¡Colabora!
0
Todo lo que hay que saber sobre World of Warcraft: Dragonflight
PC Mac

Todo lo que hay que saber sobre World of Warcraft: Dragonflight

Desgranamos las claves que rodean a la nueva expansión de World of Warcraft.

Por Juan B.,
0 0 0

Tras varias semanas de teorias, rumores, filtraciones y especulaciones, Blizzard ha presentado World of Warcraft: Dragonflight. La nueva expansión de World of Warcraft llega en uno de los momentos más críticos de la compañía; ya no solo a nivel interno, que no se puede negar que se vive un auténtico caos en las oficinas, sino que al aclamado MMORPG le ha salido competencia dura con Lost Ark a la cabeza y con Final Fantasy XIV pululando y llevándose un buen porción de la tarta. Blizzard sabe que ya no puede dar más pasos en falsos y ha confiado un elemento seguro del universo Warcraft: los dragones.

El contenido de Dragonflight nos llevará hasta una de las zonas más demandadas por los fanáticos de Warcraft; las Islas Dragón. Estas islas ya estaban presentes en el código del juego, de hecho se podía acceder a algunas texturas a través de programas específicos, pero nunca dejó de ser un lugar inaccesible que se eliminó en cierto momento del desarrollo. Ahora, casi dos décadas después del descubrimiento, Blizzard recupera ese lugar con cinco nuevas zonas, una nueva raza y clase jugable que van de la mano, y la revisión de algunas características que buscan complacer tanto al jugador más veterano como a los recién llegados. Hoy os contamos todo lo que debéis saber sobre World of Warcraft: Dragonflight.



LAS CLAVES DE DRAGONFLIGHT

- Nuevo continente: Las Islas Dragón

- Límite de nivel: 70

- Nueva raza y clase: los Evocadores Dracthyr

- Nuevo sistema de talentos

- Nuevo sistema de profesiones

- Nueva banda: Las Encarnaciones Primigenias

- Nuevas mazmorras: Uldaman (rediseñada), Estanques de Vida o Neltharus

Los dragones vuelven a Azeroth para reclamar su lugar en la tierra.


LOS DRAGONES ALZAN EL VUELO

Los dragones son una de las criaturas más fascinantes del universo Warcraft, y la historia de Dragonflight se centrará en ellos, en cómo estos aspectos legendarios buscan reavivar su poder y reclamar su lugar como los administradores y vigilantes de Azeroth. Miles de años atrás en la historia del universo Warcraft, los Titanes purgaron a los Dioses Antiguos de Azeroth y se marcharon dejando a su ejército a cargo del bienestar del planeta. No obstante, nadie contaba con Galakrond, un temible dragón que llegó a convertirse en una criatura horrenda tras comerse al resto de miembros de su propia especie. Por suerte o por desgracia, ahí estaba Tyr, un vigía que había recibido la herencia de los propios Titanes y que se alió con unos dragones rebeldes para acabar con Galakrond. Sorprendentemente lo hicieron, y los Titanes felicitaron a los dragones rebeldes otorgándoles un propósito: administrar Azeroth, cuidando de las razas mortales, de las energías que habitaban en el planeta y defenderlo con sus vidas.

Así es como nacieron los distintos dragones aspecto; Alexstrasza, la Protectora de la Vida y líder del Vuelo Rojo que se encargaría de proteger a todas las criaturas mortales de Azeroth; Ysera, la Soñadora, seleccionada por la titán Eonar para vigilar el mundo desde el plano del Sueño Esmeralda; Malygos, el Tejedor de Hechizos, el encargado de guardar la magia que habita en el planeta; Nozdormu, el Eterno, que cuidaría del flujo temporal y controlaría las ramificaciones del tiempo y el destino; Neltharion, el Guardián de la Tierra, que cuidará de la tierra y de sus profundidades. Con el paso del tiempo, estos dragones ayudaron a los mortales de Azeroth a librar muchas batallas, como las invasiones demoníacas de la Legión Ardiente o el resurgir de los Dioses Antiguos. No obstante, todo tendría un final para ellos, y es que Neltharion, ahora conocido como Alamuerte, escapaba de su exilio y se enfrentaba a los que fueron sus hermanos. ¿El resultado? Azeroth completamente destruida y los dragones aspecto perdiendo completamente sus poderes para poder acabar con él.



