¡Colabora!
0
Jugamos a la beta - Tu podrida cara me suena...
PC PlayStation 4 PlayStation 5 Xbox Xbox One

Jugamos a la beta - Tu podrida cara me suena...

Un holocausto zombi y cuatro supervivientes que deben cooperar para sobrevivir. No es muy original, pero es de Turtle Rock, con eso nos basta.

Por Juan Emilio Palomino González,
0 0 0

Jugado en Portaltil Gaming AMD Ryzen 7 3750H. Copia digital proporcionada por Ziran.


Dead Island, World War Z, Zombie Army 4, Dying Light, Evil Dead: The Game, Aliens: Fireteam... entre los que han salido y los que están por venir, el subgénero de los shooters con cooperativo para cuatro jugadores que creó Left 4 Dead sigue totalmente de actualidad. Y vamos a decirlo con claridad, como Left 4 Dead ninguno. Bueno, sí, Left 4 Dead 2. Pero después de ellos, ninguno consiguió el mismo impacto que la serie original. Y mira que lo han intentado, pero nada... hasta ahora. Back 4 Blood llega de la mano de Turtle Rock Studios (los mismos desarrolladores que crearon la franquicia para Valve) este mismo mes de octubre con la misma hoja de ruta con la que dieron en el clavo hace ya trece años. Pero la noticia no es esa, eso ya lo sabíamos, la novedad está en que ahora mismo arranca la beta multijugador para que podamos probar de primera mano lo que el juego ofrece, y de paso, que el equipo pueda pulir todo el feedback que le transmita la comunidad de cara al lanzamiento. Nosotros ya lo hemos podido jugar y os contamos nuestras impresiones.

Las comparaciones con Left 4 Dead van a estar en todos los mentideros, por lo que vamos a dejarlo claro ya para no alargarlo innecesariamente: vamos a olvidarnos todos del nombre de Back 4 Blood y vamos a llamarlo Left 4 Dead 3. Y si el juego de Valve ya era casi perfecto en su jugabilidad y estructura, lo único que se podía hacer para mejorarlo era ampliar, pulir y potenciar. Dicho y hecho, sobre todo en lo de ampliar, porque ahora la cantidad de personajes seleccionables es justo del doble. Ocho supervivientes que no van a parar de hablar entre ellos (tienen frases según el resto de compañeros que tengamos en nuestra partida) y que por primera vez no se va a tratar de una mera elección estética. Sí, cada uno de los personajes tiene sus ventajas respecto al resto, además de tener una historia y un trasfondo. ¿Y los Infectados? También suman un total de ocho que podremos controlar en los modos PvP, pero hasta ahora solo hemos visto a cuatro de ellos en acción.



¿Os acordáis que en Left 4 Dead apenas había 3 o 4 tipos de armas? Pues aquí no, aquí hay decenas de modelos y variantes. Pistolas de todo tipo, escopetas diferentes, ametralladoras de distintos calibres, rifles, armas cuerpo a cuerpo... la locura. Basta con salir al campo de tiro del campamento que hace las veces de menú principal para poder probar cada una de ellos y hacernos una idea de que esta vez por cantidad no va a ser. A esto debemos sumar que se ha añadido una mejora de armas más propia de un juego de rol que un shooter, ya que cada arma tiene una serie de mejoras (cargador, culata, mira, cañón...) que podremos cambiar por otra mejor (verde, azul, morado...) bien si lo encontramos al rebuscar por los escenarios, bien al comprarlos en los refugios al empezar un nuevo acto.

¿Comprar? ¿Has dicho comprar? Pues sí, ahora ganaremos dinerito por cumplir objetivos aleatorios (como que lleguen los cuatro jugadores al refugio sin alertar ninguna horda), matar zombis y cogiendo monedas por el escenario. Con este dinero se puede adquirir desde nuevas armas, equipamiento (hay una barbaridad de cosas nuevas), ventajas para el grupo o munición. De hecho, si caemos en combate y aparecemos en el siguiente acto, todo nuestro dinero acumulado hasta ese momento en la partida se habrá volatilizado, cuidadito con eso.

