¡Colabora!
0
Jugamos a la beta - La vida es puro azar
Nintendo Switch PC

Jugamos a la beta - La vida es puro azar

Un nuevo título de estrategia y gestión que se plantea toda su jugabilidad en torno a una tirada de dados.

Por Juan Emilio Palomino González,
0 0 0

Jugado en Portaltil Gaming AMD Ryzen 7 3750H. Copia digital proporcionada por Koch Media.


Resulta inquietante la propuesta del equipo de desarrollo italiano DESTINYbit, artífices del modesto Empires Apart hace unos años, porque si hay algo que detesta el jugador de los juegos de estrategia es precisamente el azar. Y es algo totalmente lógico, uno no se pasa toda una partida acumulando recursos para asegurar la estabilidad para que de golpe y porrazo se vaya todo al garete. Todos sabemos que los videojuegos de este tipo tienen que tener un puntito aleatorio bien ajustado, para que cada partida que emprendamos sea diferente y sintamos que podamos dar respuesta a los infortunios que se nos presente. Dicho de otra manera, una cosa intermedia, ni calvo ni tres pelucas. De ahí que un juego de estrategia con recursos y gestión esté basado en "tiradas de dados" suena totalmente desconcertante. Nosotros hemos podido jugar a Dice Legacy, el juego de DESTINYbit que llegará a PC y Nintendo Switch el próximo mes de septiembre y podemos adelantar que la cosa funciona una vez asimilemos bien su mecánica de juego.

El juego arranca con nuestros colonos llegando a la tierra prometida, de manera que nosotros como su monarca nos tendremos que hacer cargo de absolutamente todo. Desde decir dónde se van a construir los campos de trigo hasta indicar a los campesinos que tienen que ir a por más madera al bosque. En ese papel de gerifalte omnipresente nos solemos resolver habitualmente, hemos sido desde dictadores en el Tropico hasta emprendedores ferroviarios en Railway Empire, por lo que tratar con estas buenas gentes no parece una empresa demasiado complicada de abordar. El problema llega cuando empezamos a ver que para construir edificios y cuidar de nuestra gente necesitaremos cantidades ingentes de comida, madera, piedra y oro (entre otras muchas cosas que se irán añadiendo poco a poco) pero la forma que tenemos para conseguir todos recursos se reducen a unos dados muy curiosos.



La cosa funciona tal que así, los dados en cuestión tienen las acciones que se pueden llevar a cabo dibujadas en sus caras, de manera que para cortar madera deberemos tener un dado en el que nos ha salido la señal de trabajar para iniciar esa tarea. Lo mismo pasará para el resto de acciones, bien sea defendernos del enemigo que ose atacarnos o mejorar las construcciones que tengamos. Si tienes un dado con el símbolo que se necesita, estás de enhorabuena. Coges tu dado con el símbolo de trabajar, lo pones en el "bosque", la mina o la cantera que quieras y durante un tiempecito sus campesinos trabajarán para que aumente el recurso seleccionado. Una vez acabe ese tiempo, el dado volverá a nuestro poder para poder usarse. Claro que no todo es así de sencillo, para empezar porque encontraremos acciones que necesitarán más de un dado para llevarse a cabo, mientras que otras veces no tendremos dados con el simbolito que nos hace falta.

Si no tenemos dados que usar, tocará hacer una tirada para que tengamos nuevas posibilidades... pero si abusamos de las tiradas para que nos salga lo que queremos, los dados se debilitan (tienen un numerito de eficacia que baja con cada nueva tirada) hasta el punto que pueden romperse de tanto lanzarlos. Real como la vida misma. Ahí entra el componente de gestión a saco, deberemos no solo cuidarnos de conseguir los recursos que necesita nuestro pueblo (sobre todo de cara al temido invierno que ríete tú del que se veía en Juego de Tronos), también tenemos que tener mucho cuidado con no quedarnos sin dados ya que la partida se terminará si no tenemos ninguno de ellos. Todo esto de tirar dados no es más que un gimmick heredado directamente de los juegos de mesa más tradicionales, de forma que este Devil Legacy resulta una amalgama de lo ya visto (y jugado) en clasicazos como Catan o Risk.



Nada más ver la pantalla de juego, más de uno se acordará de Halo Infinite. Y es que la interfaz y el mapa creado por DESTINYbit es calcado al anillo sobre el que se desarrolla la acción en el juego de Microsoft. Como si de un gigantesco loop de Hot Wheels se tratase, tendremos acotado el escenario por los lados como si fuera la pista del mencionado juego, con la única posibilidad de expandirse que ir "hacia adelante". Esta idea funciona realmente bien aunque se aleje del concepto tradicional de juego de estrategia de PC y se acerque mucho más al de juego de mesa tradicional. El juego mantiene ese planteamiento de RTS (juego de estrategia en tiempo real) en el que podemos adelantar o retroceder el tiempo según nuestros intereses, pero al enclaustrar la acción en una sola dirección hace que la mecánica de juego sea mucho más directa y evita que nos dispersemos. Vemos hacia donde vamos y lo más importante, lo que se nos viene encima próximamente. Todos los textos están en castellano y la banda sonora corre a cargo de Michael Gordon Shapiro (habitual de poner música en el cine).

A todo esto sumarle diferentes personajes, diferentes situaciones y lo que es más importante, diferentes dados juegos de dados según color, valor en sus caras y tipología. Después de varias partidas y asimilar de qué va la cosa, empezaremos a jugar casi de memoria como si de el "Solitario" de Windows se tratase. Ver los dados, colocar los que podamos, ver lo que necesitamos construir y tirar los dados si procede. Una y otra vez hasta que nuestro pueblo sea lo bastante grande como para expandirnos territorialmente, resulte apetecible para enemigos de fuera o el crudo invierno nos haga su visita anual para dejarnos con las reservas de almacenamiento listas de papeles. A ver, la idea es muy buena pero también es cierto que en esta versión inacabada no está todo lo mejor explicado que se podría. Un poco nos dejan ahí al principio, abandonados a nuestra suerte, para que probemos hasta dar con la tecla adecuada. Si consiguen arreglar eso y ofrecen variedad a largo plazo tanto en el recorrido como en los dados, tenemos juego para mucho tiempo. Sin ir más lejos, no nos extrañaría ver versión de Dice Legacy ambientadas en licencias conocidas dado su potencial de igual forma que hay un Risk de El Señor de los Anillos, un Cluedo de The Bing Bang Theory, un Monopoly de Dragon Ball. Al tiempo.



Redactado por Juan Emilio Palomino (Spiderfriki)
Avance de Dice Legacy: Jugamos a la beta - La vida es puro azar
Avance de Dice Legacy: Jugamos a la beta - La vida es puro azar
Avance de Dice Legacy: Jugamos a la beta - La vida es puro azar
Avance de Dice Legacy: Jugamos a la beta - La vida es puro azar

La idea, tan interesante y abstracta que no entendemos cómo ha tardado tanto en hacerse.
Cuesta cogerle el rollo, hay que pulir el tutorial.
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Avances: ____GEX_____, beto, Doscv, elite, Keyser Soze, MrRafa, NewRandomAge, Wuyashen.
×