¡Colabora!
0
Una raqueta y un destino: ¡ser el nº1!
Dreamcast

Una raqueta y un destino: ¡ser el nº1!

Toda la intensidad del tenis recogida en su máximo esplendor, con una jugabilidad arcade y frenética sin parangón. ¡Te reto a un partido!

Por Rebel,
0 0 0

Introducción
Una experiencia arcade pura y dura, diversión sin trabas y al primer toque. Eso es básicamente lo que ofrece Virtua Tennis para Dreamcast, la propuesta de Hitmaker y Sega hacia todos aquellos amantes de este deporte hace ya más de cuatro años.

Gustándole a uno el tenis es difícil no sentirse tentado por un juego tan atrayente como éste, que hace gala de jugadores reales (algunos de los cuales hoy por hoy se hallan en la cúspide de sus carreras), una presentación a nivel de pistas y de estadios realmente sobresaliente, una atmósfera tenística muy lograda, y el suficiente número de modos de juego para mantener ocupado al jugador durante un buen tiempo y sin que éste caiga en el aburrimiento.

Por si fuera poco, no podía faltar la clásica opción de juego a dos, ya sean enfrentándose dos personas entre sí, compitiendo en un equipo de dobles frente a otro, o jugando acompañados por la CPU en otro duelo a dobles.

Coger la raqueta y saltar a una pista abarrotada por miles y miles de fans nunca fue tan fácil y adictivo.

Jugabilidad
El manejo es simple y apto para todo el mundo, lo que no quiere decir que la complejidad de juego se muestre nula. Es más, cada usuario tiene la opción de representar en la pista su propio estilo o su propio trademark de juego, dependiendo de que sea un cañonero bruto que gusta de atizar todas las bolas con gran fuerza y violencia buscando zapatazos espectaculares desde el fondo; un voleador nato que siempre acompaña sus servicios con subidas a la red para intentar rematar las jugadas con celeridad, o inclusive un tipo con técnica al que le vaya sobremanera el hacer dejadas al contrario para obligarle a acudir alante intermitentemente o que prefiera tratar de abrir ángulos imposibles que saquen a nuestro rival de la zona poco a poco. Todo ello manejando dos botones y el stick, un auténtico logro mayúsculo.

Lo primero que tenemos que hacer es seleccionar jugador (y su vestimenta) entre una gama de ocho profesionales reales (la mayoría en activo y algunos ya retirados) y ocho creaciones ficticias, para un total de dieciséis tenistas de primer nivel. A esto hay que sumarle dos personajes especiales que son, según el juego, los prototipos de jugador absolutamente perfecto, y jugador todo-terreno que no baja sus registros jamás. Puede que asuste, pero es posible derrotar a estos curiosos especímenes sin ningún problema cuando ya se tenga la pericia adecuada, con lo que sus cartas de presentación quedan en anécdota.

La lista de personajes principales es: Jim Courier, de los Estados Unidos; Cedric Pioline, de Francia; Carlos Moya, de España; Tommy Haas, de Alemania; Thomas Johansson, de Suecia; Yevgeny Kafelnikov, de Rusia; Mark Philippoussis, de Australia; y Tim Henman, de Gran Bretaña.

Cada tenista cuenta con sus características personales e intransferibles que les hacen más fuertes y definitivos en una parcela concreta del juego, y más endebles y vulnerables en otra. Es por ello por lo que personajes como Mark Philippoussis (el gigante australiano que nos privó de la Davis en 2003) ofrecen su mayor potencial en el servicio, siendo este golpe uno de los que mejor podremos efectuar si lo manejamos. Por contra, tíos como Tommy Haas o nuestro querido Carlos Moya son especialmente resolutivos pegando desde el fondo y dominando la situación a distancia y con tiros de impresión en batallas largas. Sea como sea, todo esto no quiere decir que controlando a una clase de jugador sea imposible derrotar a otro o viceversa. En el fondo todos los tenistas se muestran capaces de amoldarse a cualquier estilo que les exijamos y con todos podemos ganarnos fama de competidor invencible, pero lógicamente siempre habrá cosas que ejecuten mejor que otras.

La mecánica de servicio es la que se podía esperar en estos casos: preparados para golpear, presionamos el botón A y nos aparecerá una barra vertical que a buen ritmo va rellenándose en un color amarillo. Pulsando de nuevo sobre A detendremos la ascensión, y dependiendo de cuánta cantidad de barra hayamos conseguido llenar, sacaremos más o menos fuerte. Si lo hemos hecho perfecto y hemos llenado la barra en su totalidad, ésta destelleará en un tono rojo chillón y produciremos un saque fiero en su máxima expresión, que será terriblemente complicado de devolver por el contrario. Con el stick siempre podemos apuntar hacia un lado específico del campo o hacia otro, al igual que con el resto de golpes, obviamente. Moviendo el stick hacia arriba se supone que buscamos un tiro largo y profundo, que esté en el límite con la raya de fondo, mientras que si lo trasladamos hacia atrás estaremos recurriendo a golpes cortados y en plan dejada, ideales si el oponente se halla muy lejos de la red. Oh, y a la hora de sacar también se puede engañar al rival y hacer una especie de saque-cuchara deteniendo la barra con Y. Será un servicio liftado y con un efecto especialmente pronunciado, una variante brillante para abrir ángulos ya desde el comienzo. Sin embargo, hay que saber pegarlo bien porque es un golpe más flojo que el saque plano convencional, y si se nos queda en el centro nuestro adversario reventará la pelota, tomando la iniciativa.
Análisis de Virtua Tennis para DC: Una raqueta y un destino: ¡ser el nº1!
Análisis de Virtua Tennis para DC: Una raqueta y un destino: ¡ser el nº1!
Análisis de Virtua Tennis para DC: Una raqueta y un destino: ¡ser el nº1!
Análisis de Virtua Tennis para DC: Una raqueta y un destino: ¡ser el nº1!

Información del juego

Virtua Tennis

Dreamcast

Fecha de lanzamiento: 2000
Desarrollado por: Hitmaker (AM3)
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Análisis: ____GEX_____, Aceskies, elite, Keyser Soze, Mynra, NewRandomAge, tidusin, Wuyashen.
×