¡Colabora!
0
La gran apuesta de Nintendo
Nintendo Switch

La gran apuesta de Nintendo

Todo nos lleva a pensar que estaremos ante un bombazo como fue Breath of The Wild.

Por Keyser Soze,
0 0 0

The Legend of Zelda: Breath of The Wild marcó un camino, el de los sándbox, en el que la mayoría encontramos nuevos alicientes y una frescura tan completa y genuina que era difícil no perderse horas y horas. En la excelencia que sentó es en el lugar en el que se asientan las expectativas para esta secuela, aún sin nombre, que saldrá en 2022.

Este recién terminado E3, más descafeinado que otros años, nos ha dejado algunas pistas tras una conferencia de Nintendo en la que se cumplieron las apuestas y la secuela, in game, fue mostrada. Lo primero de todo que cabe destacar es que un (aparentemente) Link aparece flotando y cayendo desde una altitud a la que no estamos acostumbrados. En Breath of the Wild con la paravela podíamos simplemente planear desde montañas, algunas muy altas, sí, pero nunca tanto. No sabemos si este detalle nos quiere decir mucho o forma parte simplemente de una cinemática construida y scriptada ad hoc para el trailer pero, y siguiendo la estela de su antecesor, si los elementos de la naturaleza tenían mucha presencia quizás las alturas, el aire y todo lo que hay a su alrededor sean un eje central en este nuevo juego. No es además el único detalle que nos invita a pensar eso, también lo es que existen montañas flotantes, algo que convierte los biomas que ya hemos visto en algo mucho más fantástico y onírico de lo que ya era. Podemos equivocarnos y para eso estamos también aquí, pero no sería descabellado pensar que el desarrollo de esta secuela tenga una vertiente donde los biomas sean más verticales y no solo en términos de horizonte, llanura y montañas como proponía el primero.

Justo antes de la anterior escena, en una breve cinemática vemos como la calamidad se apodera del brazo de (otra vez, presuntamente) Link previo a una caída al vacío de Zelda. Dicho brazo que ya en esa caída en picado desde los cielos se ve reconstruído por algún tipo de tecnología aparece más adelante en lo que se podría decir, con un poco de guasa, que es el wearable de la piedra Sheikah. Y este es, por consiguiente, un detalle enorme. Si los poderes de la piedra Sheikah se amplían (como parece que va a suceder) y además se incorporan de una manera más plástica al propio personaje que manejemos parece que las posibilidades se multiplican. Recordemos que la propia tecnología antigua de los Sheikah era el eje central de la jugabilidad de Breath of the Wild y, quizás, el centro de gravedad sobre el que pivotó el primer juego a la hora de relacionarse con los escenarios, enemigos, elementos, etc.

¿El nuevo gran aliciente de esta segunda parte?



Y entonces ahora toca hablar de esos poderes. A los ya conocidos paralizador, bombas remotas, imán y témpado (obviando la cámara de fotos y los amiibos) parecen unirse, al menos de momento dos nuevas habilidades. La primera de ellas tal y como vemos en el trailer parece que nos permitirá utilizar el tiempo a nuestro antojo, o al menos un poco. En una escena que deja lugar a pocas dudas, unas enormes bolas de metal y pinchos están cayendo hacia link de forma inexorable cuando hace uso de dicho poder. Gráficamente además apreciamos que existe una especie de aureola que gira en el sentido contrario de las agujas del reloj. La bola queda marcada, el resto del escenario pasa a un gris plano y entonces la bola hace el camino de vuelta por donde ha venido, llevándose por delante a los enemigos que estaban tras ellas. En resumen, parece que vamos a poder, como poco, rebobinar el tiempo. A la antigua usanza. No sabemos si se nos permitirá también acelerarlo pero no parece descabellado pensar que esta nueva habilidad vaya a cobrar mucha centralidad en los diferentes tipos de templos y mazmorras que aparezcan en el juego, se construyan o distribuyan estos como fueren.

La otra habilidad destacada tiene que ver con los elementos. En determinado momento el agua de un charco, también con un efecto "rebobinador", se aglutina en una gota que asciende hacia arriba y permite a link atravesar paredes. Por entenderlo de manera rápida, si alguna habilidad permanente (que hayamos obtenido tras derrotar a un jefe) o un módulo de la piedra Sheikah nos permite esto, estamos, en resumen ante un uso similar a la jugabilidad que nos ha ofrecido juegos (de excelsa calidad en este caso) como Portal. Veremos si ese nuevo poder unido a un desarrollo más vertical toman más presencia y de qué manera pero desde luego las sensaciones que dejan esos tres o cuatro segundos no podían ser más esperanzadoras. Al margen de eso, la llanura de Hyrule toma presencia en el trailer con un castillo de Ganon levantándose en el aire sobre sus propios cimientos. Antes de ello también hemos podido observar a Link como empuña, al más puro estilo Barret de Final Fantasy VII, una cabeza de dragón en su brazo (esta vez en el izquierdo) que lanza llamas. Es decir, nuevas armas para todo el desarrollo del combate aparecerán habiéndonos dejado Nintendo de momento esta pildorita, que no es poco.


Volareeeee, uooooh.


En definitiva un juego que esperamos con deseo, con la esperanza de que cumpla las expectativas y con las ganas de poder disfrutarlo al máximo. No sabemos si en una hipotética Switch Pro aunque el trailer subido a YouTube por Nintendo corre a unos perfectos 60 fps. Un bombazo que esperemos que llegue pronto, aunque ese "we are aiming 2022", es decir, que están intentando llegar a 2022 pero tampoco lo asegura, nos deja un sabor agridulce. Aún quedan muchas incógnitas que despejar como el papel de la propia Zelda en la aventura, si será jugable o no o la estructura del propio juego, si más narrativa en términos clásicos o más abierta como el primer juego. Esperemos pues que Nintendo priorice un juego amado por pequeños y mayores y llegue a nuestras estanterías con la mayor calidad posible lo más pronto posible. Desde luego el tráiler no parece indicar lo contrario.

Avance de The Legend of Zelda: Breath of the Wild 2 (título provisional): La gran apuesta de Nintendo
Avance de The Legend of Zelda: Breath of the Wild 2 (título provisional): La gran apuesta de Nintendo
Avance de The Legend of Zelda: Breath of the Wild 2 (título provisional): La gran apuesta de Nintendo

Parece mantener lo que hizo bueno a su predecesor al tiempo que lo expande.
Que haya que esperar a 2022 para jugarlo.
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Avances: ____GEX_____, Doscv, elite, Keyser Soze, MrRafa, NewRandomAge, Wuyashen.
×