La cinemática de Dragonflight arranca con Alexstrasza como narradora, explicando que tras el cataclismo, los dragones dieron paso a la "Era de los mortales". Los tiempos están cambiando, y los dragones quieren recuperar el poder que un día les fue arrebatado. En la cinemática vemos a uno de los últimos observadores de Tyr activando una enorme estructura, que ahora sabemos que se trata de Tyrhold. Esta liberación de energía hizo que el velo que cubría las Islas Dragón se disipase. Ahora las islas han recuperado su poder y los dragones han vuelto a ella para retomar su derecho ancestrar de velar por la seguridad de los mortales de Azeroth. La Horda y la Alianza no tienen más remedio que formar una incómoda tregua para explorar estas islas y descubrir qué mal está emanando de ellas.

Blizzard ha contado en varias entrevistas que esta vez no esperemos un gran villano principal que se desvele en los primeros parches, sino que nos encontraremos con conflictos locales a los que tendremos que poner fin. Con el desarrollo de la expansión y la llegada de nuevos parches, el gran mal culminará en una banda al final de la expansión. Los últimos rumores apuntan a que el villano podría ser Murozond, la encarnación corrupta de Nozdormu. Este enemigo ya ha aparecido en varias ocasiones a lo largo de World of Warcraft, pero nunca hemos podido darle caza. Es inevitable que el destino de Nozdormu llegue y se convierta en nuestro enemigo, y parece que el momento está cerca. En cuanto al conflicto actual que azota tanto a la Alianza como a la Horda, habrá que esperar para ver cómo lo soluciona Blizzard. Por un lado, el rey Anduin ha dejado su puesto tras haber caído en la corrupción de las Tierras Sombrías, por lo que será Turaylon quien tomará el trono de Ventormenta temporalmente. La Horda no está mucho mejor tras la guerra civil instada por Sylvanas, sin un Jefe de Guerra que tome las decisiones oportunas. Hay muchos hilos argumentales que tendrán que ser tratados en Dragonflight.

Los dracthyr se suman a la aventura como la nueva clase héroe disponible.


DESCUBRIENDO LAS ISLAS DRAGÓN

Accederemos a este nuevo continente a través de una pequeña introducción que llevará tanto a la Horda como a la Alianza a formar una expedición para adentrarse en esta nueva región. Una vez allí, exploraremos cuatro de las zonas más grandes que existen en el universo Warcraft, palabras de la propia Blizzard.

Nuestra primera parada será en Las Orillas del Despertar, hogar primordial del Vuelo Negro. Tras las acciones de Alamuerte en Cataclysm, las criaturas mortales del lugar se aferran como pueden a la vida tras la devastación de su antiguo líder. Aquí nos encontraremos una vez más con la Liga de Expedicionarios, que anda tras la pista de un valor arqueológico que no se pueden permitir pasar por alto. El villano de este pequeño arco argumental será Djaradin, un gigante capaz de crear zonas volcánicas y que está contaminando el ecosistema de la zona. La segunda zona por la que pasaremos en el desarrollo de la historia será las Llanuras de Ohn’ahran, lugar ancestral de una tribu de centauros mucho menos primitivos que los que encontramos por Azeroth, ya que hicieron las paces con el Vuelo Verde y evolucionaron mientras aprendían de sus nuevos compañeros. El conflicto local vendrá a causa de unos protodragones que están devorando a miembros del Vuelo Verde y destruyendo sus asentamientos.

