¡Colabora!
0
La ópera prima de Yasumi Matsuno
Nintendo Switch PC PlayStation 4 PlayStation 5

La ópera prima de Yasumi Matsuno

Tactics Ogre Reborn es la enésima reedición de un clásico atemporal, un juego tradicionalmente esquivo al territorio europeo

Por Andrés JC,
0 0 0

Tactics Ogre: Let Us Cling Together salió en 1995 para Super Nintendo y se convertiría en un hito histórico cuya influencia sería tremenda. Su principal ideólogo, Yasumi Matsuno (más conocido en la actualidad por Final Fantasy XII o Final Fantasy Tactics) consiguió orquestar un RPG táctico con una profundidad y cantidad de detalle increíble; y todo ello desde Quest, una compañía japonesa de la que hoy pocos se acuerdan. En la época, Tactics Ogre tuvo que verse las caras con verdaderos titanes como Shining Force II, Fire Emblem: Mystery of the Emblem o Front Mission, un panorama muy intenso en el que supo destacar. Tanto Matsuno, como Quest, fueron absorbidos por SquareSoft, que supo reconocer la grandeza de Tactics Ogre, un título que en principio solo era un spin-off de la franquicia conocida como Ogre Battle.

Square Enix continúa actualizando su legado

La historia de Tactics Ogre ha continuado con los años: un port a PlayStation y Saturn, varias versiones digitales en la Consola Virtual de Nintendo, y la revisión más importante, Tactics Ogre para PSP. Por sorprendente que parezca, todas estas ediciones fueron lanzadas en Japón y ocasionalmente en América, pero nunca en Europa, con la excepción de la versión de PSP, que se trata de la única con capacidad para denominarse Tactics Ogre remake. Este remake fue dirigido por Yasumi Matsuno en 2010 junto a sus antiguos compañeros de Quest, pero bajo el paraguas de Square Enix.



Tactics Ogre Reborn es, a todos los efectos, una remasterización del remake de PSP, que a su vez tenía cambios introducidos en la versión de 32 bits. Es decir, estamos ante un remaster de un remake de una revisión... y lo primero que cabe preguntarse es ¿por qué? ¿qué lleva a Square Enix a lanzar este juego tantas veces cuando (en origen) ni siquiera fue gestado entre sus filas? Tactics Ogre es una institución en el género de RPG tácticos, juegos de rol "de tablero", y fue la semilla que dio pie al mucho más conocido Final Fantasy Tactics. Traer este gran clásico a las consolas actuales es un privilegio, en especial para los europeos, pero también vale la pena observar si tras todos estos años se han hecho algunos pequeños cambios para actualizar el juego a lo que ofrecen otros títulos de similares características, como Fire Emblem, Triangle Strategy o The Banner Saga.

«Tactics Ogre Reborn es en esencia el mismo juego de PSP, pero con arreglos visuales y una interfaz mejorada»


Este no es el único intento de Square Enix de traer a la actualidad sus clásicos RPG. En los últimos años, la compañía japonesa ha realizado un gran número de remasters, colecciones o remakes de la época de los 16 y 32 bits: Collection of Mana, Collection of SaGa, Legend of Mana, Final Fantasy Pixel Remaster, Chrono Chross Radical Dreamers, Live a Live, Final Fantasy VIII Remaster... uno podría pensar que en este gran surtido de títulos, muchos de ellos obras maestras, tienen una producción similar, pero no es el caso. Hay un enfoque radicalmente distinto en cada uno de ellos. Mientras que Live a Live ha sido un remake de cabo a rabo, construido desde cero con el motor 3D de Octopath Traveler, Final Fantasy Pixel Remaster se ha vuelto a diseñar pero manteniendo la naturaleza 2D clásica, y Chrono Cross Radical Dreamers es simplemente el juego original emulado con filtros visuales. De estas tres estrategias, Square Enix ha decidido optar por la última y más perezosa: Tactics Ogre Reborn es en esencia el mismo juego de PSP, pero con arreglos visuales y una interfaz mejorada. Por primera vez en la historia, además, incorpora traducción al español, y voces en inglés o japonés.

