¡Colabora!
0
PlayStation 2 PlayStation Portable Xbox Classic

Leches y piñas en las carreteras de Madrid

Asistimos a la presentación de los nuevos juegos de la saga Burnout.

Por Uninvited_guest,

La pasada semana EA y Criterion nos mostraron en Madrid las dos nuevas entregas de la saga Burnout: Legends (PSP) y Revenge (Xbox y PS2).

Legends ha supuesto un gran reto a Criterion, ya que han pretendido llevar toda la agresividad y despliegue gráfico de las tres primeras entregas a la portátil de Sony. 25 coches y 17 pistas de las tres primeras entregas estarán disponibles en el juego, del cual se muestran muy orgullosos. Tuvimos la oportunidad de ver y probar un generoso anticipo de la versión final que nos dejó claro el por qué de la satisfacción de sus creadores, ya que se ha conseguido mantener el estilo de las primeras entregas y un nivel gráfico muy alto y cercano a los originales, incluso la movida banda sonora, compuesta en su mayoría por grupos de punk rock, será la misma que en Burnout Revenge. Pero, a pesar de la fidelidad conseguida, la característica más importante, tanto por lo novedoso como por el esfuerzo que se ha puesto en ello, será la posibilidad de que otro jugador disfrute con nosotros de parte del juego sin necesidad de poseerlo. Se ha dotado a Legends de un modo multijugador en el que dos jugadores podrán jugar a cinco circuitos con un solo juego, descargándose esta parte mediante la conexión Wifi de PSP, y perdiéndose los datos una vez apaguemos la consola receptora.

Revenge es ya la cuarta entrega de esta saga, y para la ocasión se han introducido algunas novedades que amplían las posibilidades jugables sin perder el espíritu Burnout. Para empezar, se ha introducido una cantidad masiva de tráfico, según palabras del representante de Criterion "habrá más tráfico en un solo circuito de Revenge que en todo Burnout 3". Para demostrar que no exageran, nos muestran una carrera en uno de los nuevos circuitos, siendo realmente espectacular la cantidad de vehículos que se encuentran circulando en ambos sentidos, pero en esta ocasión no será necesario esquivarlos en su mayoría, ya que nos quitaremos de en medio a los coches que circulan en nuestro sentido con sólo tocarlos, pudiendo utilizarlos como arma arrojadiza contra nuestros rivales. Para que esta nueva manera de enfocar el tráfico no haga al juego poco emocionante (en Burnout 3 evitar al tráfico nos tenía en tensión constante), tanto los vehículos que circulen en sentido contrario como en perpendicular, así como camiones y autobuses sí detendrán bruscamente nuestro avance, además que ir continuamente arrojando coches fuera de nuestro camino nos hará ir más lentos. Como colofón encontraremos un nuevo modo, denominado "Traffic Attack", en el que podremos liberar adrenalina con el reto de dejar fuera de circulación a todos los coches posibles en tiempo limitado.

Otra de las novedades importantes será el diseño de circuitos, que afecta a la profundidad del juego. Han intentado que Burnout no sea tanto "como un juego de bolos: te lanzas a la pista y golpeas", de manera que las pistas están llenas de recovecos, rutas alternativas y saltos escondidos. Este aspecto más profundo afecta a todos los aspectos y modos del juego. Por ejemplo, si en las pruebas de choque realizamos la salida de manera adecuada podremos pasar sin chocar y accederemos a una nueva zona, donde realizar otros saltos y pruebas, y donde acceder a otras nuevas zonas. Por último está la barra denominada "Revenge" y que da nombre al juego, la cual, al final de cada pista, se llenará hasta un cierto punto según hayamos obrado durante la carrera, abriéndonos paso así al resto del juego y obligándonos a "conducir" (estilo Burnout) de la mejor manera posible.

Sin cambios radicales ambas versiones parecen subir un nuevo peldaño la calidad de la saga, el próximo Otoño lo podréis comprobar.
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

×