De ahí daremos un salto a las Tierras Azures, hogar del Vuelo Azur y una de las "zonas más grandes" jamás creadas para World of Warcraft. Esta zona está inspirada en Colinas Pardas, zona reconocida de la expansión Wrath of the Lich King. Vemos en imágenes esa niebla costera tan característica del lugar y unos árboles gigantes que cubren toda la zona. Las Tierras Azures será un lugar muy vertical, donde iniciaremos nuestra travesía por el bosque e iremos ascendiendo por la tundra hasta acabar en lo alto de las montañas nevadas. En esta ocasión nos encontraremos una vez más con los Tuskarr, esas morsas que ya vimos en durante la Lich King y que ahora presentan modelos femeninos e infantiles, así como una nutria muy simpática de montura. Kalecgos será el principal protagonista de la zona, que no dudará en aliarse con los Tuskarr y con nosotros para salir adelante. Y por último, Thaldraszus, un mapa muy distinto a los anteriores, ya que presenta un lugar mucho más avanzado gracias a las estructuras titánicas que adornan la zona. Zona montañosa y laveríntica, así como lugar de descanso para el Vuelo Bronce, será nuestra última zona en el progreso hasta el nivel 70.

Las Islas Dragón están habitadas por criaturas que ya hemos conocido en anteriores expansiones.


Blizzard ha descrito las nuevas zonas como "enormes", repletas de profundidad en cuanto a exploración. Si bien serán zonas más grandes que las que hemos visto en Shadowlands, el progreso por ellas será idéntico. Avanzaremos por primera vez completando misiones principales para la campaña y actividades secundarias que nos ofrezcan experiencia, nuevas piezas de equipo y un poco de reputación extra con las distintas facciones de Dragonflight. Una vez hayamos alcanzado el nivel máximo, podremos acceder a las zonas de nivel de poder alto de cada una de las zonas, donde ya sí tendremos que completar misiones de mundo o requisitos para algunas de las características que lleguen a esta expansión. Lo que sí tendremos desbloqueado desde un principio es la posibilidad de volar por las Islas Dragón a lomos de nuestra montura, pero habrá limitaciones. Tendremos que avanzar con el progreso de nuestra montura para que pueda acceder a zonas ocultas del mapeado, por lo que si bien podremos volar, las zonas serán limitadas.

En las últimas entrevistas por parte de los desarrolladores, hemos visto que muchos de ellos hablaban de poner fin a algunos de los dolores de cabeza más importantes para los jugadores. Uno de los temas a tratar han sido las recompensas de la Gran Cámara, cuestionadas por la aleatoriedad y por los requisitos para acceder a ellas. Blizzard revisará esto y echará un ojo a las restricciones con el botín personal de cara a ayudar a las hermandades en su progreso en las distintas bandas. Y si hablamos de contenido instanciado, Dragonflight aumentará todavía más su apoyo a las mazmorras Míticas, y ahora durante cada temporada veremos una rotación de 4 mazmorras originales de la expansión y 4 clásicas. Este cambio llegará en la Temporada 4 de Shadowlands, es decir, dentro de unos meses, por lo que ya nos podemos hacer a la idea de lo que nos esperará en la próxima expansión.

En cuanto a mazmorras, veremos a una rediseñada Uldaman, que ahora será una instancia para jugadores de nivel máximo. Alexstrasza nos pedirá una nueva incursión a estos aposentos titánicos para hacernos con unos discos de información que están ocultos tras una nueva cámara de los titanes. La mazmorra sufrirá una remodelación y se podrá probar por primera vez durante el parche pre-expansión. En Neltharus ayudaremos al Vuelo Negro a enfrentarse a Djaradin por el control de su hogar, mientras que en Piscinas de la Vida sólo sabemos que estarán presentes los miembros más importantes del Vuelo Rojo. Por último, Las Encarnaciones Primigenias será la primera banda de esta expansión. De temática elemental, donde veremos algunos de los parientes del mítico Ragnaros.



UN RENOVADO SISTEMA DE TALENTOS

Diez años después de simplificarlo todo, Blizzard rediseñará el sistema de talentos. Con el lanzamiento de Mist of Pandaria en 2012, la selección de talentos pasó a ser de uno entre tres por línea, lo que daba a poco más de cinco talentos para elegir. Esta decisión jamás ha convencido a los jugadores, que añoraban aquellos tiempos en los que un Druida podía ser un híbrido de Restauración y Equilibrio o el Paladín Sagrado con gran poder de ataques gracias a unos talentos de la rama Represión. Blizzard ha decidido rediseñar los árboles de talentos gracias al feedback recibido en World of Warcraft Classic, y este nuevo sistema será una especie de simbiosis entre los talentos del arma artefacto de Legion y de los conductos de nuestra curia de Shadowlands.

