¡Colabora!
0
La parte contratante de la segunda parte
PC PlayStation 4 Xbox Xbox One

La parte contratante de la segunda parte

El juego más realista sobre francotiradores está de vuelta, con aún más cachivaches, más encargos y muchos más disparos certeros en toda la chorla.

Por Juan Emilio Palomino González,
0 0 0

Jugado en Xbox Series X. Copia digital proporcionada por Koch Media.


Hay que tener paciencia, temple y los nervios de acero de un profesor de guardería. No todo el mundo sirve para ser francotirador de elite. En los videojuegos hemos tenido montones de juegos de infiltración y otros de acción más directa en los que en un nivel concreto hemos utilizado un sniper para limpiar una zona de enemigos algo que resulta totalmente lógico, es una mecánica de juego que combina muy bien con los momentos más frenéticos de los shooters en primera persona. Pero no se iba a quedar ahí la cosa, con el tiempo la situación se ha dado la vuelta y ahora tenemos series centradas a usar rifles de francotirador mientras que la acción a quemarropa se queda para momentos puntuales. Una de esas series es Sniper: Ghost Warrior, creada por CI Games y que recibió un parón con la tercera entrega antes de renacer bajo el nombre de Sniper Ghost Warriors Contracts. Ya os contamos lo que nos pareció aquel juego y ahora volvemos con las pilas cargadas para contaros nuestras impresiones con la espectacular segunda entrega. Pasa, pasa, que te vamos a enseñar qué es lo que necesitas para ser un francotirador de los buenos buenos con este Sniper: Ghost Warrior Contracts 2.

Encarnamos una vez más al Segador, un experto francotirador que usa sus habilidades al mejor postor como asesino a sueldo. Si Sniper Ghost Warriors Contracts nos ubicaba en la amplia estepa de la fría Siberia, el cambio de escenario para nueva entrega no podía ser más radical, ahora nuestra base de operaciones es ni más ni menos que Oriente Medio, en el borde de la frontera entre el Líbano y Siria. Pero no solo cambiaremos la ropa de abrigo por ropita más fresca, en esta ocasión el dinero llega para que acabemos con una peligrosa organización criminal, la cual deberemos ir descabezando poco a poco para quitarles relevancia en la zona.



De esta manera, nos metemos de lleno en una campaña en la que los disparos de precisión a largo alcance serán el pan nuestro de cada día. Extensas zonas en las que deberemos adentrarnos sin levantar sospechas (por aquello de no ver reducidas drásticamente nuestras posibilidades de éxito nada más empezar) y circuncidar con precisión todos los impedimentos que encontremos hasta tener una visión clara de nuestro objetivo. De ahí que entre que tengamos varios opciones para acercarnos, la variedad de objetivos secundarios que pueden alterar la misión principal, la cantidad de soldados que encontraremos y los mecanismos de vigilancia tendremos multitud de posibilidades para llevar a cabo nuestro asesinato. Desde el estudio de desarrollo ya nos adelantan que este Contracts 2 es el primer juego en el que podremos disparar a objetivos a más de 1000 metros de distancia, por lo que podemos ir haciéndonos una idea de la magnitud del juego.

Por supuesto todo pasará por nuestro rifle de francotirador, solo que no todo será observar por la mirilla y apretar el gatillo. Primero deberemos usar los prismáticos para calcular la distancia hasta el blanco, comprobar la incidencia del viento, la trayectoria de la bala al caer y si el objetivo está en movimiento... la verdad es que han pensado en todo para que el juego sea lo más realista posible. Gracias a dios han segmentado la dificultad en cuatro tramos para los menos pacientes tengamos nuestro ratito de gloria con el juego. Si te cuesta enhebrar una aguja o directamente que no tienes pulso para robar un cargamento de maracas sin que te pillen, lo mejor es empezar por el nivel más sencillo que viene asistido por el "punto rojo" (en el siguiente nivel también se puede asistir). Esto del "punto rojo" no es más que un indicador que veremos en pantalla para coloquemos en nuestra víctima para acertarle sin concesiones. Después de ajustar la mira según la distancia determinada con los prismáticos, no necesitaremos cuadrar con las marcas del visor ni calcular la desviación con el viento. Esta ventaja más que una trampa es un perfecto tutorial para que nos hagamos a la mecánica de disparo, así en lugar de probar fortuna a ver qué pasa podremos coger una idea de cómo funciona el sistema de apuntado sin quedarnos atrapados en el primer tiroteo.

