¡Colabora!
0
Rustler - Jugamos a su acceso anticipado
PC

Rustler - Jugamos a su acceso anticipado

Te contamos todo lo que tienes que saber de Rustler, lo nuevo de Jutsu Games, que apuesta por la reimaginación de la fórmula clásica de GTA, el humor, y una desenfrenada puesta en escena.

0 0 0

La realidad es que siempre ha sido fácilmente apreciable la colosal relevancia e influencia de Grand Theft Auto en el género sandbox y, en general, en los mundos abiertos y en el cambio a la perspectiva en tercera persona, especialmente si tomamos en consideración aquella “trinidad” de Rockstar, conformada por los incombustibles GTA III, Vice City y, cómo no, el legendario San Andreas. Fueron, en efecto, unos tres años de auténtica revolución en la industria, siempre con la sensación de inmersión y de representación fidedigna como consignas, y por supuesto con un cambio de perspectiva que ha jugado un papel fundamental en la configuración de los videojuegos tal y como los conocemos hoy en día; sin embargo, está claro que todo tiene un principio, y en este caso habríamos de remontarnos a los dos primeros GTA para ver la auténtica génesis de una filosofía de desarrollo multimillonaria que, por suerte, se iría puliendo a pasos agigantados con el transcurso de los años. Ahora, echando la vista atrás, conviene rememorar aquellas entregas de visión cenital, alejada, que hicieron las veces de bases fundacionales del género, y que, contra todo pronóstico (no por su falta de calidad, sino por su lejanía mecánica), perviven en el ideario del mundillo como fuentes inagotables de inspiración. Más o menos aquí se sitúa Rustler, el nuevo trabajo de Jutsu Games, desarrolladora polaca de perfil bajo que se había encargado del desarrollo de varios títulos de simulación de emergencias y que ahora se atreve con una reimaginación medieval de Grand Theft Auto, eso sí, con todo el humor escatológico y negro intacto.

A nivel argumental, Rustler nos pone en la piel de The Guy (en inglés, ‘el tío’ o ‘el tipo’), un macarrilla medieval que se pasea por aldeas y ciudades antiguas luciendo su prístina calva y su procacidad sin límites. Evidentemente, la pulsión básica que hay detrás de cualquier trama delincuente y de sus respectivos subgéneros es la de prosperar económicamente y hacerse un nombre en el submundo de la sociedad, algo que también es fácil de trasladar al convulso y ambivalente periodo medieval. Así pues, Guy, antihéroe bilioso donde los haya, se propone ganar el Gran Torneo para casarse con la princesa, lo que bien podría interpretarse como una referencia literaria al motivo del amor cortés, si no fuera porque el título se centra en la vertiente más gamberra de su propio hilo argumental. Hay que entender que, por encima de todo, Guy hará cualquier cosa para tener éxito en su misión de ascenso social, y claro, eso implica sus buenas dosis de latrocinio de equinos, asesinatos sucios e improvisados, e incluso hacerles alguna que otra barbaridad a los nobles. No pasa nada, eran otros tiempos.



Eso sí, sobra decir que lo nuevo de Jutsu Games no ahonda en absoluto en cuestiones narrativas o argumentales, y al final la trama sirve como mero pretexto para hacer el animal por los bellos paisajes de aquella Europa lejana y feudal, algo que, aunque no sorprende por el carácter del título, puede provocar que se sienta como una obra un tanto vacía. Está claro que el estudio ha centrado sus esfuerzos en el lado más mecánico del título, pero es innegable que le falta la chispa de la historia a la aventura, por mucho que esta pueda considerarse una cuestión accesoria en un desarrollo como este. No obstante, adelanto desde ya que Rustler sigue en acceso anticipado en Steam, y creo que todavía sería pronto para descartar totalmente la inclusión o, mejor dicho, unas mayores labores de diálogo y de trama para un juego que, después de todo, no está acabado. El tema está en que deambular sin ton ni son por ciudades amuralladas sobre caballo ajeno no está carente de cierto magnetismo primario, por lo que aún con sus claras lagunas narrativas Rustler se las ingenia para conectar con tu lado más gamberro y ofrecer buenas dosis de diversión sin pretensiones ni miramientos.

