¡Colabora!
0
Ver otras editoriales:


¿Arte en potencia?

"Muchas han sido las veces que los jugones hemos discutido sobre el carácter artístico del videojuego, pero parece ser que nuestras opiniones sobre el tema rara vez -y digo rara vez porque me consta que REZ de UGA fue denominado obra de arte por más de una revista japonesa- trascienden más allá de este ámbito en el que nos movemos y que el mundo en general sigue viendo el videojuego como un producto de ocio y consumo y no como una posible obra de arte. Así que, como nunca está de más insistir, Quetzal ofrece en esta editorial una importante visión del videojuego como posible obra de arte." clloses

No son pocas las veces- en lo que llevo respirando en este mundo cruel y estúpido - que he escuchado esa famosa frase de "El videojuego es sin duda alguna un arte". ¿Razón o herejía? El videojuego tiene indudable calidad como medio de expresión, no negaremos que de cierto modo es todo un logro para las posibilidades de creatividad del ser humano, esas que- dicen algunos- deberían ser el motor de la vida. Ya no se trata solamente de poder pintar o describir un mundo, con sus simbologías y sus bellezas, sino de además permitir- en cierto grado cada vez menos limitado- la interacción con este universo por parte del espectador, que cumple un papel de carácter agente en la obra, siendo capaz de actuar en ella. Ah, esto es un gran logro, ¿Pero es esto arte?

La definición de arte en su base etimológica, cuyas raíces se encuentran el griego clásico, es de actividad humana u oficio, pero lo cierto es que hoy por hoy, cuando nos referimos al arte, lo entendemos como aquella obra creada mediante alguna materia para expresar simbólicamente un aspecto de la realidad entendida estéticamente. Esta definición de diccionario, tan helada, nos intenta hablar del arte como transmisión de la experiencia estética, o explicado de forma más sencilla, el arte nos transmite la belleza, sea ya por la crítica que pueda ofrecer como por la emoción transmitida. Y la experiencia estética cambia a través de los siglos, desde aquellas apolíneas figuras de los escultores griegos, donde la belleza se encontraba en un balance y una armonía con el logos, hasta las latas de sopa como sátira de la deshumanización de los tiempos modernos. Ya hablemos de la estética como aproximación a la divinidad, experiencia sublime que nos deja en profundo anonadamiento o sentimiento desinteresado, comunicable y universal, no negaremos que al fin la cosa se trata de placer para el alma.

Dejando ya de lado definiciones filosóficas y densas acerca de esta palabra y centrándonos más en el tema que nos ocupa, ¿Podemos llamar arte al videojuego? Lo cierto es que la belleza como concepto meramente superficial está presente en muchos videojuegos: Basta con contemplar los magníficos escenarios de Devil May Cry o Final Fantasy X para quedarse impresionado ante el cuidado de sus diseños. ¿Buscamos creatividad estética mediante un uso inteligente de sensaciones que ofrecer a los sentidos, creando un sentimiento? Nadie negará que la combinación de los sonidos y representaciones casi hipnotizadoras de ICO logran causar verdadero placer a los sentidos, mientras que el sabio uso del color en Shadow of Memories logra causar sensaciones de melancolía bastante conseguidas. ¿Qué queremos ver cosas narradas con inteligencia? Pues ahí tenemos el fantástico guión de "Max Payne 2: The Fall of Max Payne", tan brillantemente escrito. Si andamos por una relato que anda por caminos psicoanalíticos- tan de moda en este siglo que nos dejó hace poco- podremos encontrar en la saga Silent Hill no solamente una versión interactiva de alguna película de David Lynch, sino también unos diseños cuidadosamente formados ¿Andamos tras la búsqueda de la crítica a aquellos temas que llenan de peso a los intoxicados de filosofía? Eso ya es más difícil, pero lo cierto es que de forma realmente simplificada y sintetizada podremos encontrar en Deus EX vestigios de la acertada crítica a la deshumanización moderna formada por Martin Heidegger, siendo los estados absolutos como el presentado en el juego de Ion Storm consecuencia lógica de la mentalidad tecnológica, que nos encamina vertiginosamente a la más absoluta deshumanización. Metal Gear Solid 2: Sons of Liberty, vuelve a traer el tan recurrido tema del problema de la globalización y el supuesto progreso como medio de subyugación y engaño de las masas aleladas por el poder. Xenogears y Xenosaga, por otro lado, se muestra como un intento de compendiar (Simplificando mucho) las ideas acerca de la libertad humana sin que antes se ponga por delante la muerte de Dios, un tema muy clásico de Nietzsche (No en vano, el subtítulo de Xenosaga es "la voluntad de poder", una expresión muy utilizada por este autor). Aunque vamos, para que negarlo, el contenido trascendental en este mundillo es prácticamente inexistente.

