¡Colabora!
0
El último pato sobre la Tierra
PlayStation 4 Xbox One PC

El último pato sobre la Tierra

El primer título de The Bearded Ladies apuesta por una curiosa fusión entre el combate táctico por turnos y la exploración en tiempo real.

Por Griffith Did NothingWrong,
0 0 0

Que XCOM es uno de los títulos más influyentes de los últimos años es una obviedad; que el género del rol está viviendo una segunda y maravillosa juventud, afortunadamente es una realidad. Buena prueba de ello es el sensacional Divinity Original Sin II -cuyo análisis puedes leer aquí-, una sensacional aventura que presenta el gran acierto de aunar el combate estratégico de las excelentísimas obras de Firaxis Games y la libertad conversacional, de movimiento y de decisión de los juegos de rol; en otras palabras, es el perfecto testimonio de que esta fusión no solo es posible, sino que, si se realiza con primor y pasión, puede dar lugar a grandes exponentes de su generación.

Por suerte, parece que The Bearded Ladies está dispuesto a recoger este imponente testigo; el objetivo del estudio detrás de Mutant Year Zero: Road to Eden es sumergirnos en el vibrante y peligroso mundo del juego de rol de papel homónimo, ambientado en un futuro distópico y post-apocalíptico en el que la supervivencia de la humanidad aparece supeditada al desarrollo de importantes mutaciones. De igual forma, en esta extraña realidad algunos animales también se han visto afectados por ese proceso evolutivo; han ganado conciencia de sí mismos, por lo que la frontera entre animales y humanos está más difuminada que nunca. Justamente aquí nos sitúa Mutant Year Zero: Road to Eden, que nos propone un viaje por las zonas más afectadas y desconocidas para descubrir el Edén, un lugar ancestral que esconde la verdad detrás de todos los cambios que ha sufrido el mundo.


Como decíamos, la premisa jugable gira alrededor de la mezcla de combates estratégicos al más puro estilo XCOM, y de la exploración propia de los videojuegos de rol. Lo cierto es que una de las características más llamativas de esta propuesta es la libertad de movimiento de la que gozará el jugador, que controlará a un escuadrón de mutantes que habrán de deambular por distintos territorios en su avance hacia el Edén; estas incursiones en tiempo real en la Zona se centran en la recolección de recursos y pistas, así como en la posibilidad de enfrentar las distintas situaciones de diversas formas, ya sea mediante el sigilo o el combate directo, donde se produce una transición de la exploración al combate por turnos.

No obstante, lo que más haremos en Mutant Year Zero: Road to Eden, probablemente, será luchar; en los enfrentamientos la jugabilidad adopta una vertiente mucho más táctica, basada en algunos elementos como los puntos de acción -lo que nos permite realizar cualquier movimiento, sea atacar o cambiar de posición-, las coberturas, los porcentajes de impacto de nuestros ataques o las habilidades personales. Todo ello, en efecto, recuerda a las grandes características de los juegos en los que se inspira; sin embargo, el carácter propio del título aparece reflejado en la importancia de las mutaciones, que serán capaces de darle la vuelta a los combates, y que nos permitirán desplegar alas para atacar desde las alturas, hacer demenciales cargas o resistir grandes cantidades de fuego enemigo.

Cabe destacar, por otro lado, que habrá una gran variedad de personajes jugables, cada uno con su propia historia, personalidad y especializaciones: de los quince confirmados por el estudio, han sido revelados Dux, el letal y carismático pato que ha dado nombre a este avance; Bormin, un cerdo bípedo con pintas de duro; y Selma, una humana capaz de convertir su piel en piedra. Todos ellos podrán ser mejorados mediante determinadas mutaciones y equipo en el último reducto de seguridad de la humanidad, conocido como El Arca, que servirá como centro neurálgico para la planificación de nuestras misiones -queda confirmado, eso sí, que no dispone de elementos de gestión y construcción- y el aumento y modificación de nuestros compañeros. En conjunto, podremos configurar un plantel que destacará por sus elevadas posibilidades; para gustos, mutantes.

Conclusiones.

Mutant Year Zero: Road to Eden promete ser un retorno a una fórmula que ha triunfado por méritos propios, al tiempo que ofrece una impronta, cuanto menos, interesante; la posibilidad de adentrarnos en los peligros y la locuras de la Zona en nuestra búsqueda de respuestas y recursos es un sugerente añadido a la impecable y adictiva estrategia bélica nacida de la mano de XCOM, y aparece adornada por las mutaciones, personajes carismáticos y mecánicas inéditas en el género, como la capacidad de evitar los enfrentamientos gracias al sigilo. En cualquier caso, todavía falta tiempo para ver si todas estas grandes ideas consiguen relacionarse de forma satisfactoria -el título tiene previsto su lanzamiento a finales de este año-, pero es innegable que las expectativas son positivas.
Avance de Mutant Year Zero: Road to Eden: El último pato sobre la Tierra
Avance de Mutant Year Zero: Road to Eden: El último pato sobre la Tierra
Avance de Mutant Year Zero: Road to Eden: El último pato sobre la Tierra
Avance de Mutant Year Zero: Road to Eden: El último pato sobre la Tierra

El estratégico sistema de combate. La exploración y el aumento de posibilidades que conlleva.
Está por ver si todos los elementos se relacionan de forma satisfactoria.
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Avances: ____GEX_____, beto, CodeRed, Doscv, elite, MrRafa, NewRandomAge, Ohkouchi, Rodri.
×