¡Colabora!
0
Melbits POD - El noble arte de la crianza digital
Android iPhone / iPod Touch Nintendo Switch PC PlayStation 4

Melbits POD - El noble arte de la crianza digital

El juguete interactivo del equipo de desarrollo español Melbots Studios expande el universo que arrancó con su videojuego Melbits World.

Por Juan Emilio Palomino González,
0 0 0

Analizado en Samsung Galaxy Note 20 Ultra 5G. Versión de prueba proporcionada por Koch Media.


Desde que los Tamagotchis invadiesen todo lo que nos rodea han pasado ya 24 años. Más de uno sigue encontrando estas mascotas virtuales al hacer limpieza en los cajones de su cuarto. Fue una moda que pasó, pero su semilla quedó plantada y asimilada hasta tal punto que hoy en día seguimos mimando monstruitos de todo tipo en nuestros smartphones, consolas y ordenadores. De hecho, Pokémon sigue viviendo de la crianza de especímenes de los más singulares para luego enfrentarlos entre ellos. Pero hoy no vamos a hablar de los bichitos de Game Freak, ni sus contrapartidas de Digimon, toca hablar de los Melbits, unas curiosas criaturitas digitales que ya conocimos gracias a Melbits World, el videojuego que salió no hace mucho en PlayStation 4, Nintendo Switch, iOS y Android.

Os vamos a hablar de Melbits POD, el nuevo juguete interactivo que emplea los terminales que tenemos en casa para hacer uso de la realidad aumentada. El juguete sale a la venta ya mismo, el 24 de noviembre para ser más exactos, a un precio recomendado de 59,99 euros. Detrás de este universo de Melbits está Melbots Studios, una start-up afincada en Valencia y Barcelona que da el salto del desarrollo de videojuegos al de juguetes casi sin despeinarse. Cierto es que que cuando tu proyecto se financia en 24 horas en Kickstarter y además ganas el premio al juguete más innovador en la Play Creators Awards 2020 en Nuremberg, sientes que lo que estás haciendo va por el mejor de los caminos.



Lo primero de todo... ¿qué es un Melbit? Pues veréis, los Melbits son unos coloridos y simpáticos duendes digitales que viven en internet. Su crianza y diversidad resultan muy beneficiosas, ya que gracias a su variedad y cantidad podremos combatir los pérfidos virus que campan a sus anchas por la red de redes. Nuestro cometido será emplear las semillas de Melbits para crear todas las variantes posibles, una vez que hayan eclosionado, tendremos que alimentarlos, cuidarlos y si nos ponemos vanidosos, personalizarlos con todos los avíos que iremos desbloqueando poco a poco conforme jugamos. Además del juguete necesitaremos descargarnos la aplicación para el móvil o la tablet (está tanto para iOS como para Android), al abrirla veremos las semillas de Melbit, con una de ellas podremos crear uno de estos bichitos según la clase a la que pertenezca. Hay tres tipos de familias: de luz, de temperatura y de movimiento. De manera que aunque tengamos dos Melbits de una misma familia, en realidad, pueden ser muy diferentes ya que cambian sus rasgos, gustos y hasta su personalidad. Vale, ¿y lo que viene en la caja del juguete? ¿es un Melbit? No, es la incubadora. Al "meter" la semilla de nuestro smartphone en la incubadora comenzará su gestación y según la colocación del "horno" o lo que hagamos con él, podrá salir un Melbit muy diferente del resto aunque compartan la misma "famila".

La incubadora cuenta con sensores de recogen la cantidad de luz del ambiente, la temperatura que hace en nuestro entorno o si se producen movimientos bruscos mientras la semilla está germinando. En función de estas variables, cada Melbit tendrá su propia apariencia y características, pero y podemos ir haciéndonos una idea de las cosas que podremos hacer para tener un repertorio amplio de duendes en nuestra colección. Antes hemos mencionado la realidad aumentada, y sí podremos ver a nuestro Melbit corretear por el suelo del salón o la mesa del comedor cuando ya esté mocito, pero en su gestación podremos verle también mediante una "ecografía" en tiempo real que mostrará tanto el tiempo de maduración como los cambios físicos que está sufriendo. Bastará con enfocar con la cámara del móvil o de la tablet a la incubadora para que veamos en la pantalla lo que está "ocurriendo" dentro de la misma. No todo será probar a lo loco "a ver los Melbits que salen", el juguete trae más de cincuenta misiones en las que tendremos que movernos por la casa o colocar la incubadora en lugares concretos para que nos la den por buena.

