¡Colabora!
0
Ensoñaciones en la PRL
Nintendo Switch PC PlayStation 4 Xbox One

Ensoñaciones en la PRL

Nunca una siesta resultó tan reveladora ni tan inquietante. Un nuevo juego de puzles que despertará el técnico en prevención que hay en ti.

0 0 0

Versión analizada Xbox One X. Copia digital proporcionada por Evolve PR.


Desde que Portal sentase las bases del juego de puzles en primera persona, muchos han sido los que han seguido su camino. Algunos, más osados, han intentado darle un contexto narrativo para adornar la jugabilidad marcada por la máxima de "una habitación, un puzle", pero otros se han ceñido a la fórmula sin complicaciones, pero centrándose en otros aspectos para llamar nuestra atención como un argumento más rimbombante o mecánicas de juego más rebuscadas. En esta última categoría entraría Superliminal, el juego creado por la desarrolladora Pillow Castle que después de estrenarse en Microsoft Windows prueba fortuna tanto en consolas como en otras tiendas digitales de PC.

En Superliminal cambiamos el centro de ciencias de Aperture Science por un un estudio sobre el sueño al que nos hemos apuntado. Como buenas cobayas humanas, nos prestamos voluntarios a que experimenten con nosotros, siempre por el bien de la ciencia y el progreso. Claro que en estos casos siempre hay cosas que no terminan de salir bien, como que "la tarta suela ser una mentira" o que no podamos despertar cuando queramos y quedemos atrapados en un onírico mundo en los que cada estrato profundiza aún más en nuestra psique y en nuestros temores. Durante nuestro periodo de investigación estaremos acompañados por la voz del Dr. Glenn Pierce, representada en el juego por un radiocasete a lo boombox que más que orientarnos, intenta que tengamos conciencia de lo que pasa a nuestro alrededor sin que profundizar en ese conocimiento termine por despertarnos. De esta forma visitaremos estancias de todo tipo e interactuaremos con objetos de cualquier índole para salir adelante mientras los sueños no le jueguen una mala pasada a nuestra mente. Porque esto va de eso, de avanzar usando el raciocinio en un mundo en el que las leyes de la física están sometidas a las reglas de los sueños.

Que los escenarios nos recuerdan al Hotel Overlook no los hacen más acogedores.


Ya tenemos la estructura, habitaciones y estancias que se suceden en las que deberemos hacer "algo" para continuar. En unas ocasiones será encontrar el camino a otras estancias, en otras colocar un objeto en un pulsador para que se abra la puerta de salida y casi siempre será experimentar con lo que tengamos a nuestro alrededor. Como decimos, el juego está en primera persona, de manera que las dos únicas acciones que podremos llevar a cabo serán saltar y coger objetos (lo sabremos cuando el puntero se convierta en una manita). Al estar en un sueño, lo primero que tendremos que meternos entre ceja y ceja es que aquí lo que importa es la perspectiva. ¿Sabéis esas fotos que se hacen los turistas en la torre de Pisa como si la estuvieran sosteniendo? Uno estira las palmas de las manos, el de la cámara se aleja y en la foto parece que la torre que se va a caer está aguantada por el que ha puesto los brazos. Pues de eso justamente va el juego.

Imagina coger una ficha de ajedrez y colocarla en lo alto de nuestra cabeza. Al soltarla, cada vez la verás más grande al acercarse a ti a toda velocidad... pues en el mundo de los sueños en el que se realizan estos experimentos esa pieza de ajedrez aumentará de tamaño en esa proporción. Podremos cogerla y tirarla las veces que queramos para que tenga un tamaño descomunal, ya que cuando estamos dormidos, la fuerza necesaria para levantarla (o que al caer nos abra la cabeza al darnos) no será un problema. Pero igual que podemos agrandar un objeto "acercándolo" hacia nosotros por obra y gracia de la gravedad, también podremos encogerlo. Para hacer las cosas más pequeñitas bastará con coger el objeto, colocarlo en un extremo de la habitación y nosotros irnos a la otra punta de la misma, de forma que gracias a la perspectiva, lo veremos más pequeño que si estuviera a nuestro lado. Si en ese momento que estamos lejos lo cogemos, cambiarán sus dimensiones al tamaño en el que lo estamos viendo... y podremos repetir lo de colocar un objeto en una esquina, alejarlo y "cogerlo" de nuevo en su nuevo tamaño las veces que queramos. Suena raro de narices, pero una vez se asimila se convierte en un gimmick del copón. Y lo mismo pasa con objetos que podremos coger aunque estén a una distancia imposible o al "encajar" cosas pintadas en suelo o paredes que al colocarnos en un sitio específico se materializan por verlos desde la perspectiva apropiada.

