¡Colabora!
0
Jugamos al modo cooperativo
PlayStation 3 Xbox 360

Jugamos al modo cooperativo

Resident Evil vuelve con un cambio de ambientación pero con las mismas bases que encumbraron a la cuarta entrega.

Por Pablo Ayllón Lolo,
0 0 0

Tras deleitarnos con el prometedor Street Fighter IV, los chicos de Proein nos tenían guardado otro plato fuerte con el sello de Capcom: nada menos que un par de niveles que se mostraron en el Tokio Game Show del modo cooperativo de Resident Evil 5, uno de los juegos más deseados del panorama actual. La pantalla partida es cosa del pasado; en nuestra odisea africana un jugador controla a Chris Redfield y el otro a su compañera Sheva Alomar gracias al sistema online. El continente que vio nacer al hombre está de moda en los videojuegos, qué duda cabe.

Como ya es sabido por todos, Resident Evil 5 se asienta en las bases de su antecesor (que dio un giro de 180 grados a la saga) y lo mejora en muchos aspectos. Sin ánimo de andarnos con rodeos, centrémonos en las impresiones que nos ha causado en su versión para PlayStation 3.

Antes de hablaros del desarrollo de los niveles, queremos explicaros brevemente el control. En términos generales es idéntico al de Resident Evil 4, con la cámara situada a la espalda del personaje y botones para apuntar, recargar, disparar y otras acciones básicas. Hasta aquí nada nuevo. Sin embargo, a los que no les convenza este tipo de control tienen la posibilidad de elegir uno denominado shooter que se acerca más al de, por ejemplo, Uncharted de PS3 y Gears of War de 360, salvando las distancias. Apoyamos totalmente la idea, ya que hemos comprobado que ambos funcionan sin problemas y adaptan la experiencia de juego a todos los gustos. Tal vez el nuevo sea más asequible (no olvidemos que emplea las dos palancas analógicas), pero los que estén acostumbrados a manejar a Leon por tierras hispanas al estilo de Resident Evil 4 también se sentirán como pez en el agua al mando de Chris.

Chris y Sheva no se limitan a ir juntos a todas partes para machacar unas cuantas cabezas, sino que en ocasiones tendrán que separarse para abrirse camino el uno al otro. Por ejemplo, Chris puede impulsar a su compañera para saltar una buena distancia o ayudarla a trepar un muro al más puro estilo de Army of Two. En ese momento, Sheva tiene que apañárselas para volver a reunirse con Chris (véase abrir una puerta desde el otro lado) mientras que éste se dedica a abatir a los enemigos con disparos certeros del rifle de francotirador.

El hecho de jugar con otro personaje hace impensable tener que pausar la acción para acceder al inventario. Por esa razón, para equipar armas y usar objetos es necesario hacerlo en tiempo real, cosa que obviamente nos puede hacer vulnerables ante hordas de ciudadanos infectados que se acercan a nosotros hacha en mano. Bueno, hacha o palo con pinchos según el caso.

En estos dos niveles no hemos tenido acceso a un gran número de armas, tan sólo la pistola de toda la vida, una escopeta, el rifle de francotirador y granadas. Hay balas por todas partes, pero en los asedios más salvajes tienden a escasear. Suerte que al menos no hay que desperdiciarla para abrir cajas, ya que siempre podemos hacer uso del utilísimo cuchillo de combate. También podemos usarlo como último recurso para segar las vidas (por llamarlas de alguna forma) de los aldeanos, pero siempre es más fiable una buena arma de fuego. La mirilla láser vuelve a hacer relativamente sencillo apuntar a la cabeza, vital para ahorrarse munición y problemas.

Avance de Resident Evil 5: Jugamos al modo cooperativo
Avance de Resident Evil 5: Jugamos al modo cooperativo
Avance de Resident Evil 5: Jugamos al modo cooperativo
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

×