Y luego está todo el tema del mantenimiento de los Melbits, cada uno tendrá sus gustos a la hora de comer y su forma de actuar, de manera que según lo que hagamos desbloquearemos más semillas, más alimentos y más complementos para engalanar a nuestros retoños. Luego, cuando lo consideremos oportuno, podremos enviarles a internet para que frenen el avance de los virus informáticos y comprobar cómo les va en la "Melbitopedia" que recoge toda la información de cada una de nuestras mascotas. Nos encanta la idea del "Playtime", un control parental encubierto que limita las horas del día en las que los Melbits están despiertos. El resto del tiempo permanecerán dormidos, por lo que si queremos acotar el tiempo de juego de los más pequeños, podremos poner el horario que queremos que jueguen mientras que si cogen la incubadora fuera del periodo establecido se encontrarán con que están todos dormidos y no podrán hacer nada. Sobra decir que aunque el juguete mida la temperatura, no está pensado ni ideado para meterlo en el microondas, frigorífico, lavadora o para colocarlo encima de una estufa, todas esas ideas locas que se le pueden ocurrir a un niño están consideradas y se advierte de que no se haga nada ni remotamente parecido.



Empezaremos con dos semillas, y al colocar la primera en la incubadora deberemos esperar dos minutos a que germine. Luego haremos lo propio con la otra, solo que en esta ocasión tendremos que hacer lo contrario para que nos den el primer logro y pasar de nivel. De esta forma, arrancaremos con las semillas de luz, podemos apagar la luz para que salga un Melbit oscuro o acercarlo a la bombilla para que sea de claridad. En función de la hora del día en que lo hagamos y de la intensidad (hay dos niveles) saldrá un Melbit de una categoría o de otra. Con los dos pequeños bichitos pululando por la pantalla, tocará pasar al siguiente nivel, la evolución a adulto, lo que desembocará en desbloquear los Melbits de temperatura y las subidas a internet para luchar contra los virus. Cada cosa que hagamos, cada reto que cumplamos desbloqueará otra variante, como si la rama de un gran árbol se tratase. El problema que le vemos es el tiempo que hay que esperar al principio, ya que los minutos mientras se gestan pueden ser un verdadero tormento para los más pequeños de la casa. En cuanto al contenido, tenemos la caja de cartón, el cable de alimentación USB-C (podemos conectarlo a un puerto USB o al cargador que tengamos por casa) y la incubadora. Los materiales son de muy buena calidad y resulta muy agradable al tacto, tiene el tamaño justo y su tono morado llamará la atención de todo el mundo. El led principal está en lo que sería la frente, (rojo mientras carga, verde cuando ya está al máximo) mientras que en los bordes de los que sería la cara hay unos leds que se iluminan tanto en el proceso de pasar la semilla a la incubadora como al rescatarla tras eclosionar. El juguete tiene textos y voces en castellano, portugués e inglés, seguramente se amplíe el repertorio conforme se lance en más países.

Lo que hay ahora mismo está muy bien... pero viene más en camino. Desde el estudio de desarrollo ya avisan que tendremos futuras actualizaciones que expandirán la experiencia de juego. Que el producto funcione mediante una aplicación tiene estas cosas, el juego no está restringido por el juguete, las actualizaciones abren un abanico de nuevas opciones que pueden ir desde lo meramente estético a aprovechar funciones que aprovechen la tecnología de los smartphones (más de un selfie me he hecho con mis amiguitos los duendes). Melbits POD es uno de esos "juguetes" que se regalan a los más pequeños de la casa y terminan acaparando los mayores. Es cuqui, gracioso, llamativo y adorable. Tiene un precio muy acertado y la única pega que podemos ponerle es que requiere de un terminal móvil para poder utilizarse, algo que todo el mundo tiene en casa pero que muchos tutores no quieren que tengan hasta cierta edades. Estamos convencidos de que veremos más Melbits en el futuro, bien con un nuevo videojuego, con un nuevo juguete o con otro proyecto de este estudio creativo. Porque Melbits es ya una marca propia a explotar, de la que crear merchandising y productos cruzados que amplíen el ecosistema como veremos en un futuro no muy lejano. Hoy por lo pronto, tenemos Melbits POD, la mascota virtual del siglo XXI.

Valoración:



Redactado por Juan Emilio Palomino (Spiderfriki)
Melbits POD - El noble arte de la crianza digital
Melbits POD - El noble arte de la crianza digital
Melbits POD - El noble arte de la crianza digital
Melbits POD - El noble arte de la crianza digital
Melbits POD - El noble arte de la crianza digital
Melbits POD - El noble arte de la crianza digital
Melbits POD - El noble arte de la crianza digital
Melbits POD - El noble arte de la crianza digital

Información del juego

Melbits World

PlayStation 4

Fecha de lanzamiento: 14 de noviembre de 2018
Desarrollado por: Melbot Studios
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Artículos: ____GEX_____, beto, Doscv, elite, Keyser Soze, NewRandomAge, Ohkouchi.

Actualmente hay conectados 6 usuarios registrados y 45 invitados.

63 ms.

Sortes Ingeniería Informática, S.L. 2002 - 2021 | Diseño web por Juan Palma García y Roberto Nieto

×