¡Colabora!
0
Akelarres del pasado
Nintendo Switch PC PlayStation 4

Akelarres del pasado

Atlus aparca la exitosa serie Persona y nos recuerda que las aventuras de colegiales japonesas con demonios por medio empezó mucho antes.

0 0 0

Versión PlayStation 4, jugado en PlayStation 5. Copia digital proporcionada por Koch Media.


Venga, os ponemos en antecedentes. Algo está pasando en Tokio, está en todas las noticias. Han aparecido cadáveres en un parque, se habla de rituales y de que una secta puede estar detrás de algún tipo de ritual. Bueno, pueden ser habladurías de la gente, pero en realidad se trata de algo mucho más grande como rápidamente comprobarán los tres estudiantes que han sido convocados por su profesora en un hospital medio abandonado. Evidentemente nosotros encarnaremos al protagonista, que estará acompañado por sus compañeros Isamu y Chiaki. Enseguida se precipitarán los acontecimientos, el fin del mundo tal y como lo conocemos dejará de existir dejando paso a un limbo demoniaco provocado por la Concepción, la aniquilación de nuestra realidad para que sea reconstruida desde sus cenizas. El centro médico ha servido de contención para la purga, de manera que todo el que estaba dentro ha conseguido salir vivo... aunque no queda muy claro si eso es una buena noticia, ya que el nuevo mundo en el que han despertado está atestado de demonios de todo tipo. De hecho, dos inquietantes figuras han introducido un Magatama en nuestro cuerpo convirtiéndonos en uno de ellos. A partir de aquí se inicia una enorme lucha entre facciones y deidades que concluirán en el punto álgido de la Concepción. Nada volverá a ser lo mismo.

Con este planteamiento tan alegre arranca Shin Megami Tensei III: Nocturne HD Remaster, la serie de juegos de la surgió Persona y que en Sega quieren volver a poner en alza. La verdad es que en occidente no hemos tenido mucha suerte al respecto, es verdad que han llegado juegos, pero lo han hecho con cuentagotas, tarde y sin traducir al castellano. Eso se acabó. Las tornas ya han cambiado, hemos visto la buena acogida de títulos tan punteros como son Persona 5 Royal y Persona 5 Strikers. Ahora lo hace el "remaster" de un juego de PlayStation 2, que por muy bueno que fuese en su momento, paso muy desapercibido para el gran público. Que este juego llegue a casi todos los sistemas (veremos si Atlus da el salto a Xbox finalmente) con los textos en castellano no es como para que hagamos una fiesta... es para que montemos una romería y nos plantemos todos en la sede de Atlus en Minato a cantarles por peteneras. Hecho esto, esperamos que los próximos juegos sigan llegando en castellano y con un margen de tiempo mínimo respecto a su salida en su mercado natal. Algo bueno tenía que traer la globalización.



Estamos ante un juego de rol japo de los duros y exigentes, aunque a cambio nos dejarán un poso que difícilmente conseguiremos olvidar. Coincidiremos que no se trata de un juego para todo el mundo, pero como te pique la curiosidad, date por abducido. Culpa de su "enganchante" propuesta la tienen su sistema de juego basado en la negociación con los demonios que nos encontraremos, porque si en Pokémon les arrojábamos una bolita para capturarlos y domarlos, aquí tendremos que cumplir diferentes requisitos para que se brinden a ofrecernos sus servicios en esta nuestra andadura mística con la opción de "Hablar" con ellos en los combates como punto de partida. El enemigo de hoy es el aliado del mañana, algo a tener muy en cuenta cuando el juego nos invita a que formemos un ejército de demonios que estén de nuestro lado por lo que pueda pasar. Ya de por sí la idea de pactar con el diablo nos atrae, pero lo hace aún más gracias a un sistema de combates por turnos casi en desuso: olvídate de encontrar una mecánica tan equilibrada y desafiante en un juego que no sea de este estudio. La serie Shin Megami Tensei se ha caracterizado por eso mismo: mundos apocalípticos convertidos en pasillos que explorar, demonios a espuertas y una trama enrevesada de las que te van dejando con ganas de más conforme tiras del hilo.

Está claro que si nunca has probado un juego de rol por turnos, puede que Dragon Quest sea una mejor opción. Es muy colorido, alegre y sus tramas suelen ser bastante clásicas. Pues hasta en eso han pensado la gente de Atlus para que se te meta el demonio en el cuerpo (nunca mejor dicho) de jugarlo. Una de las principales novedades de esta nueva edición es una dificultad mucho más relajada y sencilla que las que venía de serie en el título original. Ya os avisamos que no es la mejor forma de disfrutar un titulazo como es el que nos ocupa, que el juego nos apriete las tuercas es una parte muy importante de su encanto, pero si te cuesta horrores centrarte en la exigencia que el juego nos demanda o simplemente es la primera vez que saltas al ruedo de un Shin Megami Tensei tienes que saber que hay una dificultad pensada para dummies. Otra de las novedades que nos facilitarán enormemente la vida en el inframundo será el guardado rápido.

