¡Colabora!
0
Frostpunk - Comunidades conectadas
PC PlayStation 4 Xbox One

Frostpunk - Comunidades conectadas

On the Edge es el último DLC del aclamado juego de 11 Bit Studio, os contamos las nuevas claves de supervivencia bajo cero en este artículo

Por Alejandro García González,
0 0 0

Versión analizada en PC. Copia digital cortesía de Evolve PR.

Lamentablemente para todos, escenarios catastróficos, desastrosos y, en cierta medida, apocalípticos son mucho más fáciles de imaginar que hace apenas medio año. El monotema ha afectado nuestras vidas profundamente, trastocado nuestros planes a corto y medio plazo además de obligarnos a mirar directamente al abismo económico, social y político junto a un halo de incertidumbre del que siquiera no sabemos si podremos salir. Si, Frostpunk lleva meses poniéndonos en la tesitura de manejar una ciudad en la que el acercamiento social es vital para mantener el calor, ya que ahí fuera sólo encontramos un yermo glaciar provocado por el enfriamiento global. ¿Virus? Si, claro, con el frío también tenemos que lidiar con esta lacra, las gripes estacionales se han convertido en poco menos que rutina en los hospitales. Muchos de ellos erigidos recientemente con una falta de medios alarmante. Y además, el invierno se acerca...

On the Edge es la última expansión de este aclamado constructor de ciudades, no sólo por orden de salida sino también como parte del pase de temporada que completa todos los escenarios y conceptos jugables que cada uno de ellos aporta. Esta vez es precisamente aquello que habita en el yermo glaciar lo más relevante: otras comunidades humanas, con las que, por primera vez, estableceremos relaciones de mutuo beneficio permanentes en el tiempo.


El nuevo escenario que probaremos con esta expansión se trata de "Al Límite", en el que seremos los mandatarios de una comunidad dedicada a extraer hierro de un viejo almacen militar a las órdenes de la capital. Debido a la distancia entre ambas localizaciones, el manejo de bienes es completamente autónomo y tendremos comunicación directa tanto para hacer envíos o pedir recursos, principalmente comida, dado que no hay manera de obtenerla en la región. No es sorpresa que en tal situación las relaciones entre ambas comunidades se deterioren rápidamente por falta de confianza y mano dura para cumplir con las abundantes remesas requeridas por nuestros amos al otro lado de la línea de comunicaciones. Es por eso que buscar otros grupos humanos con los que intercambiar se convierte rápidamente en una necesidad para la supervivencia de nuestro pueblo.

Cada comunidad es particular y nos pedirá diferentes favores. El asentamiento que suministra comida se centra casi exclusivamente en producirla, haciendo que sus infraestructuras sean precarias, por poner un ejemplo. Cumplir con los envios de materiales e ingenieros que desean les hará más capaces de aumentar su producción, aumentando su confianza en nosotros que podemos utilizar a su vez para pedirles favores como una remesa extra cuando más lo necesitemos. Asimismo, construir nuestra propia infraestructura para asegurar envíos es un costoso plan a largo plazo que conviene valorar según avanzan las semanas. Es imperioso decir que estas comunidades que nos encontramos, si bien algo tópicas cuando se las observa detenidamente, nos obligarán a tomar decisiones que se sitúan en áreas moralmente grises y a llegar a compromisos para intentar contentar a todos. Al fin y al cabo, es altamente improbable que en estas condiciones podamos sobrevivir aislados una vez contamos con comunidades tan especializadas y dependientes económicamente.

La historia y desarrollo jugable del nuevo escenario es interesante pero no particulamente impactante como hemos podido ver anteriormente y consiste en apenas un apunte al margen respecto a la excelente jugabilidad que el sistema ya mantenía por sí mismo anteriormente. Esta es la principal razón por la que, a pesar de estar estas mecánicas integradas (o más bien copiadas tal cual) en el modo infinito no modifican la partida de este último, ya que encontraremos estas comunidades mucho después de haber asegurado una producción estable de los recursos que potencialmente ofrecen. Es por estas razones que On the Edge se trata más bien de una celebración final del ciclo de vida de Frostpunk que de un DLC que modifique notablemente lo que ya conocemos y tanto nos gusta. Desde luego, nosotros ya estamos esperando con ansias lo próximo que 11 Bit Studios nos muestre en el futuro.

Valoración:
Frostpunk - Comunidades conectadas
Frostpunk - Comunidades conectadas
Frostpunk - Comunidades conectadas
Frostpunk - Comunidades conectadas
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Artículos: ____GEX_____, beto, Doscv, elite, Keyser Soze, NewRandomAge, Ohkouchi.
×