¡Colabora!
0
Hay un demonio en cada uno de nosotros
Nintendo Switch

Hay un demonio en cada uno de nosotros

Atlus compone una elegía a la muerte del RPG estanco; este es sin duda el acercamiento más revolucionario a la esencia del género japonés más atemporal. Review Shin Megami Tensei V

Por Andrés JC,
0 0 0

Existe una divergencia que me tiene fascinado cuando hablamos del RPG japonés. Creo que ya está asumido que, más o menos desde mediados de los 2000, el género se intenta desdoblar de distintas formas con unos resultados realmente dispares. Es difícil clasificar algo como JRPG ahora mismo, sin ir más lejos, un ejemplo ilustrativo es Final Fantasy VII: las diferencias entre el original y el remake hablan de una clara distanciación de la fórmula. ¿Y por qué distanciarse de una fórmula que fue tan exitosa? Es posible que resulte muy difícil volver a hacer interesante lo que un día fue revolucionario, pero no es imposible.

Creo, honestamente, que hay tres tipos de JRPG ahora mismo. El primero, que podríamos llamar RPG integral que quiere mantener al máximo la esencia tradicional, como Dragon Quest XI; después citaría al mismo Final Fantasy VII Remake como estandarte del RPG fusión que se lanza decididamente hacia el encuentro con otros géneros aceptando ideas, por ejemplo del hack and slash; y por último, en un terreno algo más selecto, encuadraría Shin Megami Tensei V, que quizá denominaría RPG evolutivo; este tipo procura la esencia clásica pero rompiendo barreras que siempre estuvieron ahí, si bien nunca fueron tan visibles hasta que se han echado abajo.



La eterna dicotomía de Shin Megami Tensei

Aunque no suelo hacer demasiadas observaciones personales en un análisis, creo que en este caso vale la pena hacer la excepción. Hasta ahora tenía una relación confusa con la serie Shin Megami Tensei: había jugado una entrega principal y a un spin-off, y, a pesar de que encontré aspectos interesantes en la propuesta, su estilo claro de RPG integral, clásico, me hacía perder el interés con facilidad. Había cierta falta de épica y una explícita dureza en el ritmo de juego. Pero lo que encontraba más obtuso es que, a pesar de la riqueza mitológica que hay en el universo SMT, no encontraba un carisma en ella, me resultaba complicado siquiera entender quiénes eran los personajes del juego y por qué deberían importarme.

«Sin comprender nada y siguiendo una línea argumental delgada, un argumento de trasfondo filosófico-religioso abre sus pétalos conforme progresa la aventura del Nahobino»


Cuando vi Shin Megami Tensei V por primera vez, muchos de mis reparos sufridos anteriormente desaparecieron. Salta a la vista que el trabajo artístico y audiovisual detrás de esta nueva entrega es varios niveles superior a lo habitual, y eso repercute en que este universo, tan interesante, ahora ha ganado en presencia y rotundidad. El protagonista se fusiona con un misterioso ente sobrenatural en los primeros compases de la aventura, de manera que se transforma, así, en un Nahobino: un ser que se mueve entre lo material y lo divino, con un sable de luz que extiende su propia mano. El Nahobino, cuyo nombre es asignado por el jugador, hace unos instantes era un estudiante de instituto en un Tokio asediado por las catástrofes y desapariciones misteriosas. Sin comprender nada y siguiendo una línea argumental delgada, un argumento de trasfondo filosófico-religioso abre sus pétalos conforme progresa la aventura del Nahobino. Una lucha permanente entre el orden y el caos condiciona el futuro de la especie humana.



El ambiente oscuro, enrarecido, característico de la serie de Atlus alcanza una tridimensionalidad y densidad arrebatadoras. Casi podría decir que estoy hablando del juego visualmente más impactante de Nintendo Switch, y en algunas instancias desde luego que así lo parece. Lejos de caer en la tendencia desgastadísima de los videojuegos de ofrecer un mundo post-apocalíptico de paisaje urbano comido por la vegetación, SMTV despliega una Tokio demoníaca espectacular, con enormes estepas de arena cubiertas de autopistas destruidas, edificios en inclinaciones imposibles, vías de tren que se pierden en un horizonte rojizo abstracto difícil de definir. La potencia pictórica de los escenarios es asombrosa, y apuesta por una gama cromática muy específica para cada área del juego, algo que sin duda queda en el subconsciente.

«La navegación por esta Tokio del inframundo es excepcional, con niveles que se mueven en un punto intermedio entre el mundo abierto que está de moda, y los pasillos mazmorreros de toda la vida»


Un mundo demoníaco a rebosar de secretos

Este particular escenario es la mayor de las bondades de Shin Megami Tensei V, no solo por su perseverancia visual, sino por cómo está integrado en la jugabilidad. La navegación por esta Tokio del inframundo es excepcional, con niveles que se mueven en un punto intermedio entre el mundo abierto que está de moda, y los pasillos mazmorreros de toda la vida. Es fantástica la exploración de todos sus edificios en ruinas; encuentras pasadizos ocultos, te deslizas a toda velocidad por la arena, y todo ello con mucha verticalidad, que requiere de ocasional plataformeo. Hay decenas de amistosos demonios que tan pronto nos cuentan un chiste como se tiran a la yugular, y son quienes nos cuentan por qué estamos en este mundo y qué podemos esperar de él.