Cuando el juego salió en PlayStation 2, solamente se podía guardar partida en los lugares habilitados para tal fin (ya los veréis), pero ahora hay una opción en el menú de pausa que nos permite dejar la partida en cualquier momento (sea en la dificultad que sea) para retomarla sin mayores complicaciones. Como ya os avanzamos en la preview de hace unas semanas, Dante de Devil May Cry está presente en el juego de igual forma que apareció en su momento en el juego de PS2. Como contenido totalmente nuevo tenemos una historia alternativa con Raidou Kuzunoha como protagonista, personaje icónico de la serie y que podréis reconocer por su icónica gorra, su capa, su katana y el revólver de su cinturón.



Recordemos, estamos ante un juego que salió hace 18 años en PlayStation 2. Tampoco es que Atlus haga virguerías a la hora de exprimir el hardware en el que trabaja, su talento reside principalmente en el diseño (las últimas entregas de la serie Persona son una completa delicia) y en la funcionalidad (que la jugabilidad resulte satisfactoria). Pues bien, como HD Remaster han ampliado la imagen a los 16:9 que imperan actualmente en las pantallas de nuestras casas (salvo alguna CGI de aquella época que se ha quedado igual), han aumentado la resolución, la tasa de imágenes por segundo y pulido a los personajes para que resulten un poquito más lustrosos. Y ya. Digamos que el armazón poligonal, el que sustenta todo el juego, es exactamente el mismo de hace dos generaciones, por lo que más de uno echará en falta algo más de chicha en los corredores y en las estancias que deberemos recorrer en tercera persona. Ya hemos dicho que el juego llega en castellano, pero también debemos hacer mención que tendremos tanto el doblaje en japonés como en inglés, novedad que no estaba presente en el título original.

A ver, hay mucha gente que se va a tirar de cabeza a por su Shin Megami Tensei III: Nocturne HD Remaster en cuanto pueda. Saben que es un juegazo, que llega por fin en castellano y que es el pistoletazo de salida para que más entregas de la serie sigan su caminito hacia occidente. En resumen, Shin Megami Tensei III: Nocturne nos gustó en su momento y ha sido un placer volverlo a tener de vuelta. Pero la verdad es que, visto lo visto a estas alturas de la película, tenemos que reconoces que la parte del HD Remaster del juego se nos ha quedado muy corta. Los añadidos y las mejoras están ahí, a la vista de todo el mundo, pero puestos a ensalzar un título de esta categoría, creemos que deberían haber apuntado más alto y ofrecer un remake que nos dejase con la boquita abierta. Un poco como han hecho con Nier Replicant tras el éxito de Nier Automata.

Claro que esa jugada iba sobre seguro y queramos o no, Shin Megami Tensei III: Nocturne no aseguraba una recepción tan esperada a nivel de ventas. De ahí que se hayan limitado a mejorar lo justo el apartado técnico, con la idea de que el usuario final se deje llevar por el corazón y sus rotundos valores jugables más que por una apariencia vistosa. Evidentemente no te va a defraudar si has jugado a algún juego de Atlus, pero por brillante que fuera su planteamiento, en más de una ocasión se te pasará por la cabeza la oportunidad que han perdido de darle más lustro a esos pasillos tan vacíos y esquemáticos. Menos más que esa idea desaparecerá rápidamente en cuanto salte el siguiente combate y tengas delante tuya un terrorífico demonio como dios manda.

Redactado por Juan Emilio Palomino (Spiderfriki)
Análisis de Shin Megami Tensei III: Nocturne HD Remaster para PS4: Akelarres del pasado
Análisis de Shin Megami Tensei III: Nocturne HD Remaster para PS4: Akelarres del pasado
Análisis de Shin Megami Tensei III: Nocturne HD Remaster para PS4: Akelarres del pasado
Análisis de Shin Megami Tensei III: Nocturne HD Remaster para PS4: Akelarres del pasado
En castellano, con guardado rápido, modo fácil, voces en japonés y lavaito de cara para lucir mejor.
Aunque estén remasterizados, los pasillos y los personajes están un poco desangelados.
Uno de los mejores títulos de Atlus llega cargado de mejoras y con textos en castellano. No es un remake, pero visto lo visto, apenas nos importa.
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Análisis: ____GEX_____, beto, Doscv, elite, Keyser Soze, MrRafa, NewRandomAge.
×