Una historia de reinos y traiciones

Si consideramos que Tactics Ogre nació en 1995, su argumento resulta bastante avanzado para la época. La historia comienza en una guerra entre dos reinos, y en los alrededores se encuentra el protagonista Denam Morne, un guerrero que toma parte en la contienda. Al principio al servicio de un Duque, Denam se convertirá en capitán de una fuerza miliciana dispuesta a apoyar a uno de los lados de la guerra; una premisa que pronto se verá sacudida por varios giros de guión. El argumento avanza entre pequeñas secuencias de diálogo y los combates, que se disputan en distintas regiones del mapa. En otras palabras, este juego sigue un esquema similar a los Fire Emblem a los que estamos más acostumbrados, pero con una característica única: el argumento se bifurca en determinados momentos del juego. Esta fórmula ha sido utilizada en los últimos tiempos por Triangle Strategy, también de Square Enix, que toma mucha inspiración de Tactics Ogre.



La inmensa mayoría del juego consiste en disputar batallas tácticas "de tablero", de estilo muy tradicional, lo que significa que son bastante largas y con dos o tres decenas de unidades peleando entre sí. Como suele ser habitual en el género, cada uno de estos combates dura entre 30 minutos y una hora, pero aquí vale la pena resaltar una función muy útil y poco habitual: podemos rebobinar hasta 10 turnos si así lo consideramos oportuno, y así reducir la dificultad sustancialmente. La penalización por usar esta mecánica es solo superficial, ya que no nos impide progresar en la historia, solo vamos a perder ciertos logros o desbloqueables.

Un clásico con mucho que decir

En el sistema de estrategia vamos a encontrar muchas mecánicas típicas en el género. Si has jugado a cualquier otro juego de este tipo, ya sabes lo que hay: cada unidad tiene una clase como espadachín, arquero o mago, se puede equipar con armas y objetos, y también tienen habilidades especiales que necesitan PM o infligen estados alterados. Este no fue el juego que inventó el sistema (ahí tendríamos que mirar hacia ciertos juegos de NES) pero sí que supo integrar varias ideas propias con bastante éxito. Incluso si has jugado a muchos títulos del género y es la primera vez que entras en Tactics Ogre, vas a encontrar detalles únicos e interesantes que no han sido replicados a posteriori. La que más me llamó la atención, por ejemplo, es la variedad de enemigos distintos que tiene con características especiales, como los zombis y fantasmas, que no mueren inmediatamente tras derrotarlos, sino que necesitan además que un mago ejecute un hechizo de purificación.

«Incluso si has jugado a muchos títulos del género y es la primera vez que entras en Tactics Ogre, vas a encontrar detalles únicos e interesantes»


Al igual que ocurriría más tarde en Final Fantasy Tactics, Disgaea o Triangle Strategy, el terreno tiene distintas alturas y eso juega un papel fundamental en la estrategia. Es una característica la mar de interesante, y puede permitirnos refugiarnos de flechas o hechizos si la aprovechamos convenientemente; también otorga ventaja a las unidades que están en las alturas ya que son más difíciles de acertar. En este juego las unidades con ataque a distancia son especialmente poderosas, ya que pueden infligir daños a 6 y hasta 10 casillas de distancia con un daño bastante elevado.

Una remasterización perezosa

Al ser un juego de Super Nintendo de origen, hay ciertos elementos de la época que se han mantenido sin tocar (tampoco en su remake de PSP) y que chirrían en la actualidad. La mayor parte de estos puntos son mecánicos, y a veces pueden ser algo molestos. Por ejemplo, los arqueros pueden disparar una flecha con cierta parábola hacia el enemigo, pero en ciertas situaciones la trayectoria de la fecha no se calcula de forma correcta; también se echa en falta la opción de ver las "casillas amenazadas" que pueden ser atacadas por un enemigo en su siguiente turno. Tampoco resulta demasiado ágil la gestión de inventario, por ejemplo al no mostrar el efecto de un nuevo arma en un personaje de nuestro equipo desde el menú de la tienda.



