¡Colabora!
0
La bola que a todo el mundo le mola
Nintendo Switch PC

La bola que a todo el mundo le mola

La serie Katamari llega rodando con una nueva versión de sus extrañas aventuras.

Por Juan Emilio Palomino González,
0 0 0

Si hay algo que claro respecto a Katamari Damacy es que no deja indiferente a nadie. Desde que se estrenó hace ya más de diez años, su loco argumentó, su estrafalaria jugabilidad y su particular estilo han conseguido encandilar a todo tipo de usuarios. Generalmente los abiertos de miras, todo sea dicho. Porque si tenemos que explicar de qué va a alguien que no sepa ni papa, como empecemos diciendo que el príncipe del universo tiene que crear las estrellas del firmamento arrastrando una pelota en la que se pega todo lo que encontremos, desde clips de oficina hasta enormes furgonetas como si fuéramos un escarabajo pelotero, como mínimo nos mirarían raro. Porque el juego ha tenido su recorrido, después de estrenarse en PlayStation 2, ha pasado por todas las consolas de portátiles de Sony, PlayStation 3, Xbox 360 y Smartphones. Pero lo mejor de todo es que antes de que termine el año, el juego hará su debut en PC y Nintendo Switch con Katamari Damacy Reroll, que es el juego del que os venimos a hablar hoy.

Y es que el juego recoge lo que vimos en su día y lo pule para su nuevo lanzamiento. La historia en el fondo es la misma de siempre, con el Rey del Cosmo haciendo de las suyas y su heredero bajando a la tierra para empezar a construir estrellas con los elementos más simples que se pueden encontrar. La mecánica perdura, con un tiempo determinado para que nuestro Katamari alcance las dimensiones indicadas mientras rodamos para que todos los elementos que sean más pequeños que él se queden adheridos. Esto procovará que se queden pegados, lo que influirá en el rodamiento de la bola y, sumado una buena cantidad de enseres, incremente su diámetro para que podamos acceder a más elementos que llevarnos puestos con cada paseo empujando la bola. Su diseño pensado para partidas cortas encaja a la perfección en Switch, al igual que su apariencia y la singularidad de su manejo.

Lo bueno de la serie, es que ha envejecido muy bien, por lo menos en su estética. Ya hace una década se trataba de un juego esquemático, construido con los polígonos justos para que cada elemento del escenario fuese a duras penas reconocible. Las texturas planas y el colorido hacían el resto. Años después, esa encantadora apariencia mantiene su vitalidad gracias a la misma premisa y el aumento de resolución en los gráficos. Nunca deslumbraron y nunca lo harán, pero nos dejarán con media sonrisita de complicidad en la comisura de nuestros labios. Lo mismo podemos del apartado sonoro, pegadizas melodías niponas (muchas cantadas) que empezaremos a tararear desde la segunda partida. En ese sentido, podíamos de decir que este Katamari Damacy Reroll aspira a versión remasterizada del original, con mejor iluminación y algunos detalles, pero en realidad no encontramos una evolución gráfica que justifique el tiempo pasado o su presencia en una plataforma mucho más potente. Más bien luce como los juegos retrocompatibles de Xbox 360 en Xbox One, la misma base pero con mejoras visuales y técnicas provocadas por un hardware muy superior. Ni más ni menos, lo que pretendían.

En el debe, tenemos que hablar del manejo. Ya en su día fue concebido para aprovechar los dos sticks analógicos del Dualshock, para que sintamos de primera mano cómo sería empujar una bola por todo el escenario con dos manos. De esta forma, según la dirección en la que las movamos podremos movernos lateralmente o ejercer presión en una zona diferente para que la pelota gire como queramos. El resultado era tan satisfactorio como frustrante en algunos compases, sobre todo en los momentos que nuestro Katamari tenía que interactuar con elementos mucho más grandes y chocábamos con el entorno cada dos por tres. Tantos años después, las sensaciones son las mismas. La idea es buena, la precisión y la interacción con lo que nos rodea no tanta. Si a eso sumamos que la versión de Nintendo Switch apuesta por la sensibilidad de los sensores de movimiento como uno de sus principales atractivos, solamente podemos esperar que no termine por ser tan irritante como en un principio puede parecer. Al menos tendremos el control analógico de toda la vida para que la experiencia de juego sea calcada a la original.

Este Katamari es el mejor de todos los aparecidos hasta el momento, tanto por ser el más completo como por ser el que mejor luce. Eso también juega en su contra, vale que sea un homenaje y que la serie a evolucionado poco a lo largo de los años, pero a veces nos queda la sensación de que estamos jugando exactamente a lo mismo que hace diez años, por muy divertido que resulte. Hasta los problemillas del control perduran, pequeñas frustraciones puntuales que se han adherido a la franquicia como una seña de identidad más. Pegaría que hubiesen pulido el manejo, haberle dado más empaque al apartado gráfico (aunque eso implicara optar por otro diseño) y alguna novedad más llamativa en cuanto a los modos de juego. Pero como este Reroll va de remaster más que de entrega nueva, pues se lo perdonamos. Porque nos lo pide el Rey del Cosmos, con cualquier otro seríamos mucho más severos.

Avance de Katamari Damacy Reroll: La bola que a todo el mundo le mola
Avance de Katamari Damacy Reroll: La bola que a todo el mundo le mola
Avance de Katamari Damacy Reroll: La bola que a todo el mundo le mola
Avance de Katamari Damacy Reroll: La bola que a todo el mundo le mola

El humor. La idea. El uso de los Joy-Cons. El estilo artístico.
El manejo y el apartado grafico, muy parecidos a los anteriores.
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Avances: ____GEX_____, beto, CodeRed, Doscv, elite, MrRafa, NewRandomAge, Ohkouchi, Rodri.
×