En cuanto al ámbito jugable, Rustler no se corta mucho y básicamente se dedica a adaptar las mecánicas fundamentales de GTA al medievo, siempre con un humor que se hace muy patente en la resolución de estas adaptaciones. En esencia, podemos recorrer el mapa del juego libremente, cometiendo las fechorías que creamos pertinentes o, cuando menos, apetecibles, en un constante intento de cimentar nuestro éxito y de sembrar el caos y el desorden a nuestro paso. Evidentemente, robar caballos es una opción (hay muchos tipos, y las persecuciones son muy alocadas), pero también te puedes embarcar en misiones de la historia (sin mucho calado narrativo, eso sí, como exponía anteriormente) y en misiones secundarias, cuyo acierto presenta unos serios vaivenes de calidad, o bien en tareas opcionales y diversas, como arar el campo. Cómo no, el combate también es una opción, tanto a puño descubierto como con armas de la época, y ofrece la suficiente complejidad como para resultar satisfactorio incluso cuando seguimos sumando horas al contador de juego; eso sí, el combate a caballo puede ser un tanto caótico (a estas alturas ya se podría pensar que es algo intencionado), pero la verdad es que ahí reside parte de su encanto. Quizás el mayor problema de la vertiente jugable lo encontramos en una curva de dificultad injusta y excesivamente caótica que puede dar pie a la frustración o al hastío, especialmente en los jugadores menos pacientes.



Esto se debe, en parte, a la fuerza y omnipresencia de los caballeros y soldados del reino, agentes de lucha contra la entropía, la revolución y la diversión sin límites, que harán las veces de policías de la fórmula del GTA clásico, hasta el punto de que incluso llevan luces y sirenas acopladas a los caballos. Realmente sería un detalle intrascendente si no fuera por el hecho de que Rustler está repleto de este tipo de referencias y de guiños, tanto a la industria de los videojuegos como a la cinematográfica e incluso a la musical; buena parte de la magia del título reside, precisamente, en apreciar todos estos reclamos humorísticos que el título consigue hacer parcialmente suyos gracias al humor y a un sarcasmo muy bien trabajado. Por ejemplo, para escuchar música mientras surcamos las largas y verdes praderas medievales a lomos de nuestro caballo podremos contratar a un bardo… y cambiar de “emisora” y de género musical golpeándole con un escudo, entre otras cosas. Como decía, se trata de esos pequeños detalles que contribuyen a cautivar al jugador con la mera adaptación de mecánicas a un entorno asimétrico, distinto, que a priori resulta extraño e inapropiado para esas capacidades, pero que en suma consigue mantenerse muy fresco gracias al ingenioso humor del estudio polaco. Eso sí, Rustler no sorprende tanto por sus labores de innovación, y me temo que quizás se centra demasiado en la adaptación humorística de mecánicas ajenas.



CONCLUSIONES

Rustler es, ante todo, un título extraño; por un lado, es heredero clarísimo de los GTA clásicos con perspectiva cenital, pero, por otro, no comparte esa virtud de la innovación, de la búsqueda de algo nuevo, de la que se nutría Rockstar en aquellos lejanos y maravillosos años, algo que se hace más palpable en estos tiempos. A pesar de todo, es un acceso anticipado que, incluso sin estar terminado, es especialmente recomendable para todos aquellos nostálgicos y almas enamoradas de un pasado ya difuso, y para cualquier jugador que simplemente quiera pasar un rato desenfadado de caos y gamberrismo en un mundo medieval; por tanto, a día de hoy es recomendable "a medias", en tanto en cuanto está dirigido a un perfil de jugador muy concreto. En definitiva, está claro que nunca será un referente de la industria, pero Rustler sabe encontrar su nicho y explotar sus virtudes, y las futuras actualizaciones decidirán si se queda en un título de notable bajo o si se convierte en una de esas joyitas ocultas que se descubren de tanto en tanto.

Rustler - Jugamos a su acceso anticipado
Rustler - Jugamos a su acceso anticipado
Rustler - Jugamos a su acceso anticipado
Rustler - Jugamos a su acceso anticipado
Rustler - Jugamos a su acceso anticipado
Rustler - Jugamos a su acceso anticipado
Rustler - Jugamos a su acceso anticipado
Rustler - Jugamos a su acceso anticipado

Información del juego

Fecha de lanzamiento: 18 de febrero de 2021, Acceso Anticipado
Desarrollado por: Jutsu Games
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Artículos: ____GEX_____, beto, Doscv, elite, Keyser Soze, NewRandomAge.
×