Argumentado ya el hecho de que el mundo del ocio electrónico está lleno de arte, cabe ya preguntarse si puede ser considerado como tal. Y aquí se pone de manifiesto la opinión contraria a la tesis de que el videojuego es sinónimo de arte. Hay algo que no negaremos, y es que la industria del videojuego- porque es industria- está sojuzgada a las reglas de la oferta y la demanda, que se encargan de cercenar con crueldad todo intento de creatividad que no aporte beneficio. ¿Qué posibilidad hay para obras como Shadow of Memories cuando se demanda Dead or Alive Volleyball, juego cuyo objetivo parece concentrarse en facilitar el onanismo al jugador? Por mucho que pueda lacerar los buenos sentimientos de muchos lectores respecto al videojuego, no podemos negar que en tanto y que son productos de empresa hechos con ánimo de lucro, difícilmente pueden elevarse a la categoría de arte, o no mientras sigan alienados a la moral pragmática del sistema capitalista. Y es que vivimos tiempos fácilmente difíciles, y el videojuego, gestado casi por entero en la decadente post-modernidad, difícilmente tiene ocasiones en la que exprese algo, concentrándose más en la plena diversión, que es su esencia o supuesta esencia, conscientes los desarrolladores de que el aspecto artístico poco dinero va a aportar (Basta con ver el relativo fracaso en ventas de Dark Eye). Y es que a las leyes de la oferta y la demanda se encuentran sometidas ya las demás artes, de las magníficas composiciones de Kandinsky hemos llegado a que se considere arte una tomadura de pelo metida clandestinamente en el museo Gugghenheim de Bilbao. Y es que al sofisticado vals o al erótico tango le surgen ahora de competencia las coreografías del programa de José Luis Moreno o las retumbantes y odiosas cancioncillas del verano, y así podría seguir citando más corrupciones y degeneraciones de la belleza. Creo que me equivoco si digo que para la belleza no corren tiempos de oro, y es que quizá ante este panorama no podamos hablar de nuevas formas de arte cuando todavía hay que salvar al que tenemos de las garras de la moral mercantil contemporánea.

Así pues, creo que no me arriesgo en concluir diciendo que el videojuego es arte...en potencia, y quizá en unos pocos casos particulares- que se pueden contar en los dedos de una mano- es arte en acto. Habrá que esperar al día en que el videojuego sea capaz de emanciparse de las fronteras que impone la industria para que se lo considere un arte, pero mientras siga el mundo siendo como es, nos queda por lo menos desear que la demanda de obras de arte de verdad sea decente. Después de todo, grandes obras como La Naranja Mecánica o Ciudadano Kane gozan de bastante éxito comercial siendo grandes obras, así como gozan también de éxito Silent Hill e ICO. El videojuego es industria y lo seguirá siendo durante bastante tiempo, pero condición tal es mero acto, y ahí está la potencia, la posibilidad de que algún día sea arte. Resumiendo, no arte en acto, sí en potencia.

Podréis leer la próxima editorial el día 15 de abril de 2004
The Dark Eye
Silent Hill 3
Deus Ex
Max Payne 2
Shadow of memories
Xenosaga
ICO

 Autor: Quetzal Publicado el día 31/03/2004 23:49

Comentarios de los usuarios:


Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

×