¡Colabora!
0
Sniper Elite 5 - ¡Ya lo hemos jugado!
PC PlayStation 4 PlayStation 5 Xbox Xbox One

Sniper Elite 5 - ¡Ya lo hemos jugado!

Nos metemos en la piel de Karl Fairburne para jugar por primera vez a Sniper Elite 5. Os contamos lo que nos ha parecido el regreso de la serie de Rebellion.

Por Juan B.,
0 0 0

Hace unas cuantas semanas hacíamos un repaso de todo lo que podíamos esperar de Sniper Elite 5, el esperadísimo híbrido de acción y sigilo de Rebellion. A juzgar por sus presentaciones, sabíamos que podíamos esperar un más y mejor respecto a la última entrega, pero no ha sido hasta hace poco cuando hemos podido probarlo de primera mano. Rebellion nos ha invitado a una presentación digital donde hemos podido jugar nuestras primeras horas a Sniper Elite 5. Durante esta prueba hemos podido movernos por tierras francesas, disparar a muchos nazis (nos encanta ver sus craneos explotar en mil pedazos) e infiltrarnos en un castillo francés. Aunque es evidente que la franquicia siempre ha apostado por el uso del francotirador, esta nueva entrega ofrece distintas vías que lo hacen aún más disfrutable y rejugable. Hoy os contamos todos los detalles de nuestra primera toma de contacto con el juego.

La preview que jugamos se centraba en la segunda misión del juego, que nos llevaba hasta un château francés ocupado por las fuerzas alemanas. No os vamos a hacer mucho destripe, pero el contexto el siguiente: Karl Fairbune no está en terreno francés por casualidad, sino que está metido en una peligrosa misión ordenada por el SOE, que anda con la mosca tras la oreja al descubrir que el ejército nazi quiere poner en marcha la Operación Kraken, un proyecto secreto del que no sabemos absolutamente nada. Por suerte para Karl, la resistencia francesa está dispuesta a echarle una mano, ya que uno de los generales más cercanos a Hitler está rondando el château junto a varios escuadrones del ejército alemán. ¿Nuestro objetivo? Infiltrarnos en el lugar y encontrar la oficina secreta del general para, con suerte, arrojar algo de luz sobre la Operación Kraken.

La puesta en escena de Sniper Elite 5 es impresionante, ahora con escenarios mucho más grandes.


Lo primero que salta a la vista es que el escenario es enorme. Estamos hablando, con total seguridad, de uno de los entornos más grandes y detallados dentro de la serie Sniper Elite. El escenario tiene como protagonista a un enorme castillo francés que está rodeado por varios puestos de vigilancia, algunas granjas y una red de túneles por los que podemos movernos, pero de eso ya hablaremos más adelante. Esta es una zona frondosa, y a la hora de cumplir nuestra misión, infiltrarnos en el castillo, tenemos muchas formas de hacerlo, con total libertad para elegir los objetivos y movernos por este entorno natural. Por supuesto, los prismáticos vuelven a ser una herramienta fundamental para la infiltración, ya que al marcar a los enemigos tendremos acceso a distinta información, como su estado de nerviosismo, su nombre, una pequeña biografía y las armas que portan. Además, esto sirve para "marcarlos" y que no los perdamos de vista en ningún momento. A partir de ahí ya es decisión nuestra el cómo ejecutaremos al enemigo, si en sigilo o con nuestro clásico rifle de francotirador.

Consejo: la primera vez, improvisa sobre la marcha. Explora el campo de batalla, interactúa con el escenario, busca escondites en los que refugiarte y tantea tus posibilidades. Ya habrá tiempo más adelante en una segunda pasada para prestar atención a los logros/trofeos, desafíos o coleccionables. Sniper Elite 5 se disfruta muchísimo más cuando no tenemos un plan trazado y simplemente nos dejamos guiar por lo que sucede en el momento. La evolución de Rebellion en el desarrollo de videojuegos y la experiencia ganada con Sniper Elite 4 ha propiciado que los escenarios sean mucho más grandes, pero también más verticales. Una de las pegas que podemos tener con la cuarta entrega es que los caminos al objetivo final suelen ser muy lineales, con más de un camino, sí, pero lineales al fin y al cabo. En Sniper Elite 5 se ha intentado poner fin a este problemilla con algo práctico pero efectivo: la posibilidad de que podamos escalar por enredaderas, tuberías o movernos por una red de túneles que conectan con todas las áreas del nivel.