Los puzles no son nada difíciles y con un poquito de paciencia se sacan adelante. De hecho, en cuanto le cogemos el rollo nos notaremos que avanzamos muy rápidamente. Si te pasa eso, estás cometiendo un error. Entre tanta desvarío onírico, hay caminos alternativos que parecen no llevar a nada, pero hay otros que llevan a situaciones extrañas, acciones especiales (para los cazadores de logros/trofeos) o las tareas secundarias que alargan considerablemente tanto la duración como la rejugabilidad del título. En cada capítulo hay una pieza de ajedrez escondida que nos costará encontrar, pero conforme avancemos veremos que hay una serie de coleccionables la mar de extraños y que nos dan a entender que el sujeto que duerme es un Técnico en protección de riesgos laborales. Estos coleccionables que debemos encontrar son planos (blueprints) que deberemos rellenar, alarmas de incendio que tenemos que pulsar y extintores que deberemos vaciar por completo... la peor de las pesadillas de cualquiera que se haya leído los protocolos PRL. Lo bueno es que cada vez que terminemos un capítulo, podremos acceder a él directamente desde las opciones y ver lo que nos falta de ese mismo episodio, para poder ir un poco a tiro hecho.

Aunque no es un juego de terror, da canguelo la parte de las sombras.


Gran parte de su esencia, de lo que lo hace diferente a los demás, reside en su estética y diseño. Ese rollo de zona de pruebas que tiene que resultar afable para el espécimen al que están estudiando funciona muy bien, con estancias vacías y elementos clásicos conocidos por todos (dados, piezas de ajedrez o cuñas de queso) como principales elementos de interacción. Al igual que Portal intenta romper la cuarta pared con zonas que nos están "terminadas", como si se tratara de una obra que no han terminado los operarios, algo que quedaba muy bien en el juego de Valve pero que en Superliminal, al tratarse de un estudio sobre el sueño, no queda tan coherente. Por lo demás, gran uso de las físicas y de las luces, las dos piedras angulares sobre las que se sostiene la jugabilidad. Diremos incluso que la sección de las sombras ha conseguido ponernos muy inquietos, aunque el título no busca el susto fácil ni tiene una marcada temática de terror. El apartado sonoro resulta testimonial, en las que predominan las melodías de sala de espera de dentista para que creamos que estamos siendo observados continuamente.

Cuando tienes una buena idea, es lógico que la lleves hasta las últimas consecuencias. Y todo el tema de la perspectiva que usa Superliminal es una idea fantástica. El problema viene cuando notamos que le falta recorrido, o bien un par de ideas aceptables que refuercen esa brillante puesta en escena que has conseguido con el planteamiento inicial. Y recorrer todos los pasillos y todos los recovecos pulsando las alarmas se incendio y vaciando extintores no es un complemento aceptable para un juego con momentazos increíbles como es éste. Para concienciar sobre PRL tiene un pase, como tarea complementaria en un juego de puzles resulta ridícula. Casi no importa que los puzles se repitan, a veces se repiten cambiando un detallito que nos sorprende o nos deja la mueca de una sonrisa por el efecto causado, y eso está muy bien... pero se trata de un género en el que hay tan buenos precedentes que nos hubiera gustado un desarrollo y una variedad a la altura de su magnífica idea de emplear la perspectiva para resolver puzles. Lo dicho, un buen juego de puzles con algunos momentos sublimes que no tiene la consistencia de los grandes del género, aunque eso no impide que nos pueda hacer pasar situaciones inolvidables.

Redactado por Juan Emilio Palomino (Spiderfriki)
Análisis de Superliminal para XONE: Ensoñaciones en la PRL
Análisis de Superliminal para XONE: Ensoñaciones en la PRL
Análisis de Superliminal para XONE: Ensoñaciones en la PRL
Análisis de Superliminal para XONE: Ensoñaciones en la PRL
La mezcla de sueños con los cambios de perspectivas. Muy accesible y divertido.
Acciones secundarias muy chorras. Algunos puzles se repiten.
Un juego de puzle con un planteamiento magnífico de queda a tiro de piedra de los grandes por no soñar a lo grande.
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Análisis: ____GEX_____, beto, Doscv, elite, Keyser Soze, MrRafa, NewRandomAge, Runa.
×