¡Colabora!
0
Doom Eternal: The Ancient Gods Part I - Picadillo de Ancestros
PC PlayStation 4 Stadia Xbox One

Doom Eternal: The Ancient Gods Part I - Picadillo de Ancestros

El Slayer regresa para hacer lo que más le gusta, compota de demonio. Los dioses nos contemplan, vamos a darles un buen espectáculo.

Por Juan Emilio Palomino González,
0 0 0

Versión analizada Xbox One X. Copia digital proporcionada por Bethesda.


La primera en la frente. Hemos perdido el tacto con Doom Eternal. Han pasado unos meses desde que arrasáramos las huestes del maligno, pero aunque aquellas maravillosas coreografías a toda pastilla en las que combinábamos piruetas imposibles con lanzallamas, granadas, motosierras y escopetas recortadas no se olvidan, cuesta cogerles otra vez el punto tras este periodo de reflexión. Acabamos Doom Eternal hartos de matar "cerebros con patas de arañas mecánicas" y "contempladores con más dientes que ojos"... pero ha sido retomar de nuevo el juego con motivo de la salida de su primera expansión jugable y volvernos de sopetón los recuerdos tanto de los puntos débiles de cada enemigo como saborear esa sensación de que al soltar el mando volvemos a movernos como humanos normales en nuestro insípido mundo real.

Como sabemos, id Software se sacó de la manga el shooter más exigente y brutal de todo 2020. Y cuando todavía no nos habíamos recuperado, nos llega la primera de las expansiones planificadas bajo el nombre de The Ancient God Part I (no hay que ser muy listo para intuir cómo se llamará el segundo contenido descargable). Si en su momento no adquirimos la versión especial de Doom Eternal, podremos hacernos con el "Year One Pass" por 29,99€ y acceder a las dos expansiones (la que ya está y la que está por venir). También podremos adquirir esta primera parte sin necesidad de pre-comprar la segunda, pero el precio sube hasta los 19,99€, por lo que la primera opción es mucho más rentable. Claro que, en id Software quieren que todo el mundo pueda disfrutar de la monumental expansión que se han marcado, por lo que no será necesario tener el juego original para poder disfrutarla: funciona como un juego independiente. Claro que ni por el argumento ni por la jugabilidad (lo explicamos más adelante) recomendamos esta opción, mejor hacer las cosas en orden y primero disfrutar de la campaña-



La trama arranca justamente en donde se quedó tras ver los créditos de Doom Eternal, con la muerte de la Khan Maykr y todo el desequilibrio de poder que el Slayer provocó. Este desbarajuste ha provocado que las legiones de demonios se descontrolen y hayan empezado a arrasar todo lo que hay a su alcance... en su dimensión o en la nuestra. Con la ayuda de Samuel liberaremos al Serafín en la búsqueda de el Padre, creador de todo y quien nos otorgó con su gracia el don de acabar con los demonios. Visitaremos la base marítima de UAC en el Atlántico y viajaremos hasta Urdak para recuperar la esfera de la vida, todo ello mientras nos encaramos de nuevo con la flor y nata del inferno, auténticas bestias pardas que ya nos lo pusieron en coreano durante la campaña principal y que ahora regresan con algún que otro truquito nuevo para sacarnos aún más de quicio.

The Ancient God Part I es más de lo mismo. Escenarios gigantescos más largos que un botellón sin refresco, decenas de coleccionables que nos obligarán a estudiar arquitectura para poder encontrarlos y más enfrentamientos a cara de perro que una moción de censura en el parlamento. Puede que en su momento la jugabilidad tan milimétrica de Doom Eternal te agobiara, había que tener muy claro el patrón de acciones en cada momento para conseguir vida, armadura, munición y de paso, debilitar a los enemigos en los puntos claves para poder llegar al siguiente punto de guardado. Pues esta expansión es justamente eso... llevado una zancada más adelante. ¿Que odiabas al mezquino "Acechador" como si fuera tu profesor de Derecho Mercantil? Te ponemos dos a la vez. ¿Que las oleadas de enemigos se hacían interminables? Aquí las hay el doble y el triple de largas. ¿Que eres de los que tiran el mando contra el suelo cuando te arrinconas tu solo y te las dan todas juntas? Prueba con los Lego. Si aceptas que The Ancient God Part I es más de lo mismo, pero más exagerado, lo vas a pasar de miedo.



