¡Colabora!
0
Frío vientre oceánico
Nintendo Switch PC PlayStation 4 PlayStation 5 Xbox Xbox One Mac

Frío vientre oceánico

Experiencia marítima de supervivencia tan hermosa como letal. El tiempo pasará volando.

Por David Vigón Rodríguez,
0 0 0

Versión analizada en Xbox One S. Copia digital proporcionada por Best Vision PR.

¡Rayos y centellas! El océano es profundo y repleto de secretos, como tus ojos, como el universo, como el concepto físico de lo infinito. Los mares siempre nos acompañaron desde nuestros albores y a pesar de su belleza lo maltratamos. Nos nutre de alimentos y de sueños, pero y también de pesadillas y de muertes. Desde el maltrato a sus hijos hasta congéneres nuestros devorados por sus entrañas insondables. A pesar de su belleza y sus maravillas ocultas "ya nadie llora por un mar."*

Somos Robin Ayou, científica exploradora y nadadora, que viaja al inhóspito e incivilizado planeta 4546B, concretamente en su región ártica. No se trata de un viaje de placer ni de trabajo sino personal: su hermana Sam (Samantha) ha fallecido misteriosamente en el planeta mientras realizaba una investigación para Alterra, compañía con reputación pero mucho poder. Robin no se cree que su hermana muriese por una imprudencia suya así que decide tomar prestado una cápsula de la compañía y acercarse el lugar. Todo está abandonado, en ruinas y habitado por seres extraños, pero se percibe presencia inteligentes por los alrededores. ¿Podrá Robin encontrar a su hermana? Aunque el juego transcurra dos años después de la primera parte no tendremos problemas para entender y disfrutar de la trama.

Los cuatro modos principales en principio son parecidos en cuanto mecánicas jugables pero distintos en ejecución e intención. “Supervivencia” es la campaña principal, la que nos narra la historia y nos permite explorar el mundo y construir una base. “Supervivencia extrema” es lo mismo que antes pero más difícil, desafiante, cruel y exigente, tanto que la muerte es permanente y si tenemos un despiste tonto echaremos a perder horas y horas de trabajo, porque aquí las partidas son largas. “Modo libre” es el tercero y el más accesible para todo el mundo e ideal para novatos y por último el “Modo creativo” es para quien prefiera construir cosas sin preocupaciones. Los cuatro modos están disponibles desde el principio y no requieren ser desbloqueados cumpliendo típicos requisitos del tipo “Completa el juego principal” o “Paga cinco euros más”, pero en el texto nos centraremos mayormente en el “Modo superviviente” porque es la experiencia más interesante y “canon”.



Nuestra intrépida heroína aterriza de manera algo atropellada en el océano de la región antártica del planeta 4546B, un territorio realmente gélido, y recibe la instrucción de sus superiores de encontrar su base desplegable para refugiarse del mal tiempo. Un radar bastante apañado nos indica la dirección, localización y distancia en metros de nuestro objetivo, así que tras nadar un rato lo encontramos y nos metemos dentro. Este es un excelente momento para familiarizarnos con el menú de nuestra PDA, un completo aparato eléctrico que reúne toda la información reunida hasta la fecha, nuestro inventario y equipación. De momento no hay mucho que hacer más allá de revisar documentos escritos y diálogos grabados que nos meten en contexto de la situación. Alterra nos ha mandado una caja de suministros no muy lejos de la zona pero es aconsejable acostumbrarnos con los controles bajo el agua y nuestras necesidades biológicas esenciales.

