¡Colabora!
0
Ningún robot se queda atrás
Nintendo Switch PC PlayStation 4 Xbox One

Ningún robot se queda atrás

Optimus Prime y compañía regresan a las consolas cinco años después de su último juego.

Por Juan B.,
0 0 0

Versión analizada PlayStation 4. Copia digital proporcionada por Bandai Namco.

Transformers ha vivido tiempos mejores. Muchos creen que su nacimiento tuvo lugar en Estados Unidos, pero su origen es japonés. En aquellos tiempos Hasbro se encontraba buscando nuevos juguetes que vender, y hubo una línea de figuras japonesa que llamó su atención. Los diseñaba Takara Toys y se llamaban Car Robots. Incluso contaban con un primer diseño de Optimus Prime y Bumblebee (aún sin estos nombres, claro). El relanzamiento de los Transformers en Estados Unidos fue un éxito entre los 80 y los 90, apoyados en Marvel Cómics, que ya les habían echado una mano con el fenómeno de G.I Joe. Como dato anecdótico, fue Dennis O’Neil (guionista de Marvel y DC) el que puso el nombre a Optimus Prime. Pero la realidad es que en las dos últimas décadas los Transformers han estado de capa caída. Los juguetes ya no son la gran demanda que solían ser, las series de dibujos es mejor pasarlas por alto y las películas... bueno, la primera trilogía de Michael Bay es disfrutable y recaudaron buenas cifras, pero el resto son completamente olvidables. En los videojuegos pasa prácticamente lo mismo, no hemos tenido nada desde Transformers: Devastation, que cuenta con el sello de Platinum y no estaba mal como juego de acción cargado de nostalgia. A nuestras manos ha llegado el recién lanzado Transformers: Battlegrounds, un título que apuesta por la estrategia y no tanto por la acción. ¿Será el esperado regreso de Transformers?

Empecemos por lo narrativo, pero ya os adelanto que es lo mismo de siempre: Autobots contra Decepticons, una batalla que parece que nunca acabará. El argumento nos vuelve a colocar a Bumblebee como el principal protagonista, una tendencia en las últimas obras de Transformers, aunque no termina de estar por encima de Optimus Prime. Megatron y su grupo están más cerca que nunca de hacerse con la Chispa Vital, un tipo de energía capaz de rehacer mundos y extraer su energía. Con Optimus Prime desaparecido en combate, los Autobots deciden colocarnos a nosotros (el jugador) como el comandante de sus fuerzas. A lo largo de los cuatro actos que componen la aventura principal deberemos comandar a los Autobots más reconocidos en su lucha contra las fuerzas de los Decepticons.

Los Decepticons son feos, pero no tanto como la fuente de los textos.


Transformers: Battlegrounds es un juego de estrategia por turnos que coge lo más básico de X-COM y lo camufla bajo su apariencia robótica, aunque a nivel de estética sí nos recuerda más a Mario + Rabbids Kindgom Battle, por aquello de que parecen dibujos. Si has probado a los juegos que he citado, sabes perfectamente lo que te vas a encontrar. Pero si no lo has hecho, yo te lo explico. En cada nivel tenemos unos personajes disponibles, cada uno con su rol y funciones. Nuestro objetivo principal es que todos los personajes lleguen con vida a la última zona de la fase, pero no podemos hacerlo de manera instantánea. Cada facción (nosotros los Autobots, la inteligencia artificial los Decepticons) dispone de un turno para realizar movimientos, luego será el enemigo el que mueva ficha y una vez más nos regresará el turno. Cada movimiento o ataque consume un número de fichas de acción, y siempre tenemos tres a nuestra disposición. Hay que estudiar los movimientos que vamos a realizar para aprovechar al máximo los puntos de acción, aunque no siempre será posible. Nos movemos en un mapeado con cuadrículas, así que lo ideal es moverse de obstáculo a obstáculo para proteger a nuestro personaje de los ataques. También hay coberturas como tanques de gasolina o coches que, además de protegernos, podemos usarlos a nuestro favor para crear una explosión que golpee al enemigo.