El trabajo que ha hecho Square Enix en Tactics Ogre Reborn es fácil de apreciar a primera vista. Los gráficos ahora tienen más resolución, los menús han sido rediseñados por completo para adaptarse a la actualidad, y hay pequeños añadidos de mejoran ligeramente la experiencia. Pero cuando comparamos el trabajo hecho aquí, con el que la propia Square Enix ha llevado a cabo en otros juegos de similares características, nos damos cuenta de inmediato de que se podría haber hecho mucho más. El aspecto visual de Tactics Ogre Reborn ha sido pasado por uno de los típicos filtros para suavizar el pixelado, de tal manera que los 256p de Super Nintendo ahora se han estirado hasta los 1080p con un algoritmo que difumina los colores y da un aspecto contraproducente. En algunas remasterizaciones de juegos clásicos existe la opción de elegir si queremos jugar con los gráficos originales o aplicar distintos filtros, una alternativa que aquí no existe. Como curiosidad, se incluyen funciones de vibración bastante estrafalarias, como notar los truenos en el mando cuando jugamos en un mapa con tormenta.

Aunque la versión de PSP introdujo bastante contenido propio que mejoraba el aspecto general y, en concreto, añadía retratos para los personajes, todavía tenía margen de mejora. La nueva versión del juego no ha atajado algunos de estos defectos, como que los personajes relevantes en la trama no tengan un diseño único respecto a los personajes genéricos que podemos reclutar en el equipo o que forman parte del enemigo, haciendo difícil distinguir unos personajes de otros. Tampoco hay un tutorial eficaz, y todo se reduce a unas cuantas páginas explicando cada apartado del juego, escondidas en un menú secundario. A pesar de tener bastante experiencia en el género, he encontrado situaciones poco intuitivas que no he sabido entender con la ayuda que me presta el juego. Es posible que no alterar el contenido original obedezca a que Yasumi Matsuno ya no forma parte de Square Enix, pero nos quedamos con la sensación de que estamos jugando a un juego de PSP con mejoras superficiales que podría haber llegado mucho más lejos.

Conclusiones

No hay duda de que Tactics Ogre Reborn es una vía eficaz para revivir uno de los mejores RPG tácticos de la historia. Trae a la actualidad el remake de PSP, concebido por el mismo equipo de creó el original en 1995, y actualiza ciertos elementos para hacer la experiencia más agradable. Al mismo tiempo, es fácil ver que se podría haber hecho bastante más, arreglando pequeños defectos mecánicos u ofreciendo un lavado de cara más convincente. Esta no es la mejor actualización de un clásico que ha hecho Square Enix, especialmente en el año en que hemos podido disfrutar de Live a Live, pero no deja de ser una apuesta segura que realza el panorama de los juegos de rol "de tablero".

Jugado en PS5. Copia digital proporcionada por PLAION.


Análisis de Tactics Ogre: Reborn para PS5: La ópera prima de Yasumi Matsuno
Análisis de Tactics Ogre: Reborn para PS5: La ópera prima de Yasumi Matsuno
Análisis de Tactics Ogre: Reborn para PS5: La ópera prima de Yasumi Matsuno
Análisis de Tactics Ogre: Reborn para PS5: La ópera prima de Yasumi Matsuno
Análisis de Tactics Ogre: Reborn para PS5: La ópera prima de Yasumi Matsuno
Análisis de Tactics Ogre: Reborn para PS5: La ópera prima de Yasumi Matsuno
Análisis de Tactics Ogre: Reborn para PS5: La ópera prima de Yasumi Matsuno
Análisis de Tactics Ogre: Reborn para PS5: La ópera prima de Yasumi Matsuno

Alternativas
Triangle Strategy, The Banner Saga
El reto táctico sigue siendo fantástico. Varias rutas argumentales que fomentan rejugar
Los filtros gráficos no son afortunados. No incorpora ninguna de las mejoras o atajos actuales
Juego fundacional de los RPG tácticos, imprescindible para entender las raíces del género, que en esta revisión no aporta nada sustancial
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Análisis: ____GEX_____, Aceskies, elite, Keyser Soze, Mynra, NewRandomAge, tidusin, Wuyashen.
×