¡Colabora!
0
Metro Exodus - Sam's Story
PC PlayStation 4 Stadia Xbox One

Metro Exodus - Sam's Story

Sam's Story, el último contenido descargable del sensacional y atmosférico Metro Exodus, ya está aquí, y te contamos qué nos ha parecido la última aventura de Sam en la Rusia postnuclear.

Por Sergi Bosch [@GriffithDidNW],
0 0 0

El año pasado se saldó con una importante nómina de títulos aclamados y premiados en prácticamente todos los órdenes de galardones del mundillo; me refiero a juegos como el incombustible Sekiro: Shadows Die Twice, al genial retorno de Leon y Claire en el remake del legendario Resident Evil 2, y, claro, a Death Stranding, la última fantasía de ambición unitaria y humanística de Kojima. Menos impacto mediático, sin duda, tuvo Metro Exodus, el cierre de la impactante y atmosférica trilogía de 4AGames, maravillosa adaptación de las novelas de Glujovski, que narra las desventuras y peripecias de un grupo de soldados rusos después de un apocalipsis nuclear en la superficie del otrora gigante soviético, y su eterno malvivir en realidades subterráneas. No obstante, a pesar de su menor fama -a fin de cuentas, no iba a TGA como favorito en casi nada-, ya en nuestro análisis te comentábamos que nos había parecido uno de los mejores shooters en primera persona de la presente generación, y hoy toca hablar de Sam’s Story, el último DLC de Metro Exodus, que hace de colofón final para esta fantástica historia de supervivencia. Si quieres saber qué tal está, continúa leyendo, que te contamos todo lo que hay que saber de Sam’s Story.

Hacia EEUU con amor

A nivel argumental, Sam’s Story evidentemente se centra en Sam, un militar estadounidense que se encontraba en territorio ruso cuando los cielos se tiñeron de fuego y la tierra se impregnó de inmunda radiación. Sam es quizás uno de los personajes más interesantes del elenco de secundarios de Metro Exodus, acaso por sus orígenes y por la necesidad de buscar un hogar y de reinterpretarse a sí mismo en una realidad tan incómoda como extranjera; ciertamente, su historia se presta a ser desarrollada a través de una expansión que, en este caos, comienza con el personaje dejando la locomotora Aurora, nexo y centro neurálgico de las actividades de cooperación y preparación del grupo, para aventurarse en los páramos de la Rusia post-nuclear en un desesperado intento de volver a su hogar. Está claro que esta decisión se apoya en determinados aspectos argumentales del juego base, pero prefiero optar por no desvelar nada; basta con señalar que las historias enlazan de manera satisfactoria, sin percances ni florituras innecesarias. Hay, además, algunos personajes interesantes en la aventura, por lo que el interés está asegurado.

La acción nos traslada a Vladivostok, enclave de criaturas sobrenaturales, contrabandistas y señores que viven como buenamente pueden.

En cualquier caso, las pesquisas de Sam lo llevarán a los últimos vestigios de una malograda Vladivostok, un cadáver urbano anegado por las mareas tormentosas de un tsunami, y con todo el esqueleto de edificios y fábricas condenados a la ruina. La ambientación vuelve a ser una de las claves de la propuesta, con una paleta de colores bastante extensa, capaz de pintar escenas relativamente bellas y desdibujarlas en cuestión de segundos con retratos de pérdida, de horrores del fin del mundo, y con la oscuridad y los ambientes subterráneos, uno de los principales elementos identitarios de la franquicia; funciona genial también porque el nuevo nivel tiene zonas explorables, como ya pretendía presentar el título original, y nos permite desplazarnos por los restos de la ciudad alternando entre una desastrada lancha a motor y a pie. Vladivostok se erige como una de las mejores zonas de la serie por su variedad y su efectividad; además, gana enteros cuando se hace de noche y adquiere aquellos matices perniciosos y trágicos que tan bien le han sentado siempre a la propuesta de Metro.

A pesar de que no olvida su pasado como survival horror en primera persona, Sam's Story presenta una estructura libre y dada a la exploración.


Es cierto, eso sí, que jugablemente tampoco hay demasiadas novedades, al menos más allá de algunas herramientas inéditas y de las armas icónicas del personaje; esto tampoco es una mala noticia, ya que el apartado interactivo de Metro Exodus ya era, de por sí, de sobresaliente. Seguimos encontrándonos, por tanto, ante un exigente shooter en primera persona que se desenvuelve a las mil maravillas en los entornos cerrados, cuando las luces son exiguas y escuchamos el susurro aciago de los enemigos por entre las esquinas perdidas, lo que se combina magistralmente con el mejorado énfasis en la exploración.

Conclusiones

Sam’s Story es el broche final del sobresaliente Metro Exodus, probablemente uno de los mejores shooters en primera persona de la presente generación; sigue nutriéndose de su legendaria e inigualable ambientación, acaso una de las mejores representaciones post-apocalípticas de cualquier medio audiovisual, y de una jugabilidad exigente, capaz de mantenerte en constante tensión, para desafiar y maravillar al jugador. Es muy difícil valorar sus méritos fuera del título original, ya que la innovación es muy somera, pero como producto de ampliación cumple con creces, y viene genial para recordar esas sensaciones de extravío y supervivencia al estilo soviético, al menos durante las 4-6 horas que tiene para ofrecer.

Metro Exodus - Sam's Story
Metro Exodus - Sam's Story
Metro Exodus - Sam's Story
Metro Exodus - Sam's Story
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Artículos: ____GEX_____, Aceskies, elite, Keyser Soze, Mynra, NewRandomAge.
×