Una de las principales novedades es el sistema de cartas. No, no es ningún minijuego ni nada accesorio, es la forma que Turtle Rocks Studios ha ideado para potenciar y mejorar a los personajes. Estas cartas vienen a ser lo que conocemos como "perks", habilidades puntuales que iremos habilitando conforme superemos cada nueva escenario. Evidentemente hay de todo tipo, desde los que aumentan nuestras características (como recargar más rápido o tener un poco más de vida) hasta las que añaden cosas tan interesantes como añadir un demoledor cuchillo a cada golpe cuerpo a cuerpo que realicemos. Conforme juguemos, obtendremos nuevas cartas como era de esperar, de manera que posteriormente podamos hacer nuestros "mazos" personalizados con las ventajas que más nos interesen. La verdad es que al principio puede resultar un tanto enrevesado, choca de entrada, pero en cuento echemos un par de partidas entraremos en la dinámica de activar una carta antes de cada ronda que se acumulará a las que ya tenemos.



En cuanto a las sensaciones, es como si hubiéramos retrocedido diez años cuando Left 4 Dead cambió los juegos cooperativos para siempre... pero mejor. La armas son mucho más contundentes, los zombis pueden aparecer (literalmente) de cualquier rincón que imaginemos y la cantidad de novedades es tan grande en lo que a equipamiento se refiere que antes de jugar querremos estar un buen rato bicheando en el campo de entrenamiento para aclimatarnos a todo lo que hay. Claro que es una beta, no hemos podido dedicarle todas las horas que nos hubiese gustado, pero enfrentarnos al gigantesco Ogro Zombi, limpiar una granja de nodos infectados o intentar pasar por una zona minada de muertos vivientes sin levantar la atención de los enemigos (a las alarmas de los coches se suma la posibilidad de espantar grupos de pájaros que hay diseminados por nuestro camino). Y todo sin perder las mismas sensaciones que nos transmitía el juego de Valve.

Back 4 Blood es adrenalina pura. Ya las dos entregas de Left 4 Dead nos dejaban sin un momento de respiro y en el caso de que los hubiese, era porque algo realmente malo nos esperaba a la vuelta de la esquina. Lo bueno de esta entrega es que coge la misma experiencia de hace una década y la potencia en dos direcciones diferentes: variedad y espectacularidad. Por un lado, la sensación de que hay muchos más elementos que afectan a la partida (en Left 4 Dead solo se cambiaba la ubicación de enemigos y del equipamiento) de forma que volver a repetir un nivel tiene multitud de posibilidades que lo hacen realmente rejugable. Por otro, la cantidad de muertos vivientes, monstruos y demonios de la carne es abrumadora. No solo porque ahora tienen un grado de detalle realmente alto, si no porque la cantidad de amenazas que tendremos que abatir nos dejará sin resuello. Si no sois de probar versiones beta, pensad que apenas quedan poco más de dos meses para que el juego llegue a PC, las plataformas PlayStation y las consolas de Microsoft (sin olvidar que sale directamente en Gamepass por lo que encontraréis muchos usuarios con los que jugar desde el primer momento) el próximo 12 de octubre.



Redactado por Juan Emilio Palomino (Spiderfriki)
Avance de Back 4 Blood: Jugamos a la beta - Tu podrida cara me suena...
Avance de Back 4 Blood: Jugamos a la beta - Tu podrida cara me suena...
Avance de Back 4 Blood: Jugamos a la beta - Tu podrida cara me suena...
Avance de Back 4 Blood: Jugamos a la beta - Tu podrida cara me suena...

El equipamiento y las armas. Transmite las mismas buenas sensaciones de L4D.
Lo de las cartas chirría de entrada, veremos tras jugar un poco más.
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Avances: ____GEX_____, Doscv, elite, Keyser Soze, MrRafa, NewRandomAge, Wuyashen.
×