Lo primero que podemos ver es que regresa el sistema de arboles para los talentos, y cada clase tendrá dos para seleccionar. El primero de ellos será el básico para la clase y la compartirán todas las especializaciones, mientras que el segundo será único de nuestra rama. A medida que subamos de nivel, en vez de desbloquear nuevos hechizos como se hacía hasta ahora, ganaremos puntos de talento, ya sean para el árbol de clase o para el de nuestra especialización, y tendremos que decidir cuáles son los talentos que más se adaptan a nuestro estilo de juego. En el caso del Druida Restauración, la única rama a la que hemos tenido acceso en esta última presentación, habilidades como Rejuvenecimiento o Alivio Presto formaban parte de la rama de talentos, y no como hechizos que se aprendan con la subida de nivel.

A falta de que se lance la beta y podamos profundizar en este nuevo sistema, hemos visto que existen distintos tipos de talentos: algunos están rodeados por un círculo, otros por un cuadrado, y también algunos con forma de rombo apartados del árbol de talentos y otros de forma octogonal. No sabemos qué se diferencian los unos de los otros, pero sí parece que los octogonales llevan a una decisión entre un talento u otro. En el caso del Druida Restauración, vemos que se da la posibilidad de elegir entre la Encarnación o el Convocar a los espíritus, que todo indica que se convertirá en un nuevo talento tras haber formado parte de Shadowlands como un hechizo de curia. También hemos visto que los talentos que están separados del árbol tienen un número de color rojo, que todo parece indicar que se necesita una cantidad mínima de puntos repartidos por los árboles para poder desbloquearlos.

Como añadido adicional a la interfaz de talentos, ahora disponemos de un botón para reiniciar los talentos de manera rápida. Y además, ahora podemos crear varios conjuntos de talentos predefinidos para que se adapten a lo que necesitamos en cada momento. Por ejemplo, un conjunto para actividades JcJ, otro para mazmorras y para bandas, o para hacer misiones de mundo. El cambio será rápido y evitará que los jugadores pierdan más tiempo del necesario configurando las estadísticas de su personaje.

Las profesiones y las ramas de talentos reciben un importante lavado de cara.


NUEVA RAZA Y CLASE: LOS EVOCADORES DRACTHYR

World of Warcraft: Dragonflight tendrá una temática dracónica, y no podía faltar una raza con estas características. En este claso se trata de algo único, ya que los Dracthyr son dragones humanoides nativos de las Islas Dragón con una característica única: su raza va a ligada a la nueva clase. Al igual que los pandaren, los Dracthyr son una raza neutral que sirven tanto a la Horda como a la Alianza. Sus habilidades les permiten cambiar de forma entre dragón y humanoide, parecido al poder de los huargen. Esta clase será exclusiva para todos los jugadores que compren la expansión.

De su historia no sabemos gran cosa, solo que fueron una de las tantas creaciones de un Alamuerte desesperado por conseguir una parte de su poder. Este ejército de dracthyr perdieron una batalla importante y quedaron congelados en el tiempo sin saber qué fue de su creador. En el momento de escribir estas líneas, los dracthyr solo pueden especializarse como Evocadores, con una especialización de daño de rango medio y una especialización de curación. La primera de estas dos ramas, Devastación, utiliza las magias del Vuelo Azul y del Rojo para causar daño a los enemigos, mientras que Preservación cura a sus aliados mediante las fuerzas del Vuelo Bronce y Verde. Esta clase tendrá una nueva mecánica conocida como 'potenciación única', que básicamente aumenta la potencia de nuestros hechizos cuanto más tiempo hayamos pulsado la tecla. Algunos hechizos tienen hasta tres niveles de potenciación, mejorando enormemente sus efectos.

