Balón prisionero estilo medieval
PlayStation 4 PC

Balón prisionero estilo medieval

Strikers Edge, el título que ganó la I edición de los premios PlayStation Talents en Portugal, llega a PlayStation 4 y Steam dispuesto a ofrecer piques interesantes entre los jugadores.

Por Alberto Hernanz (@AlbeerBeto),
0 0 0

Versión analizada PlayStation 4. Copia digital proporcionada por Sony.

PlayStation Talents nació en España, pero la iniciativa con la que ayudar a los pequeños estudios que querían desarrollar videojuegos ha dado el salto y también ha llegado a Portugal. Precisamente en esta ocasión tenemos ante nosotros Strikers Edge, un juego desarrollado en Portugal por Fun Punch Games que acaba de aterrizar en PlayStation 4 y Steam. Se podría decir que el balón prisionero se ha reinventado y además se le ha añadido una estética medieval/mágica.

Antes de nada cabe dejar claro que las comparaciones con juegos como Windjammers que ha habido previas al lanzamiento de Strikers Edge están bastante cogidas por pinzas. Es cierto que la disposición del escenario y los personajes recuerda al mítico juego de las recreativas u otros similares, pero el fin de cada encuentro es muy diferente. Aquí no tenemos que superar al rival y anotar tras superar su posición, el objetivo es impactar directamente contra ellos para así reducir su nivel de salud hasta el mínimo.

Las mecánicas del juego son realmente sencillas, al igual que los propios controles. Encontramos un terreno de juego dividido en dos campos, siendo cada uno de ellos para cada equipo (existen partidas 1vs1 y 2vs2). A su vez cada campo acostumbra a ofrecer diversos elementos que sirven de protección, los cuales cambian dependiendo del escenario en cuestión. Para jugar hay que tener en cuenta que disponemos de una serie de personajes como un bárbaro, una valquiria, un paldín, una hechicera o un vikingo, entre otros. Podríamos decir que estamos ante una especie de balón prisionero en el que tenemos que atacar y hacer daño a nuestros rivales, de forma que realizamos más efecto dependiendo de la zona del cuerpo en la que impactamos nuestros lanzamientos o incluso dependiendo de lo cargado que haya sido dicho movimiento.

Como hemos inidicado ya, nuestra misión es impactar en el rival y evitar que el haga lo propio. Movernos, apuntar, disparar, bloquear y esquivar componen el abanico básico de posibilidades dentro de cada partida. Como ya hemos dicho los controles son realmente sencillos, aunque sí que requiere un poco de práctica para poder empezar a disfrutar. Tampoco hay que perder de vista el medidor de resistencia, ya que de ello depende poder utilizar nuestros movimientos.

El modo campaña es bastante soso y parece incluido por obligación, de forma que su historia no ofrece ningún interés. La verdadera diversión del título reside en su modo multijugador, especialmente en la vertiente local. De esta forma la consecución de partidas se hace mucho más amena y compaginar nuestra forma de enfrentar las partidas con las de nuestro compañero es muy importante para hacer frente a otro equipo de jugadores que se maneja con soltura. Si antes hablabamos de la consecución de partidas que supone el multijugador, la vertiente online hace que esta práctica desaparezca por completo. En nuestro caso hemos jugado a lo largo de todo el fin de semana de lanzamiento del juego y en muchas ocasiones ha costado bastante encontrar rivales. Sin lugar a dudas sería una gran noticia que dentro de unos meses el título se ofreciese bajo el sello de PlayStation Plus, para que así haya una comunidad mayor.

A nivel artístico nos encontramos una propuesta muy discreta que utiliza un estilo pixel art que no llega a destacar. Los diseños de los personajes es lo más destacable en este aspecto, ya que los escenarios tampoco llaman demasiado la atención. Las melodías por su parte sirven de acompañamiento durante las rápidas y frenéticas partidas, pero tampoco son cosa del otro mundo.

Conclusiones

En un principio parece que la propuesta de Funch Punch Games es similar a Windjammers o Disc Jam, pero después nos damos cuenta de que tiene su própio estilo y filosofía. El título entretiene especialmente jugando en compañía de otros jugadores y el multijugador local brilla ante un online en el que cuesta encontrar partidas. Si tienes pensando adquirir algún título para añadir unos piques con la consola a tu próxima quedada con amigos aquí tienes un título que viene como anillo al dedo.
Análisis de Strikers Edge para PS4: Balón prisionero estilo medieval
Análisis de Strikers Edge para PS4: Balón prisionero estilo medieval
Análisis de Strikers Edge para PS4: Balón prisionero estilo medieval

Alternativas
Windjammers, aunque en un estilo bastante diferente.
El multijugador. Los personajes y lo diferentes que son entre sí.
El modo campaña. Poca variedad de modos.
Cuesta tomar las mecánicas del título a pesar de parecer sencillo, pero luego engancha. Juego interesante para jugar en compañía.
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Análisis: ____GEX_____, beto, CodeRed, Doscv, elite, MrRafa, NewRandomAge, Ohkouchi, Rodri.
×