Además, explorar cumple una función jugable muy importante. Invertir tiempo en investigar los distintos caminos ofrece muchas recompensas para aumentar la eficacia en los combates: no hace falta dedicar largas sesiones a subir de nivel, una alternativa mucho más estimulante para fortalecer nuestro Nahobino y los demonios que luchan con él es explorar y exprimir las abruptas calles de Tokio y sus seres sobrenaturales. Dicho en otras palabras, hay dos formas de afrontar SMTV: de la forma tradicional centrada en el combate, o como una aventura con enfrentamientos ocasionales con grandes dosis de movilidad. Esto supone un cambio de paradigma interesantísimo en el RPG convencional, ya que ahora el escenario se siente de verdad importante, no es solo un interludio más o menos largo entre combate y combate.



El Nahobino tendrá muchos encuentros interesantes por el camino, por supuesto hablamos de los demonios. Esta es una pieza clave en la serie: el mundo está repleto de entidades mágicas, mayormente seres mitológicos, pero también representaciones folclóricas de las distintas culturas. Integrar la religión y la mitología es algo muy común en Shin Megami Tenseiy otros RPG japoneses, pero creo que nunca se ha llevado a cabo un despliegue tan meticuloso como aquí. Más de 200 criaturas nos esperan a lo largo del extenso mapeado por descubrir, no es el mayor número que se ha visto en la serie, pero sí uno de los más elaborados. Gran parte de este elenco de demonios puede formar parte del equipo del Nahobino, y aquí entra en juego una mecánica clásica de la serie y de Persona: hablar con el demonio e intentar convencerlo para que una fuerzas con el protagonista. Para ello hay que conocer su personalidad, y a menudo, darle unos cuantos obsequios para que acepte. A diferencia de otros juegos de relativamente similar naturaleza, como Pokémon (salvando las distancias), los demonios no son seres afables y que se rinden a su amo, son monstruos que generalmente tienen ganas de destruir, de pasar un buen rato, mientras que a veces son simples almas errantes que buscan algún faro que les guíe.

«No vamos a engañar a nadie: el combate es muy importante, y requiere una atención constante a lo que sucede en pantalla»


Como es natural, los demonios muchas veces se interpondrán en nuestro camino y no habrá otra alternativa que enfrentarse a ellos. El Nahobino, junto a su equipo de demonios, hacen gala de un extenso repertorio de ataques, hechizos y potenciadores como en cualquier juego de rol japonés, y la esencia de SMT aquí se mantiene hasta sus últimas consecuencias. Todos y cada uno de los combates que vas a disputar en SMTV se sienten importantes, porque exigen que utilicemos con habilidad las mecánicas de debilidades/resistencias de cada criatura para salir victoriosos. Si nunca has jugado a un SMT o a un Persona, aquí vas a encontrar un combate por turnos muy fino, fácil de entender pero difícil de dominar. No vamos a engañar a nadie: el combate es muy importante, y requiere una atención constante a lo que sucede en pantalla. Olvídate de machacar el mismo botón de ataque desde el principio hasta el final porque eso nunca va a funcionar, ni siquiera en los enfrentamientos comunes.



Un RPG que alcanza la excelencia, aún con potencial por explotar

Desde siempre los "Megaten" han sido juegos que emanan sobriedad, y en la quinta entrega no cambia mucho la cosa. Los personajes participan de forma muy escueta en la aventura, la trama se cuenta a través de diálogos cortos y situaciones. Dicho en otras palabras: aquí no hay monsergas explicando por qué ocurre todo, ni traumas personales que busquen conmover. En su lugar se ejerce ese estilo sobrio que marca la diferencia con la serie Persona: el jugador vive la historia, no se la cuentan. El Nahobino, como avatar mudo del jugador, es a todos los efectos una especie de mercenario cuyas intenciones no son claras, y ahí entra otro factor clave: la alineación. En momentos clave de la aventura se nos exige tomar ciertas decisiones, que en el último momento se materializan en tres finales distintos. Sobre el papel esta idea es buena, sin embargo la ejecución no lo es tanto. Aunque es admirable la capacidad de SMTV para transmitir sensaciones de soledad, devastación y complejidad moral, se echa en falta algo que realmente agarre el corazón del jugador y lo estruje, puesto que en gran parte del juego parece que los sucesos ocurren de forma arbitraria y el Nahobino es solo un alma perdida tratando de encontrar su lugar.

