¡Colabora!
0
Qué suponen las competiciones de juegos
PC

Qué suponen las competiciones de juegos

Los actualmente llamados eSports son uno de los géneros más rentables y con una prometedora previsión de crecimiento

Por Álvaro Morillas,

En los últimos años se han popularizado los conocidos como deportes electrónicos, pero realmente vienen de unas décadas atrás, cuando la Universidad de Stanford organizó una competición del videojuego Spacewar. Estamos hablando de 1972, cuando las infraestructuras disponibles poco tenían que ver con el nivel de desarrollo del momento presente. Y de hecho, no fue sino en la década de los 90 que fue posible comenzar a jugar en línea con títulos como Diablo. En la era de los cibercafés, eran precisamente los juegos en línea los que rentabilizaban este tipo de negocios.

La situación ha cambiado muchísimo desde ese punto hasta nuestros días, y los actualmente llamados eSports son uno de los géneros más rentables y con una prometedora previsión de crecimiento exponencial. Apuntan tan alto que tienen intención de introducirse como deporte olímpico para los JJ.OO de París 2024. No son los únicos, y todo se verá, pero aún no se les ha cerrado ninguna puerta.

Desde hace unos años muchos jóvenes han optado por entrar en el mundo de los betatesters o testeadores de videojuegos. En un principio, ser betatester implicaba probar software y detectar fallos, e inicialmente era recompensado con privilegios de uso de ese software o se hacía desinteresadamente con la finalidad de poder disfrutar de programas o juegos de calidad en unos pocos meses. Test Flight es la prueba viviente de que muchos siguen instalando betas de aplicaciones de manera desinteresada. Pero testeador de videojuegos como salida profesional es algo que vemos cada vez más a menudo. Y es que el mundo de los videojuegos es un negocio en auge.

No debemos confundirlo con ser gamer profesional. Esta profesión es muy similar a ser deportista profesional, rigiéndose por convenios muy parecidos y fundamentando el valor económico de un jugador en base a la cotización en el mercado de fichajes. Equipos de eSports tan famosos como GIANTS están participando en competiciones a nivel mundial de juegos como League of Legends. Por otra parte, ser jugador profesional de poker es un mundo totalmente distinto en el que las compensaciones económicas llegan a base de premios en metálico, algunos muy cuantiosos, que equivaldrían fácilmente a varios meses (o años) de salario con un contrato laboral estándar.

Precisamente para el juego online, este desarrollo de las conexiones inalámbricas y de las tecnologías informáticas aplicadas al sector del entretenimiento han conseguido que los casinos en línea funcionen a pleno rendimiento, hasta el punto de que sus servidores soportan una elevada cantidad de partidas simultáneas al póker, que hace tiempo se considera también un deporte mental como el ajedrez. La estabilidad de las conexiones y la ciberseguridad a base de una encriptación de datos pionera hacen que los jugadores se sientan lo suficientemente a salvo como para pasar horas en una misma partida, lo que ha propiciado los campeonatos online a gran escala.

De la misma manera que el CNP, el famoso torneo del casino de 888, recorre durante meses diferentes ciudades de España con eventos de mayor o menor importancia, desde el evento inaugural en Valencia hasta llegar a la final en Madrid, muchos otros optan por los torneos online, hasta el punto de llegar a dedicarse de manera profesional al poker. Esto supone a veces, para los mejores, la necesidad de mudarse a otros países, no obstante, donde ampliar horizontes para llegar más y más lejos, y esto mismo sucede con los gamers profesionales.

Por supuesto, las competiciones de juegos online y de videojuegos tienen un ecosistema añadido de rentabilización. Así, las apuestas son una de las extensiones más lucrativas alrededor de los eSports. Desde hace un par de años, las casas de apuestas en línea siguen los deportes electrónicos a lo largo de todo el mundo, ofreciendo pronósticos de la misma manera que lo hace con el fútbol, la fórmula 1 o el tenis. También patrocinan diferentes competiciones de videojuegos al igual que a los más famosos clubes de fútbol o a deportistas de élite a nivel individual.

Pero para que los seguidores deseen apostar, primero deben poder acceder fácilmente a los contenidos, por lo que la retransmisión en directo de las competiciones de deportes mentales o deportes electrónicos es otro mercado en auge. Facebook y YouTube siguen luchando por quedarse al menos con un porcentaje de lo que Twitch ha conseguido en este sentido: son los mayores proveedores de eventos en streaming para las grandes competiciones de eSports, pero también para acceder a gameplays más sencillos o a videos de artistas relacionados como Kay Pike Fashion. Los operadores de telefonía, conexión a internet y TV bajo demanda también se han introducido en el mercado de los eSports, pugnando por la exclusividad en los derechos de emisión de ciertas ligas y patrocinando equipos. Aquí tanto Movistar como Vodafone u Orange se están llevando parte del pastel, y es que saben que este es sólo el principio.

¿Quién dijo que estaban, de una parte, el ocio, y de otra, el negocio? El entretenimiento se vuelve más rentable que nunca, cambia nuestro concepto de salidas profesionales y señala nuevas directrices de cara a un futuro muy cercano en el que los videojuegos puedan equipararse al mundo del celuloide. A fin de cuentas, ya es considerado por muchos, como una categoría de arte.
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

×