¡Colabora!
0
Análisis de Theatrhythm Final Bar Line: que el ritmo no pare durante horas, días, semanas...
Nintendo Switch PlayStation 4

Análisis de Theatrhythm Final Bar Line: que el ritmo no pare durante horas, días, semanas...

El juego musical definitivo con la banda sonora de Final Fantasy y los mejores juegos de Square Enix

Por Enric Z.,
0 0 0

Shall I be the one for you
Who pinches you softly but sure


Corría 1999 cuando Faye Wong nos regalaba estas sabias palabras dentro de Eyes on Me, la canción principal de Final Fantasy VIII, la primera con letra (sin contar el magnífico y apoteósico One Winged Angel de Final Fantasy VII). Quién nos iba a decir que esta letra escondería un guiño a la jugabilidad de la saga Theatrhythm de Square Enix, dónde la clave está en pulsar/presionar/pellizcar de forma firme pero suave.

Los juegos de ritmo musical no viven precisamente su mejor momento. La burbuja de los Guitar Hero, Band Hero e incluso Singstar hace tiempo que ya estalló, aunque contamos con algún fenómeno que rompe esta teoría, como es la saga Just Dance. Pero no lo neguemos: los juegos musicales sin un componente claramente party se dirigen a un público de nicho que sabe aceptar todo lo que viene y disfrutarlo al máximo. Lo pudimos ver con el fenómeno Beatmania, que a occidente llegó de tapadillo, pero que marcó un antes y un después en cómo se entendían los videojuegos que usaban la música como componente principal. Y así podemos llegar hasta clásicos como los Ouendan (en occidente Elite Beat Agents) de Nintendo DS, que nos enseñaron que el ritmo y las canciones pop podían explotarse al ritmo del stylus.


El Theatrhythm de toda la vida estará presente en cada nivel


Es con el stylus como Square Enix vio el filón para hacer su propia saga de juegos musicales. La compañía cuenta en su catálogo con algunas de las bandas sonoras más icónicas de la historia de los videojuegos, y eso había que aprovecharlo de alguna manera. Así nació Theatrhythm Final Fantasy, un juego para Nintendo 3DS que contó con su propia secuela, Theatrhythm Final Fantasy: Curtain Call y que resultó ser un éxito de crítica por celebrar, con acierto, las bandas sonoras de su buque insignia. Todo esto nos lleva a Theatrhythm Final Bar Line, la nueva entrega de una saga que necesitaba urgentemente actualizarse, casi una década después de su último capítulo, en un mundo en el que ya no utilizamos el stylus para tocar la pantalla de nuestra consola pero en el que los DLCs y el contenido se cuenta a peso.

Theatrhythm Final Bar Line ofrece, en esencia, la misma propuesta que el resto de la saga pero de una manera mucho más completa y absoluta. Estamos hablando de un catálogo de casi 400 canciones entre las que se incluyen, por supuesto, los temas más conocidos de los 15 capítulos de Final Fantasy hasta la fecha. No solo eso, sino que tendremos extras en forma de las bandas sonoras de las secuelas de Final Fantasy X, Final Fantasy XIII y, por supuesto, el laureado remake de Final Fantasy VII. Además de spin offs de todo tipo. Y eso si solo hablamos de Final Fantasy, porque si abrimos la veda a otros clásicos nos encontraremos con Romancing SaGa, Octopath Traveler, NieR Automata o los legendarios Chrono Cross y Chrono Trigger, entre muchos otros. En definitiva, que hay cantidad para aburrir y, aunque algunos temas se incluyan en pases de temporada y DLCs, con el juego base ya tenemos una cantidad enorme de canciones de las que disponer.


Las batallas se ajustan al modo doméstico, eliminando todo lo táctil


¿Cómo funciona Theatrhythm Final Bar Line? De una manera muy sencilla. En la zona derecha de la pantalla veremos un círculo por el cuál irán pasando botones que tendremos que pulsar. Hay distintos tipos de pulsación: larga, corta, dirección de la palanca, y a partir de ahí, todas las combinaciones que te puedas imaginar. No hay nada como probarlo para descubrir el funcionamiento (hay una demo gratis que te permite trasladar todo tu avance al juego completo). Nada más ponernos a jugar no podemos evitar las comparaciones con el juego original de Nintendo 3DS. Si ahora no tenemos stylus, ¿seremos tan precisos? Square Enix se ha encargado de ajustar la precisión y dificultad para que trasladar esos cambios a Switch y Playstation 4 no sea especialmente doloroso ni rompa el juego en absoluto. De modo que esos “caminitos verdes” que hacíamos con el stylus, ahora los haremos con las palancas, de una manera muy natural y que da poco margen al error.

