Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros. Al continuar con la navegación, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Aceptar
Ratas en manada
PlayStation 4 Xbox One PC

Ratas en manada

Warhammer impone su ley de figuritas en el cooperativo en línea.

Por Juan Emilio Palomino González,
0 0 0

Versión analizada: Xbox One. Copia digital proporcionada por Fatshark.

Una de las licencias que más juego dan para hacer videojuegos es Warhammer. Que si la estrategia de Dawn of War, los enfrentamientos deportivos de Blood Bowl o la acción en tercera persona de Space Marine. La lista es enorme y podemos encontrar casi todos los géneros disponibles, solo falta que Telltale Games saque una aventura por episodios y un título de orcos montados en karts. Hoy toca hablar de Warhammer: End Times Vermintide, un juego que salió en PC en 2015 y que ahora llega a Xbox One y PlayStation 4. El juego de Fatshark se ha ganado un hueco dentro de la comunidad de jugadores de PC y ahora prueba suerte en consolas. Puede que no os suene mucho su nombre, pero son los mismos que nos ofrecieron otro enfoque diferente de holocausto zombi con Escape Dead Island. Ahora se desmelenan con el que es su mejor trabajo hasta el momento, sobre todo porque llevan desde 2004 queriendo hacer un juego con esta licencia.

Pero... ¿qué es Vermintide? Estamos ante un shooter en primera persona que coge la fórmula de Left 4 Dead y la adapta a este particular mundo de fantasía medieval. Se trata de un cooperativo para cuatro jugadores en el que deberemos superar oleadas de enemigos mientras terminamos los niveles. La gracia está en que, en lugar de los muertos vivientes de Valve, nos tocará hacer frente a todo el bestiario de criaturas de Games Workshop. Sí, más de uno debería estar frotándose las manos porque la premisa promete. Y la verdad es que el juego cumple de sobra en todos los aspectos, incluso diremos que cumple mucho mejor que Evolve, el juego de Turtle Rock que debía evolucionar la mecánica de juego de Left 4 Dead. Al final, repetir planteamiento con los mismos patrones pero diferentes mimbres ha resultado más satisfactorio.

Al igual que el título en el que se inspira, Vermintide nos ofrece cinco personajes con sus propias características. Víctor el cazados de brujas, Kerillian la forestal, Bardin el explorador enano, Sienna la hechicera y Markus el soldado imperial. Cada uno de ellos portará dos armas, una cuerpo a cuerpo (ataque leve al pulsar gatillo y fuerte si lo dejamos pulsado) con la que podremos cubrirnos y otra para larga distancias que suele estar restringida con munición. Como si fuese la tercera parte del juego de zombis, dispondremos de fungibles de uso limitado en los escenarios, como el botiquín con el que mejorar la vitalidad de nuestros amigos o la nuestra propia, la bomba para situaciones en las que nos superan en número o la poción especial que nos sacará en más de un atolladero. Si en Left 4 Dead podíamos poner bombonas explosivas en ciertos lugares para hacerlas detonar cuando viniesen los enemigos en manada, aquí serán barriles llenos de pólvora. Lo dicho, a imagen y semejanza.

Lo mismo pasa con los enemigos, desde las ratas que son carne de cañón que cae a las primeras de cambio hasta los especiales con sus características típicas que ya conocemos, el enorme que arras contra nuestro grupo o el sibilino que acecha y salta sobre nosotros con sus cuchillas mientras no deja que nos levantemos. Al caer deberemos esperar a que nos levanten los compañeros, y una vez que nuestra barra de salud se pierda aparecerá otra de color rojo que será la que nos avise de que si no nos ayuden rápidamente pereceremos definitivamente. Al menos en esta ocasión los personajes pueden cambiar de armas, subir niveles y adquirir equipamiento, algo que potencia mucho la rejugabilidad más allá de repetir los niveles por pura diversión.

Warhammer: End Times Vermintide puede ser la sorpresa del año. Un título pensado para jugar con amigos, ya que en solitario la experiencia flojea irremediablemente por mucho que la inteligencia artificial ponga de su parte. Es un juego para estar conectados con nuestros auriculares desde el primer momento. Respecto a la versión de PC, encontramos que todo el contenido adicional que creó en su día se encuentra de serie, lo que asegura muchas horas de diversión. Los gráficos resultan llamativos, sobre todo por la cantidad de enemigos en pantalla, uno de los requisitos para que nos sintamos realmente dentro de la aventura y de lo que nos quiere propones. Lástima que la tasa de imágenes oscile en la treintena, con el doble el juego ganaría en suavidad y precisión. Los minúsculos subtítulos en castellano nos ayudan a entender las conversaciones en inglés de nuestros compañeros de viaje. Si buscas un juego cooperativo para pasar las tardes muertas con tu pandilla de amigos en línea, estás ante la sorpresa del año.
Análisis de Warhammer: End Times - Vermintide para XONE: Ratas en manada
Análisis de Warhammer: End Times - Vermintide para XONE: Ratas en manada
Análisis de Warhammer: End Times - Vermintide para XONE: Ratas en manada
Análisis de Warhammer: End Times - Vermintide para XONE: Ratas en manada
Con amigos, resulta muy divertido. Muchos personajes y niveles.
En solitario, pierde bastante. La tasa de imágenes por segundo.
Vermintide copia y mejora momentos al título de Valve, algo realmente increíble.
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Análisis: ____GEX_____, beto, CodeRed, Doscv, elite, MrRafa, NewRandomAge, Rodri.
×