¡Colabora!
0
Probamos la beta
PC PlayStation 4 Xbox One

Probamos la beta

Han pasado los años pero Adam Jensen sigue siendo el humano aumentado más duro del cotarro. Habrá nuevos implantes, enemigos y tramas.

Por David Vigón Rodríguez,
0 0 0



Koch Media lanzará a la venta Deus Ex: Mankind Divided este verano y promete ser uno de sus lanzamientos más importantes del año. Quedan algunos meses por delante pero nosotros ya hemos jugado una beta muy avanzada en la PlayRoom de Sony en Madrid, y como era una ocasión especial vino el director Jean-Francois Dugas a hablarnos del proyecto principal, su spin-off y nuevos modos de juego. Tras el éxito en móviles y táblets de Hitman GO y Tomb Raider GO, llega Deus Ex GO, un título de estrategia, puzles, sigilo y concentración en el que deberemos completar los objetivos (hackear ordenador, neutralizar enemigos) en entornos 3D minimalistas

En el año 2029 el mundo está revuelto, la brecha entre los "humanos naturales" y los "aumentados" es cada vez mayor, la sociedad está que estalla, y los ataques terroristas y el control policial tampoco ayudan. Han pasado dos años desde los sucesos de Human Revolution, de la masacre en Pancaya, y la situación va a peor, algunos aumentados están descontrolados, otros son manipulados y muchos viven apartados y vigilados, como en un apartheid. Adam Jensen (nuestro héroe ha regresado) es un aumentado que trabaja para la Interpol, en la unidad Task Force 29, en la búsqueda y captura de un grupo terrorista que está haciendo de las suyas. Antes de meternos de lleno en las misiones, Dugas nos mostró un vídeo-tutorial del inicio del juego, con Jensen despertándose en su bonita casa bohemia en Praga y saliendo de paseo por su barrio. Bueno, no exactamente un paseo, sino para acudir a una cita con su amigo Vacclay Koller, un aumentado experto en implantes y ajeno a la ley. Esta parte nos mostró las posibilidades del sigilo y de la interacción con los escenarios y los civiles.

Ante la presencia policial y los caminos bloqueados, Jensen no tiene más remedio que escabullirse entre los tejados y colarse por los edificios, algunos con macabra sorpresa. No obstante descubre mediante su visión térmica que a la casa del amigo han entrado también unos mercenarios que lo están poniendo todo patas arriba, en busca de información secreta. Perfectamente se podía entrar a tiros y acabar con los asaltantes, pero más tranquilo y civilizado fue usar el sigilo, las coberturas y las armas no mortíferas como un táser o una granada de gas para atontarlos. Una vez despejada la zona encontramos la entrada secreta del laboratorio y nos encontramos con nuestro escondido amigo. Fin del vídeo.

Turismo extremo en Dubái

La introducción estaba muy bien pero nosotros queríamos jugarlo personalmente, como debe ser, así que fuimos a por la primera misión, que a su vez servía como tutorial. No sólo por las enseñanzas (opcionales) sino porque su dificultad era menor. Un grupo de terroristas aumentados ha asaltado las obras de un edificio en Dubái, concretamente en un lujoso hotel sobre el mar, y hay que detenerlos. A bordo de un helicóptero militar y rodeado de rudos soldados cicatrizados (y naturales) tomamos las primeras decisiones que afectan a nuestra manera de jugar. Elegimos si seguir una táctica pacifica o una mortífera, si utilizar una pistola táser (para las cortas distancias) o un rifle con dardos tranquilizantes (distancias largas), según los gustos. El pelotón natural desembarcó en un punto concreto del hotel y nosotros nos dejamos caer (literalmente) en la parte trasera, para pillar desprevenido al enemigo.

Al llegar observamos que los terroristas han llevado a cabo una carnicería entre los obreros (tanto naturales como aumentados), aún así eso no nos impidió rebuscar entre los cadáveres en busca de créditos y documentos informativos. Poco a poco fuimos dominando el uso de las coberturas (de manera intuitiva), los ataques sigilosos, el lanzamiento de objetos del escenario, los distintos tipos de munición de una misma arma y el uso de los implantes tecnológicos de nuestros cuerpo, como el "Salto de Icaro" (para amortiguar las caídas) o la "Visión inteligente" para captar elementos útiles del escenario. Gracias a este implante encontramos elementos útiles, estén cerca nuestra o en las habitaciones continuas, como ordenadores para hackear o paredes débiles para destrozar y atravesarlas a continuación. Con las nociones básicas aprendidas fuimos avanzando y acechando a los terroristas hasta acabar la fase.

El modo "Breach" es una novedad y realmente podría pasar por un juego independiente. Dejamos aparcado a Jensen un rato y vertemos nuestro interés en un grupo de "hackactivistas" y su lucha contra corporaciones secretas y gobiernos con intereses ocultos. A diferencia del hackeo habitual que se le hace a un ordenador, torretas o puertas protegidas por un rayo láser, somos nosotros quienes nos metemos dentro de la Red de información. Creamos un avatar tecnológico, como si fuéramos un virus, y recopilamos información útil, desbarajustamos las medidas de seguridad y destruimos el núcleo central.
Avance de Deus Ex: Mankind Divided: Probamos la beta
Avance de Deus Ex: Mankind Divided: Probamos la beta
Avance de Deus Ex: Mankind Divided: Probamos la beta
Avance de Deus Ex: Mankind Divided: Probamos la beta
Avance de Deus Ex: Mankind Divided: Probamos la beta
Avance de Deus Ex: Mankind Divided: Probamos la beta
Avance de Deus Ex: Mankind Divided: Probamos la beta
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Avances: ____GEX_____, beto, Doscv, elite, Keyser Soze, MrRafa, NewRandomAge.
×