¡Colabora!
0
Pocoyó Party - La fiesta de los más pequeños
Nintendo Switch PlayStation 4 PlayStation 5

Pocoyó Party - La fiesta de los más pequeños

Aquí jugamos todos, como bien reza el lema de esta casa. En este caso, es el turno de los más pequeños ya que el juego está orientado de los 3 a los 6 años.

Por Juan Emilio Palomino González,
0 0 0

Versión PlayStation 4, jugado en PlayStation 5. Copia digital proporcionada por Sony.


Si tienes niños en edad preescolar, sabrás quienes son Peppa Pig, La patrulla canina y Pocoyó. De hecho, tendrás las sintonías de sus series taladradas en el tuétano. Antes los dibujos animados eran simplemente "dibujos animados" y valían para todo tipo de infantes, ahora hay series de dibujos para adultos, para adolescentes incomprendidos, para pre-adolescentes desubicados y para mocosos que están aprendiendo a gatear. Lo que antes se metía en el mismo cajón, ahora está perfectamente diferenciado, acotado y etiquetado para un público determinado. Lo mismo pasa con los videojuegos, claro, cada producto tiene su público objetivo que busca satisfacer un nicho determinado. Pero la verdad es que para los niños más pequeños hay pocos videojuegos, será porque no tienen edad para pedir a sus padres que se los compren, pero la oferta de títulos pensados especialmente para niños de 3 a 6 años es ridícula. No confundamos con los juegos para todos los públicos, Nintendo ha creado su imperio a base de ofrecer juegos para todas las edades, pero muy poquitas cosas hay en el mercado para los más chiquitines de la casa. Por lo menos, hasta ahora.

Pocoyó Party llega a PlayStation 4 y Nintendo Switch gracias al trabajo de desarrollo de RecoTechnology, estudio madrileño que ha cogido la creación de Zinkia bajo el amparo de PlayStation Talents y nos trae un título con el que los padres podrán introducir a sus retoños en los videojuegos poco a poco. Estamos ante un juego de minijuegos, Pocoyó estaba coloreando las invitaciones para su cumpleaños pero el enrabietado "alien furioso" se las ha llevado todas en un momento de despiste. En lugar de hacerlas de nuevo, que sería lo coherente, deberemos perseguir al enfurecido extraterrestre por seis pruebas ya que al cumplimentarlas conseguiremos una de las invitaciones extraviadas. Está claro que la trama es una mera excusa para ofrecernos los minijuegos, pero lo bueno es que todo está montado como si fuera un episodio de la serie y no faltarán ni videos y ni personajes para que los niños estén atentos hasta en las pantallas de carga.



Tendremos una impoluta sala blanca en la que veremos siete puertas de colores, cada una de ellas lleva a una de las pruebas salvo la última que nos lleva al menú de lo que hayamos conseguido desbloquear (cromos, puzles y episodios). En cuanto a los minijuegos, tenemos uno que en el que tendremos que clavar los movimientos en un concurso de baile, otro en el que deberemos pescar lo máximo posible, uno en el que deberemos escoger las piezas (tipo Tetris) adecuadas para posteriormente tirar la construcción realizada, uno de carreras en la que vamos montados sobre abejas, uno de hacer fotos a los protagonistas de la serie y uno de limpiar cristales que se han llenado de pintura. Aunque todos tienen multijugador, en unos podrán participar hasta cuatro jugadores mientras que en otros solamente podrán hacerlo dos. Todos ellos tienen su introducción, su explicación y su testeo previo antes de que empiece lo bueno. Una vez superado un minijuego la primera vez, nos darán nuestro correspondiente trofeo y se habilitarán los niveles disponibles, de manera que terminar uno desbloqueará el siguiente para que sigamos jugando. La verdad es son minijuegos muy sencillitos y por mucho que los vayamos superando, apenas nos pondrán en un brete si ponemos un mínimo de atención.