La experiencia se disfruta mucho más dejándonos llevar, sin un guión establecido.


La escalada era una mecánica que nos tenía con la mosca detrás de la oreja. No nos quedaba claro si era opcional, o si podíamos escalar por cualquier estructura, o si iba a suponer un gran cambio en lo jugable. Antes de ponernos a los mandos estuvimos presenciando una charla entre el equipo de desarrollo donde explicaban las bondades de esta nueva mecánica, y este nivel ha despejado todas nuestras dudas. Las enredaderas están colocadas por ciertas partes del mapa, aunque no en todas. En algunas casas, en las zonas más descuidadas del castillo o en los jardines que hay alrededor. No hay ningún requisito para utilizarlas, por lo que no tenemos que traer con nosotros ninguna herramienta secundaria que nos permita realizar esta acción. En este nivel su uso era vital para acabar con los francotiradores enemigos que nos delataban al movernos por tierra o como vía de escape al completar la misión, ya que podíamos acceder a una terraza que nos llevaba directamente a los jardines y de ahí a la salida. Nos hemos quedado con la duda de cómo funcionarán las tirolinas, pero visto lo visto, no era el nivel más apropiado para ponerlo en práctica.

El diseño de este nivel presentaba toneladas de oportunidades para afrontar cada escenario. Las comparaciones son odiosas y no quiero caer en ellas, pero inevitablemente pensé en Hitman 3. No se trata de que Sniper Elite 5 pretenda parecerse al juego de IO Interactive, ni muchísimo menos, pero sí recuerda al modo de cómo deja repartidos por el escenario muchos elementos para que usemos a nuestro antojo y adaptemos la partida a nuestro estilo de juego. Podemos apuntar a los tanques de combustible desde lejos y crear una distracción (o hacer una masacre), o disparar a unas poleas con cargamento que caigan encima del enemigo. Podemos arrastrarnos por el escenario mientras nos ocultamos entre matorrales, apuñalar a los nazis o acabar con ellos con munición silenciada. Ahora, además, hay un nuevo tipo de escondiste en forma de pequeñas grietas en la pared por las que podemos colarnos reptando y acceder fácilmente a un edificio y acabar con algún vigilante sin causar mucho revuelo. Como añadido nuevo a nuestro inventario tenemos botellas de vidrio, que podemos portar hasta un máximo de cuatro y reponer en cualquier momento en algunos de los puestos de vigilancia. Sirven para lo que ya os podéis imaginar, lanzarlas a un punto concreto, que se rompan en mil pedazos y crear una distracción. Y si lo que preferimos es asegurarnos la baja sigilosa, podemos silbar y atraer al enemigo, que es otra de las novedades de esta entrega.

Una de las novedades de esta entrega son los bancos de trabajo, donde desbloqueamos nuevas armas y modificamos las que ya tenemos.


No todo será avanzar en las misiones principales, también hay lugar para los objetivos secundarios. Cada nivel tendrá sus recados opcionales, pero nosotros hemos tenido una cadena de objetivos secundaria en esta misión. El objetivo estaba marcado desde un primer momento, pero teníamos que acceder a la zona marcada, que resultaba ser una pequeña fracción del escenario, y encontrar un archivo de inteligencia que nos hablaba de un canciller alemán que tenía una copia de las llaves de esta red de túneles de la que ya os hemos hablado. Con el nombre y apellidos del soldado, no quedaba otra que inspeccionar cada área con el fin de encontrar a nuestro objetivo, asesinarlo y hacernos con las llaves. Al hacerlo desbloqueábamos un nuevo atajo que conectada con todas las zonas del mapa y que pasaba totalmente desapercibido. No era tarea fácil hacerse con las llaves, pero la recompensa merecía la pena. En este punto descubríamos otra de las novedades de Sniper Elite 5, y es que había tres puntos de reaparición repartidos por el escenario. Esto quiere decir que, una vez completa la misión, al repetirla por segunda vez podíamos cambiar la zona en la que vamos a reaparecer. A priori no parece que esto vaya a cambiar la rutina de las patrullas alemanas, pero daba pie a nuevas pasadas cambiando la forma de ejecutar la misión.

