¡Colabora!
0
Impresiones finales - HUMANKIND
PC Mac

Impresiones finales - HUMANKIND

HUMANKIND, lo nuevo de Amplitude en el subgénero de la estrategia de construcción de imperios, apura los últimos meses hasta su lanzamiento, y nosotros te contamos todo lo que hay que saber sobre él.

Por Sergi Bosch [@GriffithDidNW],
0 0 0

Amplitude es uno de esos estudios que parecen dispuestos a disputar el impávido reinado de Civilization en lo que a estrategia 4X se refiere; ya lo vimos con los dos Endless Space, especialmente con una muy inspirada segunda entrega, y ahora se refrenda claramente con Humankind, un título que propone una suerte de reimaginación de los sistemas de desarrollo de imperios que ya había popularizado la célebre franquicia de Sid Meiers décadas atrás. No obstante, lo nuevo de Amplitude no se limita únicamente a renovar estéticamente el subgénero, sino que también se arriesga y plantea diversos ajustes a unos esquemas estratégicos totalmente establecidos. En las siguientes líneas trataré de contarte todo lo que necesitas saber sobre Humankind, para que su lanzamiento, fechado para el 22 de abril del presente año, no te pille desprevenido; no en vano hablamos de una de las propuestas más potentes de la estrategia en los últimos años.

En primer lugar, recapitulando con la cuestión del subgénero, cabe señalar que el 4X se basa en la gestión y desarrollo de imperios a través de diversas actividades, como la exploración, la conquista o la explotación de recursos (de ahí el nombre: eXplore, eXpand, eXploit, eXterminate), de manera que se introduce al jugador en un marco teórico un tanto complejo, extenso, en el que habrá de asimilar varios conceptos para poder seguir avanzando. Sin embargo, es innegable que el 4X normalmente no se adscribe a la vertiente más dura y diplomática de la estrategia, como sí que sería el caso del sensacional Crusader Kings III, por lo que en cierto modo se sitúa en un cómodo y premeditado punto medio de profundización táctica. Tradicionalmente, en la serie Civilization todo se centraba, como es fácilmente deducible por el título, en la expansión de una civilización, desde los albores de su creación hasta las vertiginosas vicisitudes de la modernidad y la ciencia del siglo XXI (e incluso más allá).



En este sentido, es bastante notable que Humankind, si bien posee ideas propias, es bastante deudor de esta configuración inicial, algo perfectamente lógico ya que no deja de ser una constante del subgénero. Así pues, lo nuevo de Amplitude también nos insta a controlar la evolución de una civilización; eso sí, con la salvedad de que habrá unas u otras disponibles según la era en la que nos encontremos. De esta manera, si nos situamos en la edad de bronce, podremos seleccionar entre egipcios, libios, romanos, asirios, babilonios, chinos, etc.; no obstante, estas solo una pequeña fracción de las 60 que habrá disponibles en total, 10 por cada era. Es pronto todavía para ver cómo funcionará el sistema, o si se antoja, acaso, un tanto restrictivo en pos de la veracidad histórica, pero de momento pinta genial. Cómo no, la cosa arranca en la era prehistórica, en la que habremos de fundamentar la supervivencia de nuestra temprana civilización, muchas veces combatiendo contra mamuts u otros mamíferos extintos, en lo que viene a ser una especie de rediseño de los bárbaros de Civilization; ya sabéis, esos enemigos neutrales que se van generando en campamentos escondidos y que intentan arrasar con todo lo que vean, aunque debo confesar que no estoy seguro de hasta qué punto es inteligente poner a los mamuts como “enemigos” de la época prehistórica.

Siguiendo con la cuestión de las civilizaciones, sobra decir que cada una de ellas tendrá unidades y construcciones emblemáticas, por lo que la diferenciación está asegurada; eso sí, a diferencia de Civilization, Humankind no se centra tanto en que te decidas por una condición de victoria (dinero, ciencia, conquista…) y la intentes explotar al máximo, sino que se hace fuerte alrededor de la idea de la adaptación, de saber improvisar y cambiar en función de tus vecinos y/o enemigos. Es un enfoque más multicultural, más variable, que permite que cada partida se sienta como algo único; es decir, es una reimaginación cuyo objetivo principal es potenciar el dinamismo estratégico, y ya puedo adelantar que es de las mejores noticias que trae este Humankind. Al final todo se traduce en que después de cada era podremos elegir entre diez culturas para “representarlas” en el siguiente periodo, de manera que nuestra propia civilización se enriquece por el acervo cultural, y se convierte en una suerte de combinación de imperios. Esto se refleja, sin duda, en una parte jugable, en la que cada cultura tiene aparejadas unas características en concreto, sí, pero también en la estética de nuestras ciudades, que van avanzando y dejando vestigios de momentos anteriores. En ese sentido, Humankind es una auténtica delicia.



Y es que en general el terreno cobra una dimensión mayor, especialmente si lo comparamos con sus competidores directos; hablo de una orografía más cuidada, lo que nos genera la necesidad de atender cuidadosamente a las características del paisaje, y de una representación visual mucho más satisfactoria. Evidentemente, los lugares emblemáticos siguen ahí, y ser el primero en descubrirlos tiene un doble beneficio; por un lado, podrás ponerles nombre (la nominación como acto cognitivo siempre ha sido un clásico en el ser humano); por otro, recibirás fama por tus labores en exploración. Al final, en Humankind todo gira alrededor de esta fama, de este prestigio, ya que, en palabras de sus creadores, “en la historia no se gana”; esto preconfigura un sistema de estrellas, de manera que habremos de obtener siete para pasar de una era a otra (en total, serán 21 disponibles en cada era; es decir, un total de 126). ¿Cómo se obtienen? Sencillo: jugando y resistiendo el inmisericorde paso de los años. Es decisión del jugador si se va a enfocar en el apartado bélico (bastante satisfactorio) para obtenerlas, o si va a decantarse por una aproximación más pacífica, en la que la construcción de monumentos y el desarrollo demográfico juegan un papel fundamental.



CONCLUSIONES

Es innegable que Humankind es heredero directo de la fórmula Civilization, algo que ya habíamos percibido en otros trabajos de Amplitude, como el excelente Endless Space 2, pero tampoco podemos obviar el hecho de que, en efecto, propone cosas nuevas en el género; de momento, la estrategia que plantea brilla especialmente por su dinamismo y adaptabilidad, aunque tiene alguna que otra decisión un tanto cuestionable. El resultado final lo veremos el próximo 22 de abril, si bien está claro que Humankind lo tiene todo para ser uno de los títulos de estrategia más potentes en este comienzo de generación… y quién sabe si más allá incluso.

Avance de Humankind: Impresiones finales - HUMANKIND
Avance de Humankind: Impresiones finales - HUMANKIND
Avance de Humankind: Impresiones finales - HUMANKIND
Avance de Humankind: Impresiones finales - HUMANKIND
Avance de Humankind: Impresiones finales - HUMANKIND
Avance de Humankind: Impresiones finales - HUMANKIND
Avance de Humankind: Impresiones finales - HUMANKIND
Avance de Humankind: Impresiones finales - HUMANKIND

Apartado artístico. Enfoque multicultural. El cambio de cultura. Muy dinámico. Adictivo.
La base se siente muy Civilization. Tiene algún planteamiento cuestionable.
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Avances: ____GEX_____, beto, Doscv, elite, Keyser Soze, MrRafa, NewRandomAge.
×