¡Colabora!
0
Veinte mil leguas de viaje galáctico
Mac PC

Veinte mil leguas de viaje galáctico

Sunless Skies, secuela del atmosférico Sunless Sea, es un paso más allá en una hábil y pausada fórmula rolera que se nutre de la literatura inglesa y de la plena libertad argumental.

0 0 0

Versión analizada: PC. Copia digital proporcionada por Failbetter Games.

Uno podría llegar a pensar que literatura y videojuegos son dos entidades artísticas absolutamente incompatibles; sí, es indudable que sus formas, métodos, recursos e incluso profundidad presentan grandes divergencias. También podríamos llegar a concluir que no participan en la misma liga, tanto para bien como para mal. No obstante, por encima de todas estas afirmaciones hay una verdad incontestable, un núcleo común, y es que ambas comparten el genuino, ancestral e irrefrenable deseo de contar historias, de transmitir realidades nuevas, y de sumergirnos en ficciones de toda clase haciéndonos partícipes de las mismas.

Esa tenue frontera que separa lo puramente literario del terreno de los videojuegos, recordando, eso sí, que nos referimos a los apartados argumentales, se muestra más difusa que nunca en propuestas como la de Sunless Skies, un honesto y procaz título de rol con un colosal énfasis en la narrativa y en la libertad del jugador, solo apto para aquellos lectores ávidos capaces de devorar páginas y páginas como si no hubiera un mañana. ¿Suena único, verdad? Pues si quieres saber más sigue leyendo, que aquí viene nuestro análisis de Sunless Skies.

El último horizonte

Los timoratos primeros pasos del siglo veinte comienzan a arañar los calendarios, y Londres se ha alzado desde las profundidades de los océanos, donde se encontraba en Sunless Sea, a la inmensidad ignota del universo; es precisamente aquí donde comienzan nuestras historias, ya que, como primeros oficiales de una locomotora espacial que exploraba los confines del Imperio, nos encontraremos en un desesperado intento por volver a la civilización después de que todo saliera terriblemente mal en nuestro misterioso cometido. La capitana Whitlock, líder de nuestra nave, ha caído presa de una extraña dolencia, de aparente origen lingüístico-universal-esotérico, que ha prendido fuego en sus entrañas y delirios en su psique; sí, es tremendamente absorbente, pero a pesar de ello no queremos entrar más profundamente en cuestiones argumentales, pese a que nos mantenemos en hechos acaecidos en el propio prólogo, ya que algunos de estos son los auténticos configuradores de la aventura. Podemos determinar, eso sí, que después de su trágico fallecimiento heredaremos la mencionada locomotora espacial, y con ello comenzarán nuestras propias andanzas.

Por consiguiente, aquí debemos hacer un inciso; es justamente en este instante, y no antes, cuando crearemos a nuestro capitán. Para ello disponemos de multitud de rasgos principales, que actúan como en el rol más clásico, de modo que podremos configurar sus orígenes; poeta, soldado, académico, revolucionario, ladrón o sacerdote son solo algunos ejemplos, y cabe destacar que cada uno de ellos, a su vez, se subdivide en otras tres elecciones más concretas que aportan distintas perspectivas o beneficios. De igual forma, habremos de escoger una ambición, un objetivo para nuestra carrera como capitán, que puede ser la fama, la riqueza o la verdad; cada una de ellas ofrece distintas "condiciones de victoria", aunque la genuina y la que más explora la trama es, evidentemente, el camino de la verdad, a pesar de que también es el más exigente de todos ellos. Después de todo, el auténtico valor de las preguntas reside en lo evasivo de las respuestas. Cabe destacar, eso sí, que si nuestro capitán muere tendremos que crear otro, el cual podrá heredar algunas de las habilidades que tenía su antecesor.

No obstante, donde brilla realmente Sunless Skies no es en el mero desarrollo de un hilo argumental principal, sino en el trato que le da a todos los pequeños relatos que, en conjunto, sí que componen una historia que podemos llegar a considerar como propia. Toda la exploración "terrestre", así como las relaciones con otros personajes y las decisiones que enfrentaremos aparecen como bellos textos escritos en un inglés un tanto ampuloso, prolijos en carga literaria y recursos retóricos, que actúan como nexo y núcleo entre escenas y situaciones. Algo parecido a lo que veíamos muy recientemente en el sensacional Pillars of Eternity II: Deadfire, en forma de eventos narrativos en el que cada decisión era parte de una cadena que se iba expandiendo con nuestras elecciones. Es por eso que antes comentábamos que estamos ante una propuesta muy pausada y reflexiva, más propia de un libro o de una aventura gráfica compleja que de un videojuego convencional; esto es, sin lugar a dudas, una auténtica delicia para los lectores empedernidos, pero también puede ser una auténtica condena para aquellos que buscan algo más ligero y directo.