Entrando en detalle al respecto de las novedades puramente jugables, encontramos una nueva mecánica a la hora de recargar las armas. El esquema de controles es idéntico al de Sniper Elite 4, pero ahora al recargar el arma se activa una pequeña prueba de habilidad, que no deja de ser un QTE de toda la vida, que si pulsamos una vez más el botón de recarga en el momento indicado, aceleraremos el proceso. No os voy a engañar, me resultó un poco incómodo este comando durante los primeros minutos, pero rápidamente se pasó la sensación. Esto le da un plus de dificultad en los picos de máxima tensión mientras nos vemos acorralados por el enemigo, lo que hará aún más difícil acertar la recarga rápida. Por otro lado están las mesas de trabajo, que si ya habéis jugado a Zombie Army 4 os podéis hacer una idea de para qué sirven. Estas mesas están escondidas por todos los niveles, y en el que jugamos teníamos hasta tres. No están señaladas en el mapa, por lo que no las veremos a simple vista. Además, no es fácil dar con ellas, pues siempre vamos a necesitar localizar su escondite secreto o las llaves de la habitación donde están escondidas. Al hacerlo encontraremos un arma especial con un número limitado de usos, recursos en forma de munición, botellas, vendas y botiquines de primeros auxilios, y por supuesto la posibilidad de usar la mesa. Aquí podemos personalizar nuestro rifle, arma corta y de media distancia. Su apariencia, su color, e incluso la forma y cualidades de sus balas. Con la pistola podíamos crear munición silenciosa que no alertaba a los enemigos, mientras que para el rifle podíamos confeccionar balas con penetración de armadura para aquellos soldados de élite que suelen ser un dolor de cabeza.

Cada acción nos recompensa con experiencia, que se traduce en nuevas habilidades para desbloquear y hacernos la vida un poco más fácil.


CONCLUSIÓN

Con la sesión de juego llegando a su fin empezamos a hacer balance de todo lo que hemos visto y llegamos a la conclusión de que Sniper Elite 5 nos ha dejado impresionados por lo divertido que es y lo fresco que se mantiene. Hay pocos cambios en una fórmula que, al menos por ahora, no necesita mucho más, y todo lo nuevo es bienvenido por lo estupendamente bien que encaja con todo lo demás. Sin ser un Triple A o un juego que vaya a estar en las nominaciones a los grandes premios, a poco que te guste la temática de la Segunda Guerra Mundial desde la perspectiva de un francotirador, no vemos motivos por los cuales no vayas a disfrutar de todo lo que propone. Su lanzamiento está a la vuelta de la esquina, el 26 de mayo para PS4, PS5, Xbox One, Xbox Series X|S y PC.


Hemos realizado estas impresiones tras probar el juego a través de Parsec y asistir a una presentación invitados por Bumble3ee Interactive.


Avance de Sniper Elite 5 : Sniper Elite 5 - ¡Ya lo hemos jugado!
Avance de Sniper Elite 5 : Sniper Elite 5 - ¡Ya lo hemos jugado!
Avance de Sniper Elite 5 : Sniper Elite 5 - ¡Ya lo hemos jugado!
Avance de Sniper Elite 5 : Sniper Elite 5 - ¡Ya lo hemos jugado!
Avance de Sniper Elite 5 : Sniper Elite 5 - ¡Ya lo hemos jugado!
Avance de Sniper Elite 5 : Sniper Elite 5 - ¡Ya lo hemos jugado!
Avance de Sniper Elite 5 : Sniper Elite 5 - ¡Ya lo hemos jugado!
Avance de Sniper Elite 5 : Sniper Elite 5 - ¡Ya lo hemos jugado!

Divertidísimo y rejugable. Un escenario enorme y con muchas posibilidades.
La IA tiene algún comportamiento extraño ocasional, nada grave.
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Avances: ____GEX_____, Aceskies, Doscv, elite, Keyser Soze, Mynra.
×