¡Colabora!
0
A la deriva en un mar de ratas
PlayStation 4 Xbox One PC

A la deriva en un mar de ratas

Un cuento grotesco y descarnado de supervivencia llegará a mitad de mayo.

Por Juan Emilio Palomino González,
0 0 0

Hay que reconocer la cantidad y variedad de propuestas que los desarrolladores se sacan de la manga para llamar nuestra atención. En un par de meses tendremos A Plague Tale: Innocence, la original propuesta de Asobo Studio que le sirve al equipo galo como punto de inflexión en su portafolio de trabajos. Después de desarrollar multitud de títulos con marca Disney o todas las veces que han actuado como equipo de apoyo en otros tantos proyectos, deciden destacarse con su propia idea, arriesgada y diferenciada al máximo de los trabajos que venían haciendo. Pasamos de los coloridos personajes animados de las películas de animación que vemos en el cine a una Francia arrasada por la peste y dominada por el yugo de la Inquisición, un medievo centrado en la guerra de los Cien Años en el que resulta una utopía comer cada día y ver de nuevo el amanecer es toda una proeza dadas las penurias que acontecen.

Amicia y Hugo son los dos hermanos protagonistas que nos acompañarán durante este calvario de tristeza, enfermedad y sufrimiento. Su historia está supeditada a la supervivencia, una supervivencia que depende de su propio instinto para evitar los peligros... y para aprovecharlos a su favor. Como ya advierte el mismo título del juego, la plaga será un elemento capital tanto de la trama como de las mecánicas jugables. Y esa plaga no es otra que manadas y manadas de ratas, que no solo son capaces de devorar a una persona en minutos, lo peor es que son las propagadoras de la pandemia de la peste. Su presencia en el juego será constante, no habrá rincón oscuro ni callejón en el que no veamos sombras moverse mientras escuchamos sus horribles chillidos. Por si fuera poco, otro impedimento para nuestra salvaguarda serán los soldados de la propia Inquisición, vigías y guerreros que no durarán en apresar a dos pequeños y harapientos mocosos. La cosa se complica por momentos.

El juego apuesta, principalmente, por el sigilo y la resolución de puzles, la mayoría de ellos condicionados por el diseño de los escenarios. Deberemos conocer bien el terreno que pisamos y las posibilidades que tenemos para hacer fuego que alejen a las ratas para poder progresar... aunque esto provoque que los soldados puedan detectarnos más fácilmente. Lo mejor será incidir en el propio escenario y en la ubicación de las ratas para que se conviertan en una prioridad para los vigilantes y nosotros podamos escabullirnos por otro sitio. Una de nuestras obsesiones será escudriñar bien cada resquicio en busca de cuerdas, aceite, alcohol o cualquier material inflamable que nos permita improvisar una antorcha que aleje a los afluentes de roedores de nuestro hermanito. Porque ésa es otra, no bastará con estar atentos a todos los peligros, en esta aventura deberemos cuidar del pequeño Hugo llevándolo de la mano, de una forma muy parecida a cómo llevábamos en volandas a Yorda en ICO.

A la hora de jugar, moveremos a uno de los críos en tercera persona por amplios escenarios. No se trata de un sandbox, pero resultan lo suficientemente anchos y están bien ambientados para que parezca un juego de estructura abierta. Eso sí, el estudio de desarrollo ha tenido que cambiar por completo la paleta de colores de sus anteriores trabajos, porque lo más parecido que encontramos entre sus juegos ya publicados es la adaptación de Ratatouille... y para nada es lo mismo. El título recrea muy bien la Edad Media, con campos de batalla llenos de cadáveres, aldeas destartaladas y enormes castillos que reflejan el poderío de los señores feudales que los habitan. Todo esto está representado con la suciedad y oscuridad suficiente para que nos afecte, para que sintamos que, por momentos, estamos rodeados de ratas, lo que provocará que agarremos con más fuerza el mando de control como haríamos con la antorcha que evita que esas bestias se abalancen sobre nosotros. En ese sentido, se nota el especial cuidado que han puesto para que la iluminación resulte un elemento gráfico definitorio para la jugabilidad.

A Plague Tale: Innocence es un juego muy exótico, que repele (por las ratas) y atrae (por su planteamiento) a partes iguales. La gran duda que nos queda es si la variedad de escenarios y la versatilidad de los puzles darán suficiente enjundia para que el título no se haga repetitivo. Hemos visto ya juegos oscuros que nos proponen un medievo sucio y peligroso, pero ninguno con una plaga de ratas rabiosas como principal reclamo, esa valentía hay que reconocérsela por lo menos. Una aventura oscura, áspera, con la que contendremos el aliento al escondernos detrás de cada caja o al agazaparnos en la frondosa vegetación para que la inclemente Inquisición no nos descubra, siempre con el temor de no encontrarnos con un nido de ratas que termine nuestra historia antes de tiempo. Desde luego, los chicos de Asobo Studio han sabido darle un enfoque poco visto al género de infiltración con esta ambientación y el trasfondo de la peste, en unos meses veremos si el resultado resulta tan interesante como su planteamiento. El juego llegará a mediados de mayo a PlayStation 4, Xbox One y PC.

Avance de A Plague Tale: Innocence: A la deriva en un mar de ratas
Avance de A Plague Tale: Innocence: A la deriva en un mar de ratas
Avance de A Plague Tale: Innocence: A la deriva en un mar de ratas

La ambientación. La peste, la Inquisición y las ratas.
Queda por saber si la jugabilidad será lo suficientemente variada.
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Avances: ____GEX_____, beto, CodeRed, Doscv, elite, MrRafa, NewRandomAge, Ohkouchi, Rodri.
×