Destiny 2: El Estratega
PC PlayStation 4 Xbox One

Destiny 2: El Estratega

Bungie culmina el pase de temporada con una nueva expansión que promete nuevas aventuras para nuestros guardianes.

Por Juan Emilio Palomino González,
0 0 0

Versión analizada Xbox One X. Copia digital proporcionada por Activision.

Que Destiny 2 fue uno de los lanzamientos más importantes del año pasado, lo sabemos todo. El juego no consiguió el impacto del primero, estábamos escarmentados, pero hay que reconocer que la gente de Bungie borda la jugabilidad en primera persona y la historia estaba mucho mejor contada. Ghaul con su legión roja nos puso el corazón en un puño, nos conmovimos con el sufrimiento de el Viajero y Cayde-6 nos ganó para siempre con sus chanzas. Inolvidable los momentazos como la caída en desgracia de los Guardianes de la Luz o toda la parte del sabotaje de el Omnipotente. Todo aquello terminó, pero quedaron las incursiones, los asaltos, los enfrentamientos en el Crisol y las risas con los amigos mientras acumulábamos criptogramas para mejorar nuestro equipamiento. El pase de temporada nos prometió dos expansiones, la primera titulada La Maldición de Osiris que no consiguió estar a la altura de las expectativas. La segunda, es justo el motivo por el que estamos aquí y ahora.

Si La Maldición de Osiris nos puso detrás de la pista del guardián más famoso de la historia, el Zavala antes de Zavala, la expansión El Estratega nos pone sobre la pista de una guardiana que necesita nuestra ayuda. El argumento de las misiones de la historia nos presenta a Ana Bray, lo que provocará que visitemos un nuevo escenario al socorrerla, los gélidos glaciares del planeta Marte. Las guerras de la Edad de Oro han afectado directamente al ecosistema del planeta rojo y los enormes bloques de hielo han empezado a derretirse, lo que ha provocado que emerja el núcleo del Estratega Rasputín... pero no es lo único que ha salido a la superficie. La Colmena está de vuelta, esta vez siguiendo al antiguo dios gusano Xol.

En realidad, este contenido adicional resulta calcado al visto con anterioridad y salvo las pequeñas novedades puntuales repite los mismos problemas que vimos en su día: una historia plana, misiones con una estructura ya vista y enemigos que tenemos aborrecidos desde el primer Destiny. En Bungie han intentado dar un nuevo rumbo a su juego para recuperar la relevancia perdida desde su lanzamiento, y aunque en cierta forma lo han conseguido con las últimas modificaciones y parches, se nota que este El Estratega estaba concebido antes de eso cambios. Y lo peor de todo, estaba hecho con la misma plantilla que La Maldición de Osiris. En lo que Bungie no falla es ponernis en pantalla lugares suntuosos, llenos de recovecos y efectos de luces capaces de elevar a los cielos a un epiléptico. A eso sumamos la principal novedad en el combate, la jabalina Valquiria, capaz de desmontar cualquier batallón de enemigos durante la treintena de segundos que nos permiten arrojar sus lanzas explosivas. Por lo demás, una ristra de misiones para la campaña (puede llegar a superar las cinco horas si no tenemos el nivel suficiente) y las acostumbradas tareas secundarias que amplían la oferta (asaltos, patrullas y los encargos similares).

Como decimos, más de lo mismo que casa a la perfección con el primer contenido y que rechina un poco con las decisiones tomadas por Bungie para atraer de nuevo a la comunidad. Como que esto ya estaba hecho de antes de marcar el nuevo rumbo que tomará el juego. Un ejemplo de lo que decimos es el nuevo modo “Protocolo escalada”, que no es más que las oleadas de supervivencia de toda la vida, pero con encanto. Lo malo es que muchos jugadores no podrán disfrutarlas ya que necesitaremos más de 380 de luz para disfrutarlas. Complicado retener y atraer nuevos guardianes a la causa si uno de los principales atractivos tiene una restricción tan severa. Por lo demás, una nueva incursión que llegará dentro de poco (Espira de estrellas), nuevo equipamiento y las misiones para que nos perdamos por los glaciares de Marte. Eso sí, el planeta rojo luce mucho mejor que lo que vimos durante la búsqueda de Osiris, sobre todo en cuanto a tamaño y detalle de los escenarios se refiere.

En conjunto, supera al primer contenido planificado para Destiny 2, pero creemos que no resultará suficiente para que el juego alcance la magnitud que logró la primera entrega. Seguramente están preparando algo nuevo, algo que conoceremos durante el E3 (¿conferencia de Sony?) y que ampliará la experiencia con novedades de peso, un poco como ocurrió con El Rey de los poseídos en Destiny. Mientras el estudio de desarrollo se calienta la cabeza con nuevos modos de juego, nuevas expansiones y nuevas mapas para el Crisol, tenemos que reconocer que su jugabilidad sigue en todo lo alto. Pocos juegos de disparo en primera persona pueden mirar cara a cara a la diversión que provocan los juegos de Bungie cuando nos limitamos a disparar a nuestros enemigos. Ni por esas nos cansamos de matar una y otra a los mismos enemigos de siempre... aunque darnos un nuevo objetivo al que acribillar no nos vendría nada mal.

Valoración:
Destiny 2: El Estratega
Destiny 2: El Estratega
Destiny 2: El Estratega
Destiny 2: El Estratega
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Artículos: ____GEX_____, beto, CodeRed, Doscv, elite, NewRandomAge, Ohkouchi.
×