¡Colabora!
0
Ver otras editoriales:


Las formas de Proteo

Estaba yo tranquilamente en mi casa comiendo un chocolate con churros cuando recibí una llamada de mi adivina particular, una mujer que me predice el futuro gratis y por eso me creo lo que dice. Según ella, la posición de los Arcanos en el tarot le había indicado que "la enorme bestia sólo caminará hacia la dama del toro de cervíz oscura un mes antes de la primavera". Yo le dije que, francamente, PS3 me daba lo mismo en ese momento, y que había algo que personalmente me preocupaba algo más esa semana.

Así que, naturalmente, ésta editorial no tratará sobre el retraso de PS3 por obra y gracia de la incompetencia, tal y como manda la actualidad del panorama de los videojuegos, sino de algo un poco más cercano, que todo lector que no esté ciego habrá sido capaz de apreciar. Se trata, evidentemente, de la nueva versión de VicioJuegos, actualizada tras la búsqueda de un aspecto renovado y mayor cantidad de opciones, por no mencionar ya las diversas secciones que- por imperativo y dictadura del tiempo- no ha sido posible tener listas el día del estreno, pero que se irán abriendo próximamente.

Como redactor de la presente editorial, me encuentro ante la clásica crisis del como decir lo obvio. La primera forma en que puede el autor afrontar un artículo, la forma más sencilla, es escribir uno de esos empalagosos, auto-laudatorios y tópicos artículos al estilo editorial de la revista de Iberia, donde cada vez que tomamos un avión vemos sonriente al presidente de la compañía hablando de lo genial que es Iberia, del "gracias por elegirnos" y del como se enfrentan a los retos del futuro con semblante orgulloso y amplia sonrisa. Mientras, uno se abrocha el cinturón de seguridad y controla que esa azafata- que tanto parecido guarda con Carmen Maura- no le envenene la bebida. Probemos: "Al fin ha llegado VJ 2.0, y estamos muy felices de ser tu página web elegida. Somos geniales y los más guapos y vamos a afrontar los retos del futuro con alegría, jolgorio y semblante orgulloso. Y amplia sonrisa". No, a mí no me gusta. Aunque es cierto que somos muy guapos.

Evidentemente, existen muchas perspectivas posibles. Podría, por ejemplo, tratar de emular a uno de esos articulistas de los domingos que, frustrado por no haber sido nunca aceptados en la Revista de Occidente, sobre-adjetiviza pedantemente sus artículos con ampulosidad, soberbia, altanería y presunción sesquipedal (como ahora, y prometo no hacerlo más). Además, debiera para acabar de redondear mi muestra de ilustración, gracia y salero, ofrecer alguna oscura referencia mitológica que ilustre el cambio que ocurre en la página. Por ejemplo, podría hablar de Proteo, el Anciano Hombre del Mar que predecía el futuro y se metamorfoseaba continuamente, siendo siempre diferente, y haciéndose merecedor solamente a los pocos que podían identificarle a través de sus cambios. No es el símil más adecuado, pero suena bien.

No es necesario, tampoco, irse por derroteros tales, cuando basta con usar un poco la imaginación para dar al artículo un toque más entretenido. Bien podría representar a la redacción de la página como una especie de mafia que se dedica a partirle las piernas a todo aquel que se les opone, algo que ciertamente (y desgraciadamente) no se corresponde con la realidad, pero queda genial, y puede explicarse con mucha gracia. En otra clave, podría hablar de las funciones sociales de la página, de como yo era un vil y vicioso monstruo que se dedicaba a atizar a la gente con un atún cuando, llegada de la gloria, aparecida ante la luz, ésta web me transformó en un hombre que- si no excesivamente útil para la sociedad- al menos no resultaba una amenaza para la integridad física de ningún atún.

Quiero decir, es muy fácil hablar sobre nada. Lo hacen a diario los políticos, los publicistas, los directores de marketing... y por Dios, no nos quepa duda de que la industria del videojuego es también experta en presentaciones vacuas y cuentos chinos. De todas formas, después de cuatro años cumplidos, no deja de ser motivo de orgullo para los miembros de la redacción haber evolucionado un poco más, aunque evidentemente todavía queda mucho por mejorar. De todas maneras, y como ya he dicho, no depende de mí hablar de méritos y maravillas, sino de los lectores- los que nos han seguido estos cuatro años, los que nos han descubierto recientemente- decidir acerca de nuestro trabajo, y tal vez incluso colaborar ellos mismos, pues para eso somos una página abierta. Aquí queda la nueva web, reformada y actualizada. Por mi parte, prefiero dejar que cada cual juzgue nuestro esfuerzo.

Caballeros, no comencemos a chuparnos las pollas todavía

 Autor: Quetzal Publicado el día 09/09/2006 23:33

Comentarios de los usuarios:


Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

×