Yo mismo he pensado que disparar en Contracts 2 tiene más de simulador de golf que de juego de disparos. Al fin y al cabo la mecánica es más o menos la misma, tener en cuenta el viento, calcular la distancia con el punto de mira y ver como la bala va hasta su objetivo. Claro que no es lo mismo hacer un hoyo en uno que reventarle la cabeza a un enemigo, pero el funcionamiento viene a ser muy parecido. En lo que sí cambia es en la cantidad de armas y objetos secundarios que podemos emplear para superar los niveles. Desde equipamiento más propio de un Call of Duty al uso como pueden ser pistolas, ametralladoras, botiquines o granadas a elementos más específicos del espionaje como un dron aéreo para marcar o piratear cámaras hasta una torreta remota que puede servirnos para hacer un disparo táctico justo en el momento que lo necesitemos. También entran en juego la variedad de municiones que nos facilitarán más de un atolladero, desde explosivas, de impulso electromagnético para freír componentes electrónicos, marcadoras, perforadoras para atravesar parecer o nuestras preferidas a las que no les afecta ni el viento, ni el peso, ni la distancia ni nada de nada, donde pones el puntero va la bala. Obviamente estas últimas están muy muy limitadas.



Lo primero que llama la atención en esta segunda entrega es el cambio de ambientación, pasar de Siberia a Oriente Medio ya es motivo suficiente para que os digamos que ambos juegos apenas tienen nada en común. Pero hay más, es el estreno de la franquicia en Xbox Series (próximamente en la nueva consola de Sony) y ya desde el menú de opciones veremos que podremos elegir en todas las plataformas entre un modo rendimiento que prioriza la suavidad de las imágenes por segundo a la calidad de una resolución mayor. Las extensiones de terreno son enorme, algo que no apreciaremos en los primero niveles, más encorsetados para enseñarnos a jugar desde un primer momento y que no nos veamos abrumados por una dificultad excesiva. Obviamente le falta algo de variedad a los enemigos, la mayoría de ellos son soldaditos calcados unos a otros, pero la distancia a la que podemos ver los objetos es tan alta y cuenta con tan buena cantidad de detalles que eso pasará a un segundo plano. Cierto es que tampoco el desierto y las construcciones propias del Oriente Medio dan mucho juego, pero tampoco encontramos nada que lo haga palidecer frente a otros títulos de temática similar. Las voces están en inglés, todos los textos en castellano y debemos destacar por méritos propios la contundencia del sonido de las armas.

Sniper: Ghost Warrior Contracts 2 es justo lo que promete, el resultado de meter en una coctelera todo el atrezo bélico de un Battlefield con la exquisitez y la parsimonia de un Hitman. La verdad es que esa mezcla que al principio puede parecer rara funciona, pero solo funciona si nos lo tomamos como un juego de paciencia en el que cada asesinato implica dar vueltas alrededor de nuestro objetivo eliminando los contratiempos que encontremos. Como nos pueda el ansia y levantemos la liebre, estaremos cargando el punto de control alcanzado para seguir desde ahí. Lo que está claro es que el salto respecto a la anterior entrega es destacable, sin ir más lejos es el primer juego pensado para la nueva generación de consolas (la versión de PlayStation 5 ha sufrido un retraso pero llegará en próximas fechas) pero entendemos que todavía a mucho margen de mejora. Nos encanta la posibilidad de ganar nuevas habilidades o de conseguir nuevo equipamiento... pero en realidad lo que obtendremos conforme jugamos es entrar de cabeza en su sistema de juego y aprender poco a poco dónde colocar el punto de mira para volarle la cabeza al enemigo que corre huyendo a más de un kilómetro de ventaja. Y eso, con mucha paciencia, se consigue.

Redactado por Juan Emilio Palomino (Spiderfriki)
Análisis de Sniper: Ghost Warrior Contracts 2 para Xbox: La parte contratante de la segunda parte
Análisis de Sniper: Ghost Warrior Contracts 2 para Xbox: La parte contratante de la segunda parte
Análisis de Sniper: Ghost Warrior Contracts 2 para Xbox: La parte contratante de la segunda parte
Análisis de Sniper: Ghost Warrior Contracts 2 para Xbox: La parte contratante de la segunda parte
La extensión de terreno, las habilidades y el equipamiento. Sentiremos cada disparo que hagamos.
Desesperante para muchos, aunque para ellos está la opción del "punto rojo".
Nueva ambientación y muchas novedades, pero sigue siendo el estricto juego que no perdona a la hora de disparar con precisión. Ideal para pacientes.
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Análisis: ____GEX_____, beto, Doscv, elite, Keyser Soze, MrRafa, NewRandomAge.
×