Hay que dejar clara una cosa: Theatrhythm Final Bar Line se ha propuesto ser un juego accesible para todos los públicos, literalmente todos, por lo que tenemos opciones de dificultad para todos los gustos. Tenemos un modo básico para empezar a tomar el pulso al juego, unos modos de dificultad "Experto" y "Avanzado" que nos pondrá más al límite, pero también tendremos opciones aún más fáciles: un modo práctica que nos permitirá ver toda la canción completa, para aprender los patrones, e incluso un modo automático para aquellos que quieran disfrutar del trayecto. Todo son opciones que suman y que añaden más posibles jugadores a una saga que, recordemos, se encarga de celebrar las bandas sonoras de Final Fantasy y compañía. Por lo tanto, no podemos catalogarlo como un juego fácil o difícil más allá de lo que decida cada uno. Sí que podemos decir que es un juego benévolo con el jugador. Puede llegar a ser todo un reto, pero la precisión se ha ajustado para permitirnos más margen de error. Lo que en Nintendo 3DS se consideraba un MAL en Final Bar Line sería un BIEN. Algo que se ha decidido, seguramente, en base al hecho de jugar en televisión, perdiendo en parte la precisión de una portátil (exceptuando a Switch, por supuesto).


«Theatrhythm Final Bar Line se ha propuesto ser un juego accesible para todos los públicos»


Theatrhythm Final Bar Line cuenta con tres modos de juego: por un lado, el modo historia nos permite avanzar por las canciones más icónicas de los juegos en orden numerado y cronológico. Cada vez que desbloqueemos un juego, entraremos en un menú 3D que nos permitirá avanzar en un orden definido, ya que viene a recrear con la música los eventos más importantes de cada juego. Cuando completemos cada canción, se desbloqueará en el segundo modo de juego, donde podremos jugar directamente a las canciones en la dificultad que decidamos y marcar favoritos al más puro estilo Hatsune Miku. El tercer modo es el juego multijugador, un añadido en el que entraremos más adelante y que nos parece interesantísimo. Recordemos que hay dos tipos de niveles: los de “paseo” y los de batalla. Mientras en los primeros solemos encontrar canciones más tranquilas (aunque el reto sigue siendo el mismo) en las batallas contaremos con una jugabilidad algo más agresiva.

El modo historia no se limita a hacernos pasar por los niveles/canciones de cada juego, sino que añade un componente RPG que podemos obviar, pero que recomendamos encarecidamente explotar para extraer el máximo de jugo - y coleccionables - al juego. Nada más desbloquear un juego estarán disponibles los personajes principales, que podremos asignar a nuestro equipo de cuatro. Tendrán habilidades, podrán usar objetos, invocaciones y subir de nivel. ¿De qué nos sirve todo esto? Para conseguir más objetos y coleccionables, entre los que destacan las Collecta Cards, unas tarjetas con diferentes de niveles de rareza que nos van a tener muy entretenidos. Los niveles/canciones de los juegos tienen misiones que exigen el cumplimiento de ciertas acciones (no usar objetos, derrotar a X enemigos, etc.) y conseguirlas nos darán esos preciados objetos. Obviamente no tiene nada que ver con el juego musical y la puntuación, pero es un añadido que nos parece divertido y muy bien planteado. Visualmente, los escenarios homenajean a los de los clásicos, por lo que nos encontraremos paseando por Midgar, Besaid, Lindblum o Kohlingen mientras derrotamos enemigos. Al superar cada episodio, se nos otorgará acceso a un nivel especial en formato videoclip con los botones cayendo al más puro estilo Guitar Hero de forma vertical. Esto es algo que ya vimos en los anteriores Theatrhythm, pero hacerlo en alta definición es una experiencia completamente nueva.


Los coleccionistas se lo van a pasar muy bien con las CollectaCards


El modo multijugador tiene dos vertientes: por un lado podremos jugar “a pares” con otra persona con la que colaboraremos para conseguir el éxito, pero el juego online es una de las grandes novedades de Final Bar Line y a la que seguramente prestemos mucha más atención. El funcionamiento es sencillo y directo: en grupos de cuatro, cada uno elegirá una canción, el juego elegirá aleatoriamente una de esas cuatro y todos jugarán a la vez, luchando por conseguir la mayor puntuación posible. Quedar primero nos hará subir de rango, mientras que quedar tercero o cuarto nos restará rango, así que no podemos perder la atención en ningún momento. Es un añadido que creemos que aporta valor y nos saca de la soledad de jugar al juego en modo un jugador.