En cuanto al manejo, o moveremos el mando como en los tiempos de Wii o pulsaremos un único botón. No hay más, cosa que se agradece. El único problemas que podremos tener es tener claro el tipo de movimiento que tenemos que hacer, porque por mucho que nos digan que tenemos que mover el mando hacia arriba, en realidad lo que tendremos que hacer es girarlo como si estuviese atravesado por la barra de un futbolín. De esta forma, para bailar solo tendremos cuatro movimientos (girar el mando hacia arriba, hacia abajo, a la izquierda o a la derecha) o al pescar bastará con con girar hacia arriba para lanzar la caña y hacia abajo cuando piquen. El minijuego de limpiar cristales puede ser confuso ya que la mano se mueve de izquierda a derechas sola y nosotros solo tendremos que girar el mando hacia arriba o hacia abajo para que suba o baje... pero para llegar a los límites de la ventana deberemos darle más vueltas al mando como si estuviésemos enrollando una cuerda con él. Puede sonar raro pero enseguida le cogeremos el truco. El resto, o pulsar el botón en el momento apropiado (como el de fotografía cuando pasan los personajes por delante de la cámara) o de dejar el botón pulsado constantemente y soltar en ciertos instantes (como en el de la carrera de abejas, que solo hay que soltar el botón cuando veamos la señal de tráfico para frenar).



En cuanto al apartado técnico, obviamente el juego es muy esquemático y mantiene la línea trazada por la propia serie de animación en la que se basa. Los personajes están bien recreados y se mueven correctamente, pero lo más destacable a ojo del usuario objetivo (los peques) es que hay numerosos secuencias de video para presentar los minijuegos que podrían pasar por episodios normales. De hecho, en la puerta que nos lleva al baúl (la que está más a la derecha), encontraremos hasta ocho episodios de la propia serie que podremos desbloquear si jugamos lo suficiente a los seis minijuegos y sus correspondientes niveles de progresión. Además de estos cortos de animación, si progresamos lo suficiente en los minijuegos conseguiremos cromos para nuestro álbum o desbloquear nuevos puzles como incentivo a seguir jugando. En cuanto a los puzles, tenemos que decir que no son tal cosa, no son más que una imagen "partida" en varios trozos que podremos recomponer pulsando varias veces un solo botón. Repetimos, pulsando varias veces un solo botón. Ni mover un cursor, ni desplazar las piezas ni nada, pulsamos la X tres o cuatro veces y el puzle está resuelto. La voz del narrador en el juego es la misma que el de la serie de animación, por lo que hay concordancia que conseguirá que los niños crean que están en un episodio interactivo.

Lo normal es que si no tenéis peques en casa o estáis desesperados por arrapiñar unos puntos en la Liga de Trofeos VJ 2021 no consideréis adquirir este Pocoyó Party. Lógico, juegos para todos los públicos hay muchos, pero especialmente creados para los más pequeños hay poquísimos. Esta propuesta está pensada para aquellos que empiezan a coger el mando pero no tienen coordinación ni precisión para pulsar varios botones o utilizar uno de los sticks. Si queréis introducir poco a poco al pequeño de la casa en esta disciplina de ocio, con Pocoyó Party tenéis una opción estupenda ya que se trata de un personaje que les resultará conocido, aprenderán a usar el mando poco a poco y asimilarán las mecánicas de juego más básicas para su coordinación. ¿Quien sabe? puede que gracias a Pocoyó Party le cojan el punto a los videojuegos, hagan sus streamings y dentro de unos años se independicen para irse a Andorra. De ilusión también se vive.

Redactado por Juan Emilio Palomino (Spiderfriki)
Pocoyó Party - La fiesta de los más pequeños
Pocoyó Party - La fiesta de los más pequeños
Pocoyó Party - La fiesta de los más pequeños
Pocoyó Party - La fiesta de los más pequeños
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Artículos: ____GEX_____, beto, Doscv, elite, Keyser Soze, NewRandomAge.
×