Zozobrando en el universo

Sí, Sunless Skies implica un constante ejercicio de lectura por parte del jugador, pero también ofrece una interesante parcela jugable. La exploración del espacio conocido por el Imperio Británico es una de las constantes de la aventura, y es que buena parte del tiempo la dedicaremos a deambular por extraños parajes espaciales, recreados con unos lóbregos y cuidados dibujos a mano, con un ojo puesto en nuestros suministros y otro en los peligros que acechan detrás de cada esquina. Desgraciadamente, el punto negativo de este apartado lo encontramos en que el movimiento es bastante limitado; este es, básicamente, un calco de la anterior entrega que no permite la exploración vertical, por lo que termina provocando una sensación de excesiva plenitud, de inmovilidad, que no termina de encajar con la idea de libertad y de gran amplitud intrínsecas a un viaje en el universo propiamente dicho.

Por otro lado, las otras actividades que ofrece su propuesta sí que responden con buen lujo de detalles, y es que tanto el comercio, como el combate y las tareas de gestión y de mejora de nuestra locomotora espacial funcionan de manera orgánica, integrándose hábilmente unas con otras. Las batallas, aunque pueden parecer simples en primera instancia, se basan en un efectivo sistema de combate en tiempo real en el que, a través de una serie de controles básicos, tenemos la posibilidad de disparar distintos tipos de armas, o de hacer breves y sencillas maniobras evasivas con el fin de evitar los ataques de los enemigos; probablemente no suene demasiado atractivo, pero lo cierto es que funciona con maestría y dan lugar a enfrentamientos tensos y complejos, en los que cada movimiento cuenta y puede ser el definitivo.

Conclusiones

Sunless Skies es un ejercicio de rol auténtico y genuino; su gran predilección por los elementos literarios, por los grandes y bellos relatos, y por una jugabilidad pausada, reflexiva y centrada en las decisiones del jugador son unas bazas de valor incalculable, aunque se ven ligeramente ensombrecidas por algunos elementos de unión, tales como una dificultad desajustada, especialmente en los primeros compases, determinadas mecánicas que no terminan de despegar de una clara zona de confort, o excesivas penalizaciones al jugador basadas en meras probabilidades. A pesar de todo, nos hallamos ante todo un imprescindible para los amantes del género, ya que se nutre de todo aquello que necesitamos: una imaginación inquieta y mucha capacidad de abstracción. Eso sí, demanda un elevado nivel de inglés debido a la naturaleza de sus textos y a que no tiene, y probablemente no tendrá jamás, una traducción oficial.

Análisis de Sunless Skies para PC: Veinte mil leguas de viaje galáctico
Análisis de Sunless Skies para PC: Veinte mil leguas de viaje galáctico
Análisis de Sunless Skies para PC: Veinte mil leguas de viaje galáctico
Análisis de Sunless Skies para PC: Veinte mil leguas de viaje galáctico
Análisis de Sunless Skies para PC: Veinte mil leguas de viaje galáctico
Análisis de Sunless Skies para PC: Veinte mil leguas de viaje galáctico
Análisis de Sunless Skies para PC: Veinte mil leguas de viaje galáctico
Análisis de Sunless Skies para PC: Veinte mil leguas de viaje galáctico

Alternativas
La alternativa más cercana es, obviamente, su precuela, a pesar de que esta tuvo un mayor impacto por lo novedoso de su fórmula jugable.
El diseño artístico. Los elementos literarios. La capacidad de decisión y la libertad del jugador.
Curva de dificultad muy desajustada. La exploración espacial puede sentirse un poco plana y estéril.
Sunless Skies tiene algunas virtudes maravillosas, pero termina viéndose lastrado por algunos defectos y limitaciones que presenta su propuesta.
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Análisis: ____GEX_____, beto, CodeRed, Doscv, elite, MrRafa, NewRandomAge, Ohkouchi, Rodri.
×