«Aunque es admirable la capacidad de SMTV para transmitir sensaciones de soledad, devastación y complejidad moral, se echa en falta algo que realmente agarre el corazón del jugador y lo estruje»


Recordaremos Shin Megami Tensei V especialmente por su bravo carácter. El despliegue audiovisual que Atlus ha llevado a cabo en todos y cada uno de los ámbitos posibles es claramente magistral, y en ello colaboran tanto el diseño de arte de escenarios, demonios y luces, como la banda sonora. No cuento nada nuevo si digo que, musicalmente hablando, SMT y Persona siempre ha tenido una potencia intachable, pero en esta ocasión estamos ante algo superior. Las melodías del inframundo durante los viajes del Nahobino emanan un misticismo difícil de explicar con palabras. SMTV emplea reconocibles instrumentos asociados con la temática religiosa del juego como órganos o cantos esotéricos para inspirar esa sensación de grandiosidad, ante la cual solo queda el abatimiento, es imposible escuchar la banda sonora sin acordarse de Pink Floyd o el mejor rock psicodélico experimental. No me cabe ninguna duda de que la incuestionable presencia de este juego es la que es debido, en gran medida, al trabajo en el apartado sonoro.



No quería acabar sin mencionar la posición de SMTV como ejemplo de RPG basado en criaturas. Mucha gente señala a Pokémon como la referencia, cuando en realidad Shin Megami Tensei es más antiguo, pero dejando de lado observaciones técnicas, siento que este ha sido un año muy interesante para este subgénero. Monster Hunter Stories 2 guarda un gran número de similitudes con Shin Megami Tensei V, por ejemplo, y de hecho también es uno de los RPGs mejor considerados de 2021. Ambos títulos deciden sus combates bajo una plétora de monstruos, y elaboran un sistema de batalla con una mecánica de resistencias/debilidades. Creo sinceramente que The Pokémon Company puede sacar buenas ideas de ambos títulos; no se trata de copiar esquemas o modelos de desarrollo sino de nutrirse de ideas interesantes e innovadoras que permitan avanzar al género y a su franquicia. En este sentido, SMTV encaja dentro de ese marco de rpg evolutivo que mencionaba antes, y me atrevería a decir, de hecho, que le gana la partida al juego de Capcom. Aún así, ambos demuestran que hoy todavía se pueden hacer juegos ejemplares con este sistema basado en criaturas: desafiantes, frescos y con un objetivo clarísimo que no se difumina con el tiempo, como sí puede pasar con propuestas similares.

Conclusiones

Shin Megami Tensei V puede colocarse la corona como mejor RPG de Switch en sus casi cinco años de existencia. Atlus ha hecho un trabajo excelente en su tarea de mantener la esencia de una serie intachable, al mismo tiempo que ha añadido y expandido ciertos elementos no solo dentro de la franquicia, sino del género en su conjunto. La Tokio del inframundo en Shin Megami Tensei V resulta excitante, sofocante y estimulante a partes iguales; por ende, demuestra que un RPG japonés tiene mucho que ganar cuando lo que ocurre fuera de los combates se diseña con mimo e inteligencia. Lo que ocurre dentro de los combates, además, ofrece un nivel de profundidad soberbio. Así se compone un conjunto que a día de hoy no podemos hacer otra cosa que celebrar.

Copia digital proporcionada por Nintendo.

Análisis de Shin Megami Tensei V para Switch: Hay un demonio en cada uno de nosotros
Análisis de Shin Megami Tensei V para Switch: Hay un demonio en cada uno de nosotros
Análisis de Shin Megami Tensei V para Switch: Hay un demonio en cada uno de nosotros
Análisis de Shin Megami Tensei V para Switch: Hay un demonio en cada uno de nosotros
Análisis de Shin Megami Tensei V para Switch: Hay un demonio en cada uno de nosotros
Análisis de Shin Megami Tensei V para Switch: Hay un demonio en cada uno de nosotros
Análisis de Shin Megami Tensei V para Switch: Hay un demonio en cada uno de nosotros
Análisis de Shin Megami Tensei V para Switch: Hay un demonio en cada uno de nosotros
Análisis de Shin Megami Tensei V para Switch: Hay un demonio en cada uno de nosotros
Análisis de Shin Megami Tensei V para Switch: Hay un demonio en cada uno de nosotros
Análisis de Shin Megami Tensei V para Switch: Hay un demonio en cada uno de nosotros
Análisis de Shin Megami Tensei V para Switch: Hay un demonio en cada uno de nosotros

Alternativas
Shin Megami Tensei III: Nocturne, Monster Hunter Stories 2
Excelente combinación de un sistema clásico de combate con exploración finísima; embriagadora BSO
A pesar de su naturaleza más sugerente que explícita, a la trama le falta rotundidad
Este es el resultado de un plan maestro para revitalizar una franquicia que nunca pierde prestigio, y ahora demuestra madurez.

Información del juego

Shin Megami Tensei V

Nintendo Switch

Fecha de lanzamiento: 12 de noviembre de 2021
Desarrollado por: Atlus
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Análisis: ____GEX_____, Aceskies, Doscv, elite, Keyser Soze, Mynra, NewRandomAge, Wuyashen.
×