El estudio de desarrollo no solo ha continuado con la trama donde la dejó, también ha añadido tres nuevas runas que podremos utilizar (solo una de ellas activada), han metido nuevos enemigos a la rotación de bestias (las torretas son un poco meh, la verdad) y han matizado alguna mecánica del juego original, como cambiar lo de ir por el ácido por nadar en el agua con un traje de buceo, es lo mismo (cuando el contador baje de 100 empezaremos a perder vida) pero le da empaque al primer nivel de la plataforma marítima. En total son tres niveles, pero su tamaño es como mínimo, tan grande de mayor tamaño de Doom Eternal. Y lo mejor de todo es que han buscado ambientaciones que se diferencian enormemente de lo ya visto para que el juego tenga un aspecto totalmente fresco. Por supuesto llega con su ración de logros/trofeos, sus coleccionables y sus desbloqueables para que podamos personalizar a nuestro Slayer en la pantalla del título. El apartado artístico es una completa pasada, el embravecido océano del primer nivel, el pantano a lo Tim Burton del segundo escenario o el tamaño de cierto "personaje" dejan claro dos cosas: esta gente son unos maestros artesanos a la hora de crear juegos de acción y que han aprovechado el hardware de la generación que acaba con un juego tan frenético como espectacular. De la contundente banda sonora se encargan Andrew Hulshult y David Levy, por lo que apenas hemos echado de menos al genial Mick Gordon.

El Serafín, Samuel, Maykr, el Padre... y la madre que los parió a todos. Es cierto que este The Ancient God Part I añade cosas que no habíamos visto con anterioridad, pero casi podemos asegurar que es tan demencial, excesivo y brutal como la campaña principal. Incluso en muchos momentos, aún más. Recomendar este contenido descargable es sencillo, si te gustó Doom Eternal, tienes que hacerte con él. Si no lo jugaste, no tiene mucho sentido pillar esta expansión, por mucho que se pueda comprar si la necesidad de tener el juego base. The Ancient God Part I es una vuelta de tuerca más, aprieta todavía más al jugador al echarle a la cara (y a su espalda y a sus costados) los enemigos más grandes y más fieros que veremos en shooter alguno. Tan importante como tener reflejos es saber qué arma y qué punto débil tiene cada uno de los enemigos, mecánicas que se nos grabaron a fuego en nuestra memoria mientras jugamos a Doom Eternal. Sin ese conocimiento en nuestro ser, resulta complicado recomendar una expansión que sube dos peldaños a lo visto anteriormente. No podemos más que aconsejar terminar primero Doom Eternal y luego, tras un periodo de descanso y reflexión, lanzarse de cabeza a por The Ancient God Part I, la satisfacción que produce terminal un nivel con todos los coleccionables solo es comparable a progresar en un juego de From Software. Esperemos que la segunda parte de esta nueva historia no tarde demasiado en llegar. Valoración:



Redactado por Juan Emilio Palomino (Spiderfriki)
Doom Eternal: The Ancient Gods Part I - Picadillo de Ancestros
Doom Eternal: The Ancient Gods Part I - Picadillo de Ancestros
Doom Eternal: The Ancient Gods Part I - Picadillo de Ancestros
Doom Eternal: The Ancient Gods Part I - Picadillo de Ancestros
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Artículos: ____GEX_____, beto, Doscv, elite, Keyser Soze, NewRandomAge.
×