El coleccionismo también hace acto de presencia con las ProfiCards, unas tarjetas que ya existían en los juegos anteriores y que muestra nuestras estadísticas: tiempo de juego, trofeos conseguidos, y que podemos personalizar con el personaje o fondo que queramos y, lo más interesante de todo, compartirla con otros jugadores. Si lo hacemos con jugadores aleatorios será una manera de conocer los stats de otros, pero si lo hacemos con nuestros competidores del modo online, podremos recoger las invocaciones que hayan incrustado en su ProfiCard. Las invocaciones son importantísimas porque nos habilitarán poderes y mejoras como subir la experiencia, atacar con más daño o recoger más Collecta Cards. En definitiva, esto motiva a jugar online constantemente, para recoger las mejores invocaciones y ponerlas en nuestro perfil y seguir compartiéndolas.

Los extras llegan en diversas formas: por un lado, los videoclips de cada uno de los juegos cuando consigamos completarlo, que nos parece una genialidad (y nos encantaría poder verlos seguidos, en modo película); la playlist musical, que nos permite encontrar todas las canciones, agruparlas hasta en 3 grupos diferentes y lanzarlas en reproducción. De hecho, en Switch incluye se la opción de reproducción con la pantalla apagada, como si se tratara de un MP3 de los de toda la vida. También cuenta con trofeos propios, algo que ya vimos en las anteriores entregas y que es un añadido que siempre funciona para aquellos cazadores del 100%. En total son 100 objetivos (la mitad de los cuales son trofeos en Playstation 4) que nos piden jugar a ciertos juegos, conseguir ciertas puntuaciones y coleccionar. En definitiva, exprimir al máximo el título y ver la recompensa en forma de premio.


El premio de “pasarnos” cada juego vendrá en forma de videoclip jugable


Theatrhythm Final Bar Line se propone ser la versión definitiva de la saga de juegos musicales de Square Enix. Sin abandonar del todo el modo portátil, se adapta a la perfección al juego doméstico en un gran televisor con una precisión ajustada. La dificultad se adapta para todos los públicos, por lo que desde el más negado al más exigente encontrarán un reto a su altura y eso es algo que hay que celebrar. Su estética adorable esconde un modo RPG bastante completo, que nos permitirá subir de nivel constantemente a docenas de personajes diferentes con habilidades, objetos y magia. Los coleccionistas verán también un filón con la cantidad de tarjetas coleccionables que esconde el juego y sus misiones secretas y aquellos que buscan la competición podrán presumir de puntuación en el modo online. La cantidad de canciones de Theatrhythm Final Bar Line es una locura: prácticamente 400 y aunque algunas - y de las buenas - se escondan en los pases de temporada, hay que celebrar que Square Enix haya sacado puesto toda la carne en el asador con un juego de ritmo musical que celebra Final Fantasy y muchas otras sagas de rol que han marcado sus casi 4 décadas de existencia.

Jugado en PlayStation 5. Copia digital proporcionada por Plaion

Análisis de Theatrhythm: Final Bar Line para PS4: Análisis de Theatrhythm Final Bar Line: que el ritmo no pare durante horas, días, semanas...
Análisis de Theatrhythm: Final Bar Line para PS4: Análisis de Theatrhythm Final Bar Line: que el ritmo no pare durante horas, días, semanas...
Análisis de Theatrhythm: Final Bar Line para PS4: Análisis de Theatrhythm Final Bar Line: que el ritmo no pare durante horas, días, semanas...
Análisis de Theatrhythm: Final Bar Line para PS4: Análisis de Theatrhythm Final Bar Line: que el ritmo no pare durante horas, días, semanas...
Análisis de Theatrhythm: Final Bar Line para PS4: Análisis de Theatrhythm Final Bar Line: que el ritmo no pare durante horas, días, semanas...
Análisis de Theatrhythm: Final Bar Line para PS4: Análisis de Theatrhythm Final Bar Line: que el ritmo no pare durante horas, días, semanas...
Análisis de Theatrhythm: Final Bar Line para PS4: Análisis de Theatrhythm Final Bar Line: que el ritmo no pare durante horas, días, semanas...
Análisis de Theatrhythm: Final Bar Line para PS4: Análisis de Theatrhythm Final Bar Line: que el ritmo no pare durante horas, días, semanas...

Alternativas
Los anteriores Theatrhythm (Final Fantasy y Curtain Call para 3DS) o toda la saga de Hatsune Miku
El modo RPG y el multijugador son un añadido de valor
Que se hayan guardado algunos verdaderos temazos para los DLC
Theatrhythm Final Bar Line nos trae cantidad y calidad en un juego de ritmo que celebra décadas de bandas sonoras legendarias.
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Análisis: ____GEX_____, Aceskies, elite, Keyser Soze, Mynra, tidusin, Wuyashen, Zurisadai.
×