Los Evocadores Dracthyr arrancarán su historia al nivel 58, como otras de las clases héroe que hemos visto en anteriores expansiones, con su propia zona de inicio y su historia personal. Desde Blizzard han confirmado que la creación de estos personajes se activará unas semanas antes del lanzamiento de Dragonflight, durante el parche pre-expansión, para que así los jugadores se puedan hacer al personaje antes del lanzamiento.

La nueva interfaz será más simple y fácil de entender. Todos los elementos podrán moverse de sitio.


CAMBIOS ANUNCIADOS

A lo largo de las últimas semanas varios miembros del equipo de desarrollo de World of Warcraft: Dragonflight han ofrecido varias entrevistas donde han repasado algunos de los cambios que recibirá el juego en su próxima expansión. Algunos de estos cambios son pequeños, pero otros más relevantes. No hay mucha información sobre ellos, por lo que os dejamos con una lista de todas las mejoras que llegarán a Dragonflight.

- Blizzard eliminará las restricciones a las clases Mago, Pícaro y Sacerdote, lo que quiere decir que todas las razas podrán desempeñar estos roles. Los tauren y los draenei podrán ser pícaros, y en el caso de los primeros también magos. El equipo de desarrollo quiere hacer lo mismo con otras razas y clases, pero antes deben plantearlo bien de cara a la historia. ¿Veremos un no-muerto Druida? Quizás en un futuro.

- La interfaz de usuario recibirá un completo rediseño. Será más moderna y minimalista, permitirá a los jugadores mover y cambiar el tamaño de todos los elementos de la interfaz. Los desarrolladores creen que el uso de addons no debería estar tan extendido y plantear integrar algunos de ellos en la propia interfaz del juego.

- Las profesiones serán importantes en Dragonflight y recibirán un completo rediseño. Un sistema que se mantendrá con la llegada de nuevas expansiones y que no quieren dejar en el olvido. No todo son buenas noticias: Arqueología no recibirá ningún cambio.

- La progresión en Dragonflight será compartida a nivel de cuenta, como la reputación o los recursos que hayamos conseguido en las Islas Dragón. Esto facilitará la creación de personajes secundarios.



CONCLUSIÓN

El equipo de World of Warcraft ha dejado claro que ya es hora de hacer caso a la comunidad, y las últimas actualizaciones de Shadowlands, así como algunas características de Dragonflight, invitan a ilusionarse en ese aspecto. ¿Merecerá la pena volver a Azeroth con el lanzamiento de Dragonflight? Todavía es muy pronto para decirlo, pero tras los tropiezos de Battle for Azeroth y Shadowlands, Blizzard no debe permitirse otro error que frustre a la comunidad.

Aún con todo, el mundo de World of Warcraft es enorme y está repleto de historias que queremos conocer. Todo lo mostrado hasta ahora es motivo suficiente para que tanto veteranos como nuevos jugadores cuenten los días para sumarse a la aventura en las Islas Dragón. ¿Su lanzamiento? Aunque en estos momentos todavía no se ha concretado, todo parece indicar que llegará durante los primeros meses del próximo 2023.

Avance de World of Warcraft: Dragonflight: Todo lo que hay que saber sobre World of Warcraft: Dragonflight
Avance de World of Warcraft: Dragonflight: Todo lo que hay que saber sobre World of Warcraft: Dragonflight
Avance de World of Warcraft: Dragonflight: Todo lo que hay que saber sobre World of Warcraft: Dragonflight
Avance de World of Warcraft: Dragonflight: Todo lo que hay que saber sobre World of Warcraft: Dragonflight
Avance de World of Warcraft: Dragonflight: Todo lo que hay que saber sobre World of Warcraft: Dragonflight
Avance de World of Warcraft: Dragonflight: Todo lo que hay que saber sobre World of Warcraft: Dragonflight
Avance de World of Warcraft: Dragonflight: Todo lo que hay que saber sobre World of Warcraft: Dragonflight
Avance de World of Warcraft: Dragonflight: Todo lo que hay que saber sobre World of Warcraft: Dragonflight

Los rediseños a algunas de las características. La nueva raza y clase.
Todavía es pronto para encontrarle un aspecto negativo.
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Avances: ____GEX_____, Aceskies, Doscv, elite, Keyser Soze, Mynra.
×