Necesitamos cazar peces para alimentarnos y buscar agua para mantenernos sanos y vivos. No es broma cuando decimos que si la deshidratación y la desnutrición azota nuestro cuerpo ya no hay marcha atrás y moriremos en cuestión de poco tiempo. Aunque estemos tentados no servirá de mucho devorar primitivamente los peces tal cual los pescamos, porque degeneraremos nuestra condición de Homo Superior a simio poco evolucionado y los nutrientes serán escasos. Necesitamos cocinar cada presa para extraer su jugo para beberlo y degustarlo, pero teniendo en cuenta que una vez cocinado se irá estropeando con el tiempo, con su correspondiente perdida de valor nutritivo. A no ser que los curemos con sal y nos aguante mucho tiempo. Una vez saciados exploraremos las proximidades en busca de suministros y de materias primas, mayormente minerales varios. Es importante no adentrarse mucho en las profundidades ni alejarse, puesto que acabamos de empezar y aguantamos pocos segundos bajo el agua y a merced de los depredadores. Comprobaremos que el planeta ha tenido otros inquilinos civilizados anteriormente por lo que nos toparemos con chatarra de su maquinaria, planos de construcción y objetos varios. Necesitaremos hallar PDA y planos de herramientas, vehículos y piezas de equipo para crearlas, pues siempre es útil, y fundamental crear todos avances necesarios.

En nuestra base contamos con un armario para almacenar nuestros trastos y un “Fabricador” un fabuloso invento que tantos nos cocina un pescaíto cíclope frito, extrae el agua de los peces-cantimplora como nos fabrica deslizadores marinos, aparatos mecánicos, motores y chips informáticos. ¡Menuda maravilla de chisme, quiero cinco para mi casa! De los muchas herramientas utilísimas que desarrollemos queremos destacar el lector portátil, el cual adoraremos con todo nuestro corazón y lo usaremos en todo momento, como un niño tonto con un lápiz nuevo**. Gracias al escáner desentrañaremos los misterios del mundo, estudiaremos la fauna, flora y geología nunca antes estudiado, así como sintetizar los planos de numerosas herramientas y estructuras que luego construiremos en nuestra base. Recordemos que para construir determinadas herramientas necesitaremos sintetizar sus planos (cuanto más complejo sea más planos requiere) que detallen los materiales necesarios, porque sin conocimiento no se avanza.



Una vez nos aficionemos a investigar, construir inventos y alimentarnos como si fuéramos nuestra propia abuela comprobaremos que nuestras posibilidades de supervivencia aumentarán poco a poco. En esta situación nos atreveremos a continuar con la misión principal, investigar zonas cruciales para la trama y conocer personajes esenciales para hallar la verdad. La estructura es de mundo abierto y gozamos de mucha libertad para hacer lo que deseemos, si centrarnos en cumplir las misiones cuanto antes o tomárnoslo con calma. Si lo deseáramos podríamos limitarnos y centrarnos solamente en buscar alimentos y recolectar minerales por los alrededores cercanos de nuestra base, pero de esta manera no conseguiremos nuevos planos para construir herramientas y vehículos eficaces para vario a zonas nuevas. A la larga sería aburrido.

No se dice explícitamente, pero el mayor reto del juego es sumergirnos progresivamente en las profundidades de los océanos. Ser capaces de aguantar más tiempo bajo el agua, explorar zonas abisales, encontrar gemas disponibles únicamente en biomas concretos, descubrir animales cada vez más temibles y sobrevivir para poder contarlo, sobrevivir el mayor tiempo posible. Es un objetivo a largo plazo que requiere mucho trabajo y paciencia. Nuestro PDA nos ofrece consejos, avisos muy útiles y localizaciones interesantes cercanas, sin embargo debemos tener incentiva para explorar por nuestra cuenta aunque nadie nos ofrezca pistas al respecto. Debemos investigar todo lo posible aún con el riesgo de morirnos (por ataque de animal, abrasados por un volcán submarino, por asfixia) o deambular sin rumbo y sin éxito. No debemos subestimar las maravillas y secretos que nos ofrece este planeta, porque en cualquier momento encontraremos algún plano de herramienta o un valioso mineral que nos beneficiará muchísimo sin esperarlo.



