japonés protagonizado por niños y letras en inglés en el que se aseguraba ser una obra maestra instantánea:


Su éxito de crítica y público además de comercial fue bastante alto, con más de 400 000 ejemplares vendidas en Japón, además de aparecer numerosas veces en varias listas de los juegos mejor valorados de la Famicom. Una curiosidad sobre el juego es que en las guías oficiales Nintendo introdujo varios tickets como hizo en su día Willy Wonka de Charlie y la fábrica de chocolate para regalar a los afortunados ganadores una réplica del broche Franklin que aparecía en el juego bañado en oro.
Nada de llorar hasta el final
Nada de llorar hasta el final
Nada de llorar hasta el final
Nada de llorar hasta el final
Nada de llorar hasta el final
Nada de llorar hasta el final
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Artículos: ____GEX_____, beto, CodeRed, Doscv, elite, NewRandomAge, Ohkouchi.
×