¡Colabora!
0
Evil West - Impresiones finales
PC PlayStation 4 PlayStation 5 Xbox Xbox One

Evil West - Impresiones finales

Así ha sido nuestra primera toma de contacto con el divertidísimo Evil West, lo nuevo de los creadores de Shadow Warrior y Trek to Yomi.

Por Juan B.,
0 0 0

Focus Entertainment anunció el mes pasado que Evil West, el juego de acción frenética que preparan los chicos de Flying Wild Hog, retrasaría su lanzamiento hasta el mes de noviembre. Una dura noticia para aquellos que esperaban catarlo durante estas mismas fechas. En uVeJuegos ya hemos podido jugar a un adelanto de lo que será Evil West y podemos decirlo más alto pero no más claro: la espera está mereciendo la pena. Hoy os queremos traer nuestras primeras impresiones con este weird west que nos ha recordado a juegos como Darkwatch, por su temática, y a Bullestorm, por lo que propone en los momentos de acción. El título, como decimos, estará disponible el 22 de noviembre para PlayStation 4, PlayStation 5, Xbox One, Xbox Series X|S y PC.

Empecemos por el principio. Evil West es un weird west, un subgénero que mezcla la ambientación del Lejano Oeste con lo sobrenatural, como criaturas demoníacas. Nuestro protagonista es un vaquero sureño de la frontera armado hasta los dientes que se ha envuelto en la complicadísima tarea de salvar lo poco que queda de los Estados Unidos de una invasión de vampiros que asola el país. Sorprende lo logrado que está a nivel visual, porque sin ser para nada espectacular en lo técnico y con unos escenarios que no quitan el hipo, sí hay un gran trabajo realizado en la estética sobrenatural, en los modelados de los personajes con sus gabardinas de cuero y sus sombreros planos, así como en los distintos tipos de criaturas que nos hemos encontrado a lo largo esta demostración.



Más allá de su reciente pelotazo con Trek to Yomi, en Flying Wild Hog se caracterizan por los juegos de acción frenéticos y violentos como la saga Shadow Warrior. En líneas generales, Evil West es más de lo mismo, un shooter de otra época que para muchos ya ha pasado de moda, pero que combina sabiamente el gunplay tradicional con un estilo de combate cuerpo a cuerpo muy versátil. Se juega como Bulletstorm pero en tercera persona, incluso hay un látigo con el que atraer a los enemigos y hacer todo tipo de virguerías con ellos. No os podemos dar muchos detalles de la historia para evitar destripes, pero en la misión que nos tocó jugar, algo avanzada en la historia, debíamos explorar una estación de teleférico y una mina abandonada por las fuertes nevadas. La estructura del juego es la que ya conocemos: nos movemos por escenarios lineales sin posibilidad de perdernos, hay documentos desperdigados por el escenario que nos aportan un poco de contexto sobre el universo que nos rodea, algunos elementos interactuables que abren caminos secretos a objetos coleccionables (que desbloquean cosméticos y nuevas habilidades) y, cuando la acción se presta a ello, un enorme escenario que ya nos adelanta que habrá una buena casquería vampírica en breves instantes.

El desarrollo de la aventura es el que es, pero donde brilla Evil West es en los momentos de acción. Las mecánicas de disparo son muy tradicionales. Si pulsamos el botón de disparar automáticamente vaciamos el cargador de nuestro revólver, mientras que si apuntamos y disparamos, lo hacemos con el rifle. No faltan los disparos electrificantes y otras habilidades especiales que desbloquearemos a lo largo de la aventura. También existe la posibilidad de frenar el ataque cargado de un enemigo si disparamos en el instante preciso en el que nos vayan atacado. Si lo logramos, el enemigo quedará debilitado y podremos ejecutarlo a costa de un buen baño de sangre y vísceras, o un daño extra si se trata de un enemigo poderoso. Por otro lado está el combate cuerpo a cuerpo, que recuerda mucho al de God of War, salvando las distancias. Tenemos a nuestra disposición un buen repertorio de movimientos que se ejecutan mediante la combinación de unos comandos muy sencillos. Es un control ágil y que funciona muy bien, podemos golpear con una lluvia de puñetazos, unas patadas voladoras, un esquive rápido o embestidas que arrojan al enemigo contra el suelo. Nuestro combo favorito ha sido el gancho ascendente que eleva al enemigo por los aires y que podemos impulsarlo aún más si disparamos con el revólver rápidamente antes de que caiga.



Lo que más nos ha sorprendido, y con diferencia, es que el sistema de combate fluya como pez en el agua. Siendo honestos, esperábamos que la acción hiciese aguas por algún sitio, ya sea porque el caos se adueñe de la cámara y sea imposible seguir la acción o porque las herramientas de combate queden obsoletas con nuevas mecánicas que se presenten más adelante. Afortunadamente no ha sido así, y en todo momento la acción es creativa y poco caótica. No es en el diseño de niveles donde brilla Evil West, eso por supuesto, pero si en la cantidad de enemigos y en sus distintas variantes, en cómo afecta eso a las herramientas que tenemos a nuestra disposición o en cómo podemos combinar las armas de fuego con nuestros guanteletes eléctricos para lanzar a los enemigos por los aires y estrellarlos contra pinchos o barriles explosivos. Además, y aunque nosotros no teníamos habilitada esta característica para la versión de prueba, está confirmado que podremos jugar la totalidad de la campaña principal en compañía de otro jugador. Si ya es divertido en solitario, en compañía debe ganar mucho más.

En los últimos compases de la demo el desarrollo se alteraba ligeramente. Para acceder a las carretillas que nos llevarán a la segunda zona debíamos completar una serie de puzles de entorno muy sencillos. Uno de ellos se resolvía a tiros para accionar una serie de mecanismos, mientras que otro requería de fuerza bruta para mover unas estructuras y abrir el paso de la electricidad. Hubo tiempo para un enfrentamiento contra un jefazo, una criatura enorme que portaba un escudo con pinchos con el que bloqueaba todos nuestros proyectiles. La táctica a seguir era romperle la armadura, ya sea con armas de fuego o a puñetazos. Tras hacerlo, el enemigo mantenía las distancias mientras nos golpeaba con ataques en área para repelernos, todo ello mientras atraía a nuevos enemigos para que hiciesen lo propio. Un enfrentamiento fácil y sencillo, sin la espectacularidad de otros combates de la propia demostración, pero satisfactorio por su ejecución final.



CONCLUSIÓN

Nos ha dejado un muy buen sabor de boca esta primera toma de contacto con Evil West. Es Flying Wild Hog en estado puro: acción frenética y violenta. Un shooter de lo más tradicional que cumple con lo promete. Es pronto para emitir un veredicto final, pero la idea de una aventura de acción sin mayores pretensiones suena apetecible. En cualquier caso veremos qué ocurre, es uno de esos juegos que corre el riesgo de desaparecer del radar en un calendario de lanzamientos que no va a dar un segundo de respiro.

Hemos jugado en PC gracias a una demos proporcionada por PLAION.


Avance de Evil West: Evil West - Impresiones finales
Avance de Evil West: Evil West - Impresiones finales
Avance de Evil West: Evil West - Impresiones finales
Avance de Evil West: Evil West - Impresiones finales

El sistema de combate funciona a las mil maravillas.
Un shooter muy tradicional con pocas sorpresas.
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Avances: ____GEX_____, Aceskies, Doscv, elite, Keyser Soze, Mynra, tidusin.
×