Al igual que en el primer Subnautica, la superficie también es un lugar importante para la supervivencia. Quizá no tenga las mismas capas de altura ni la misma extensión que el océano pero también ofrece mucha diversión. Investigaremos icebergs y parajes nevados en busca de planos y para avanzar en la trama, colocaremos simpáticos pinguinos espías mecánicos para explorar cómodamente esos terrenos e indagaremos en numerosas bases y laboratorios de Alterra. No correremos peligro de quedarnos sin oxigeno pero sí de sufrir una hipotermia si permanecemos mucho tiempo en la nieve. Debemos vigilar nuestra temperatura corporal para no morir y mantener el calor acercándonos a la vegetación autóctona (como esas flores caloríficas), adentrándonos en los edificios o directamente zambullendonos al mar, que es un lugar más cálida. Si no fuera suficiente también debemos cuidarnos de las tormentas de granizos y de temporales, que además de bajarnos la temperatura nos causará daños.

Tal como comentamos antes, todos los modos disponibles tienen sus ventajas y desventajas. El ideal es el de “Supervivencia” ya que sería el modo “Campaña principal en dificultad media” de toda la vida. Aquí tenemos limitaciones básicas humanas (sed, hambre) pero al morir regresamos a nuestra base, con la correspondiente perdida de parte de nuestro inventario. Personalmente preferimos cargar partida, ya que el sistema de guardado es veloz y optimo. Se puede grabar en cualquier momento y tardan pocos segundos. No es así con el "cargado", pues es un poco lento, pero se comprende porque el mapa es gigantesco y apenas hay tiempos de carga en mitad de la partida. En “Supervivencia extrema”, aparte de la muerte permanente, no contamos con avisos de falta de oxígeno (“Cuidado, te quedan treinta segundos de oxigeno” es algo que oiremos muchas veces) por lo que debemos vigilar en todo momento nuestro contador de aire. “Modo libre” es una versión suavizada del modo principal puesto que elimina la necesidad de ingerir alimentos y bebidas. Debemos reconocer que esto nos facilitará mucho la exploración y nos ahorrará mucho tiempo, porque queramos o no, buscar peces y algas para luego cocinarlos requiere paciencia y es un trabajo diario en sí mismo. Es algo cómodo pero también quita parte de la gracia del juego. Finalmente el “Modo creativo” es el más distinto de los otros y no engaña a nadie: lo primordial es inventar y crear. Contamos con recursos ilimitados, todos los planos sintetizados y no moriremos por falta de alimento, sed u oxigeno. Lo importante es desatar nuestra imaginación y crear la gran base de sueños, uno que abarque todo el planeta, des ella superficie hasta el abismo, o crear muchas bases repartidas por el planeta. Eso es gusto de cada uno. Si somos de los que nos gusta crear sin fin nos encantará este modo pero si buscamos desafíos quizás nos aburramos.



El aspecto artístico es arrollador y sublime, de esos que nos distraen durante las partidas y nos obliga sacar capturas de pantalla. La temática marina siempre ha sido gustosamente reflejada en los videojuegos, aunque sus niveles bajo el agua no siempre sean bien recibidos, y aquí alcanza nuevas cotas de belleza y calidad. Su predecesora mostró el camino y este juego lo expande con nuevos hábitats, climas y criaturas. Desde pececillos inofensivos hasta leviatanes que causan angustia solo de verlos, desde los graciosos pinguinos hasta exoarmaduras intimidantes. Se refleja muy bien la diferencia de profundidad, desde cristalinas aguas hasta el abismo totalmente oscuro, pero también el ciclo de día y noche, que modifica todo. Contemplar el mar es una maravilla pero también lo es el cielo, con su amanecer y anochecer, sus tonos ocres o sus días luminosos, y especialmente las auroras boreales, gran novedad que dejan sin aliento.

La música ayuda mucho con la inversión sensorial y la afloración se sensaciones relajantes o amenazantes. En principio no son melodías memorables ni ostentosas, tampoco arrebatadoras ni épicas, pero son muy agradables para el oído puesto que su función es ambientar la partida y relajarnos. Melodías de corte sugerente y enigmático, de las que desprenden humedad, magia y desconcierto ante lo maravilloso y lo horrible sin aun descubrir. El New Age y Chill Out son elecciones indispensables y acertadas, pocos estilos son capaces de transportarnos a una realidad que se siente primigenia y pura pero a la vez desconocida y cósmica. El océano desconocido y el espacio infinito son las dos caras de una misma moneda.