Tenemos hasta seis personajes jugables, cada uno de ellos con sus habilidades. Una pena que no se pueda jugar con los Decepticons durante la campaña, porque nos hemos quedado con las ganas. Hay personajes conocidos como Optimus Prime, Bumblebee o Wheeljack, aunque también otros que suelen quedar en el olvido, como Arcee y Windblade. Todos ellos tienen una habilidad definitiva única que se rellena con los movimientos que realizamos en nuestros turnos, aunque si no realizamos ningún movimiento podemos invertir los puntos de acción en energía, aunque es una cuestión de riesgo-recompensa. ¿Me merece la pena no protegerme para así activar la habilidad definitiva? Estas habilidades definitivas no consumen puntos de acción, sino que nos reduce a cero la barra de energía. Optimus Prime, por ejemplo, puede lanzar a un enemigo contra la pared e infligir el doble de daño. O Wheeljack, que puede curar a todo el grupo y hacer daño al enemigo al mismo tiempo. Combinarlas nos ayudará a superar los niveles fácilmente.

Arcee y Windblade no son muy conocidas, pero en este juego tienen su protagonismo.


Hay un total de cuatro actos, cada uno ambientado en un lugar diferente. Los objetivos de las misiones varían en cada una de ellas, desde una escapada con un tiempo límite hasta defender a un aliado caído en combate. Cada misión nos recompensa con unos puntos que podemos invertir en comprar habilidades para nuestros personajes. Algunas son útiles, ya que nos permiten centrar las habilidades de uno de nuestros personajes en su especialización. Arcee no es buena atacando, pero sí ofreciendo apoyo, así que comprando nuevas habilidades y asignándolas se nos queda un mejor personaje. También hay unos cuantos modos multijugador (únicamente en local, nada de online), como Captura la bandera o el clásico de conquistar una zona y ganar más puntos que el rival. Estamos ante un juego accesible, enfocado especialmente hacia el público más infantil. Hay tres modos de dificultad, pero incluso en Experto es un paseo. Si buscas algo exigente, pues Transformers: Battlegrounds no te lo va a dar. Quiero decir, aquí no hay factor de aleatoriedad. No hay una precisión al apuntar, siempre acertaremos. Tal vez a algunos les encante la decisión, pero los más puristas del género no lo entenderán.

En el apartado técnico encontramos muchos defectos, siendo el rendimiento el más evidente. Nos dicen que funciona a 30 fps, pero mi experiencia tras algo más de diez horas lo pone en duda. Las caídas de framerate son una constante, en ocasiones la imagen se congela y entorpecen el avance en las misiones. La cámara tampoco ayuda, se queda atascada muchas veces en los edificios y suele realizar unos movimientos extraños. No se han roto la cabeza en cuanto a lo gráfico, parece que hayan adaptado un juego de gama baja para móviles a consolas. No hay nada que destaque ni es visualmente atractivo. Afortunadamente en lo sonoro es otra cosa, cierto que la música es muy repetitiva, pero se inspira en la serie de televisón y eso nos trae buenos recuerdos. Al menos el doblaje al castellano cuenta con voces reconocidas en nuestro país y no vamos a sufrir en ese aspecto.

Aunque Optimus Prime es la cara más reconocida de los Transformers, Wheeljack fue el primer diseño que hizo Hasbro.


CONCLUSIÓN

Transformers: Battlegrounds no es el regreso que soñábamos, y mucho menos en consolas. Encajaría a la perfección en dispositivos móviles, pero se queda muy corto al trasladarlo a plataformas mayores. Platinum Games lo hizo muy bien con Transformers: Devastation, supo mezclar el fanservice con una buena jugabilidad, pero Battlegrounds no cumple en ninguna de esas partes. Es recomendable si perteneces al público nicho que sigue locamente enamorado de los Transformers, y aún así se me hace complicado justificar el precio completo, que es de 39,99 euros. Sin embargo, puede ser una buena opción para un público infantil.



Análisis de Transformers: Battlegrounds para PS4: Ningún robot se queda atrás
Análisis de Transformers: Battlegrounds para PS4: Ningún robot se queda atrás
Análisis de Transformers: Battlegrounds para PS4: Ningún robot se queda atrás
Análisis de Transformers: Battlegrounds para PS4: Ningún robot se queda atrás
Análisis de Transformers: Battlegrounds para PS4: Ningún robot se queda atrás
Análisis de Transformers: Battlegrounds para PS4: Ningún robot se queda atrás
Análisis de Transformers: Battlegrounds para PS4: Ningún robot se queda atrás
Análisis de Transformers: Battlegrounds para PS4: Ningún robot se queda atrás

Alternativas
X-COM si buscas estrategia, pero si quieres más robots, Transformers: Devastation es compra segura.
El doblaje al castellano. Es accesible para el público más infantil.
Pésima optimización y unos gráficos poco vistosos. Es demasiado fácil.
No todo es malo en Transformers: Battlegrounds, pero sólo lo disfrutarán los más nostálgicos.
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

×