¡Colabora!
0
El retorno del videojuerguista
Nintendo Switch

El retorno del videojuerguista

Suda 51 se estrena en Switch con su serie más longeva y la promesa de volver muy pronto.

Por Juan Emilio Palomino González,
0 0 0

Versión analizada Nintendo Switch. Copia digital proporcionada por Nintendo.


Shadows of the Damned, Lollipop Chainsaw o Killer is Dead son algunos ejemplos de lo que se cuece en el estudio de desarrollo Grasshopper Manufacture. Y más concretamente en la cabeza de su director, Goichi Suda, al que conocemos en este mundillo como Suda 51 (lo del número es un juego de palabras en japonés con su nombre). Se trata de un tipo curioso, amante de todo lo que suene a yankee y capaz de anteponer algo que considere estético a algo funcional en sus obras. De todos sus trabajos, el que se ha convertido en una franquicia sostenible es sin lugar a dudas No More Heroes, una historia contada millones de veces (asesino que tiene que acabar con otros asesinos) que consiguió darle personalidad propia a costa de guiños y clichés conocidos por todos. Sin ir más lejos, su protagonista Travis porta una espada de luz y conduce una moto calcada a la de Kaneda en Akira (en blanca). Ahora arranca en Nintendo Switch con un spin off de esa misma serie que estrenó en Wii, pero radicalizando el sistema de juego hacia el arcade más directo y adaptándose a la cultura “indie” como uno más de este gremio. Comenzamos.

La trama gira en torno a la venganza de Badman, un corpulento asesino ataviado con un pasamontañas que resulta ser el padre de Badgirl, la primera ¿víctima? de Travis Touchdown en No More Heroes. Badman ha pulido su bate de béisbol y ha hecho acopio de un buen alijo de latas de refresco mientras perpetraba su venganza... porque por fin, la espera ha merecido la pena y ha localizado a Travis en su caravana y se dispone a desnucarlo de un estacazo bien dado. Claro que nuestro protagonista se las sabe todas y consigue zafarse, pero en mitad de la reyerta la mística videoconsola a la que estaba jugando se marca un Jeff Bridges en Tron y digitaliza a los dos protagonistas de nuestra historia para convertirlos en los personajes principales de una serie de alocados y extraños videojuegos. Ambos tendrán que cooperar para superar todos los niveles de cada uno de los títulos disponibles para poner un poco de cordura en esta pesadilla que los ha succionado. De esta forma, tras la descriptiva introducción que veremos antes del menú principal, empezaremos dentro de un videojuego que está dentro de otro videojuego, de manera que cada capítulo estará formado por una serie de niveles al uso en los que encontraremos coleccionables, enemigos finales y multitud de referencias para los más avispados.

Incluso los más lelos podrán encontrar algún que otro guiño, porque son tantos y tan variados que tendremos que estar con los ojos cerrados para no darnos cuenta. Entre las referencias ochenteras, cinéfilas y a otros videojuegos, destacan por mérito propio el tributo realizado a la comunidad ”indie” y a las creaciones previas del propio Suda 51, el cual se pirra por estos detallitos endogámicos. Una vez metidos en el meollo, veremos que la jugabilidad pasa por la acción más directa, claramente inspirada en lo vivido en salones recreativos... hasta se ha optado por colocar los marcadores a los lados para que la imagen jugable ofreciese los 4:3 de proporción que tan bien conocemos los que nos quitamos canas delante del espejo. La gracia de que cada capítulo sea un videojuego diferente no solo aporta variedad a los escenarios y enemigos, también vemos cambios jugables, que aunque no sean muy relevantes, aportan variedad. Por lo demás, un hack & slash de los de subir niveles, ganar habilidades, ver el daño de cada golpe en pantalla y escudriñar los limitados escenarios para no dejarnos nada atrás. Hasta tenemos un cooperativo para jugar con un amigo (haremos piña con Badman), aunque si jugamos en solitario, podremos escoger el personaje que queramos en cada momento. Suena como si se hiciera una recreativa de Diablo, y en parte así es, pero tamizado con la locura argumental y cosmética de Suda 51. Hasta copia del juego de Blizzard el dejar pulsado el botón de ataque básico para no tener que machacarlo constantemente o que para usar las habilidades tengamos que esperar para usarlas de nuevo. Eso sí, nos quedamos con lo de que el sable de luz hay que cargarlo de forma manual para poder atacar, es una restricción que le da mucho jugo al sistema de lucha.

Travis Strike Again: No More Heroes es el mejor ejemplo que se nos ocurre de una contradicción. Por un lado, su diseño atrapa, con un estrambótico diseño de personajes marca de la casa y un uso del color tan arriesgado como cautivador... pero una vez nos ponemos a repartir estopa, las carencias brillan tanto como las virtudes. Los escenarios tienen menos polígonos que el que puede mostrar chip FX y los enemigos, aunque numerosos en pantalla, son tan esquemáticos que parecen dibujados por un niño de cuatro años. Como decimos, contrastes. Las imágenes, los vídeos y algunos detalles (ataques especiales o enemigos finales) son alucinantes, pero corretear los niveles termina por dar grima. En cuanto al sonido, tres cuartos de lo mismo. Sonidos y músicas que parecen sacadas de otros títulos y que se meten en nuestra cabeza comparten espacio con melodías que parecen creadas con tres acordes. Ahora dirán que a Suda 51 lo amas o lo odias... nosotros diremos que por mucho que nos guste su estilo, también podía haber trabajo todos los apartados por igual.

El estreno de Suda 51 y de Travis se salda con un juego divertido que encaja a la perfección en el ecosistema de títulos indies que a su vez homenajea, pero al que le queda muy lejos el escalón de los títulos que suele publicar Nintendo. Nos quedamos con la promesa de que Travis volverá dentro de un tiempo, que esto no ha sido más que una primera toma de contacto y que, como le pasa al propio protagonista, esto no era más que una divertida gamberrada que ha salido mejor de lo esperado. Ha salido mejor porque la jugabilidad entretiene, la estética es muy llamativa y nos encantan las referencias... pero no siempre se puede vivir de ofrecer lo mismo. Estamos ante un subproducto de la marca No More Heroes que apreciarán los fans de este creativo y los que busquen títulos la mar de raros. Si eres de los que solo quieren canela en rama, encontrarás títulos mejores a todos los niveles... salvo en lo que se refiere a la originalidad, claro.
Análisis de Travis Strikes Again: No More Heroes para Switch: El retorno del videojuerguista
Análisis de Travis Strikes Again: No More Heroes para Switch: El retorno del videojuerguista
Análisis de Travis Strikes Again: No More Heroes para Switch: El retorno del videojuerguista
Análisis de Travis Strikes Again: No More Heroes para Switch: El retorno del videojuerguista
La cantidad de referencias y homenajes. Muy arcade.
Apartado técnico pobre. No es el juego que queríamos.
Engancha una cosa mala, pero con tanta referencia se queda en una cómoda segunda fila en la que Suda 51 se siente muy a gusto.

Información del juego

Fecha de lanzamiento: 18 de enero de 2019
Desarrollado por: Grasshopper Manufacture
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Análisis: ____GEX_____, beto, CodeRed, Doscv, elite, MrRafa, NewRandomAge, Ohkouchi, Rodri.
×