Los sonidos son útiles, porque nos avisan con información relevante y en ocasiones urgente, como cuando nuestro oxigeno está a punto de agotarse, se estropea nuestro vehículo, nos persigue un depredador, se acerca tormenta, un volcán submarino vibra segundos antes de una erupción, el Pinguino-robot cuando está en funcionamiento, o las burbujas hacen “pop” a nuestra alrededor, bien porque hay peces nadando cerca o dejamos caer algún objeto del inventario. El doblaje es bastante bueno, en inglés, con un buen repertorio de personajes secundarios, tanto humanos como alienígenas. Algunos nos lo encontramos en persona y otros solamente los escuchamos en grabaciones olvidadas en bases abandonadas o barcos hundidos.



Conclusión

Subnautica: Below Zero es una gran entrega de esta saga de supervivencia y exploración marina. Respeta mucho la esencia y valores jugables y artísticos de su predecesora pero mejorando el resultado, ya que no sólo es un cambio de climatología ni de planeta. A grandes rasgos es un título más pulido, con mecánicas jugables perfeccionadas y con mayor rendimiento. Encantará a los fans de la primera parte y atraerá a los novatos, sobre todo esos que recelaban la complejidad y grandeza en el pasado.

Al igual que en Subnautica, Unknown Worlds ha estado años trabajando en su desarrollo y mejorandolo gracias a los usuarios que se subieron al barco en su acceso anticipado, una versión temprana disponible desde mayo de 2019. Como resultado tenemos un juego redondo, profundo a muchos niveles, con cierta sensación de infinitud y adaptable para todos los usuarios acorde a sus necesidades y compromiso. El modo con el que más se disfruta es el “Supervivencia” clásico, porque no tiene las facilidades del modo “Libre” o “Creativo” pero tampoco la alta exigencia y angustiosa de “Supervivencia extrema”. No sólo desentrañaremos una interesante historia sobre empresas de cuestionable ética, extraterrestres y dramas familiares, sino que la sensación de mejorar nuestro equipo poco a poco y estudiar el medio ambiente del planeta es realmente satisfactorio. Por un lado tenemos la emoción de los descubrimientos, los peligros, la historia y la creación de herramientas y por otro la total relajación, la calma del buceo o paseo por la superficie. Una mística sensación de dejarnos mecer por el vientre marino del planeta dejando la mente en blanco y escuchando la banda sonora New Age. Una experiencia que ya disfrutamos en Call of the Sea pero en menor medida.

Quizá para algunas personas el juego resulte demasiado tranquilo o tengan la sensación de que están abandonados en el mar sin apenas saber lo que hay que hacer. Existen misiones y pistas, pero igualmente debemos investigar y descubrir por nuestra cuenta. No obstante cuando nos zambullimos en esta aventura las horas pasarán volando y aún con todo apenas habremos estudiado la superficie, como si fuera un iceberg. Por eso recomendamos Subnautica: Below Zero y su predecesora Subnautica, que en su día nuestro amigo Munir nos explicó sus maravillas.

*Nadie llora por un mar, a pesar de que ahí bailamos pegados como los delfines.
**Dos expresiones por el precio de una, estamos de oferta!
Análisis de Subnautica: Below Zero para XONE: Frío vientre oceánico
Análisis de Subnautica: Below Zero para XONE: Frío vientre oceánico
Análisis de Subnautica: Below Zero para XONE: Frío vientre oceánico
Análisis de Subnautica: Below Zero para XONE: Frío vientre oceánico
Análisis de Subnautica: Below Zero para XONE: Frío vientre oceánico
Análisis de Subnautica: Below Zero para XONE: Frío vientre oceánico
Análisis de Subnautica: Below Zero para XONE: Frío vientre oceánico

Alternativas
El primer Subnautica.
Descubrir las profundidades. Mejorar nuestro equipo. Fauna. Historia. Investigar y crear.
Los tiempos de carga son algo pesados.
Buen equilibrio entre complejidad y sencillez, diversión cerebral y experiencia sensorial.
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Análisis: ____GEX_____, beto, Doscv, elite, Keyser Soze, MrRafa, NewRandomAge, Runa.
×