¡Colabora!
0
La tumba de los lobos
PlayStation 4 Xbox One PC

La tumba de los lobos

Intenso, despiadado, trágico y mitológico; así es Sekiro: Shadows Die Twice, la última obra maestra de From Software y uno de los mejores y más exigentes hack and slash de la generación.

Por Sergi Bosch [@GriffithDidNW],
0 0 0

Como todas las artes, los videojuegos también tienen un célebre y atemporal altar para los grandes nombres propios; estamos hablando, por ejemplo, de creativos de la talla de Miyamoto, creador de Super Mario y The Legend of Zelda -entre muchos otros proyectos de incuestionable excelencia-, de Shinji Mikami, principal autor de Resident Evil y Devil May Cry, o de Sid Meier, padre de todo un género del mundillo. Hoy en día también hay algunas voces que resuenan cada vez con más fuerza en el panorama videojueguil, reverberando en las presentes y futuras generaciones con obras de calidad inefable; Hidetaka Miyazaki, genio diabólico y tétrico detrás de Dark Souls y Bloodborne, es buena prueba de ello, y parece destinado a pasar a la historia como una de las grandes figuras de una nueva época dorada de los videojuegos. Ahora, en pleno 2019, casi diez años después de Demon’s Souls, su ópera prima, renueva éxito con Sekiro: Shadows Die Twice, un hábil, emocionante y sobresaliente trasvase al hack and slash más puro y exigente que evidencia toda una vida de lóbregas y sensacionales inspiraciones. ¿Quieres saber cómo le ha salido la jugada a From Software? Pues sigue leyendo, que aquí viene nuestro análisis de Sekiro: Shadows Die Twice.

La balada de Sekiro

El argumento siempre ha sido una pieza indispensable dentro de la trágica y tácita fórmula Soulsborne; ya sean fantasías medievales europeas o demencias oscuras victorianas, la trama tiene un papel fundamental como hilo conductor de sucesos, enfrentamientos, de mecánicas jugables y de sensaciones que se quieran transmitir. Contar grandes historias a través de pequeños detalles es una de las claves de la propuesta, de modo que el jugador no es partícipe del desarrollo de los eventos, sino más bien de los desenlaces; en otras palabras, la trama es un ente ajeno al espectador, y este habrá de reunir todas las piezas de la misma como si de una minuciosa reconstrucción de porcelana se tratara. Esta constante del creativo japonés se mantiene en Sekiro: Shadows Die Twice; no obstante, aparece rebajada, ya que la estructura narrativa que exhibe el nuevo título de From Software supone un notable viraje con respecto a esos subrepticios caminos que solía recorrer en el pasado, aunque sigue estando repleta de profundos significados.

Hay muy pocas cinemáticas, pero todas tienen una belleza inconmensurable y unas escenas audiovisualmente impactantes. De diez.

Así pues, la propia historia se presta a una aproximación mucho más tradicional: esta se desarrolla en el periodo Sengoku (1467 - 1568), en pleno Japón Feudal, una época histórica de guerras, desolación y desastres que afectan a todos los ámbitos de la existencia humana. El conflicto es arduo en Ashina, un territorio especialmente sacudido por los enfrentamientos y por los golpes de Estado; en medio del maremágnum de muerte y putrefacción se nos presenta a nuestro protagonista, un infante que malvive entre los cadáveres y sus pertenencias relegadas al olvido, y que crecerá para convertirse en un honorable y hábil shinobi de este luctuoso mundo. Sekiro (隻, "seki", contador para mitad de un par; 狼, "ookami/rō", lobo), pues ese es su profético nombre, tendrá como únicos designios en una vida de servidumbre el obedecer las enseñanzas de su mentor y proteger a su señor, el cual recibe el ambivalente y místico sobrenombre de “Descendiente Celestial”.

Y es que Sekiro: Shadows Die Twice es, por encima de todo, una historia de pérdidas, de lealtades inquebrantables, y de semblantes impertérritos ante la adversidad. Hasta aquí podemos adelantar, ya que no deseamos entrar en materia descriptiva; las experiencias inolvidables, especialmente en el ámbito narrativo, surgen desde el desconocimiento previo y el asombro del jugador, por lo que no queremos fastidiaros la oportunidad de descubrir por vosotros mismos qué es lo que ocurre y cómo se van hilvanando los distintos frentes que abre la aventura. Eso sí, no hay peligro en afirmar que, conforme se desarrollan los acontecimientos, la trama destapa sus fortalezas mitológicas y esotéricas, en las que dioses, demonios, apariciones, criaturas extrañas y samuráis vesánicos conviven con todo un elenco de secundarios dados a la melancolía y a las causas perdidas. Tal es la vida en estas realidades aciagas.

La película de Yoshiaki Kawajiri y el excepcional manga de Kentaro Miura parecen las dos grandes fuentes de inspiración de Sekiro; ambas son muy recomendables.

En consecuencia, quizás es más necesario remontarnos al origen, al lugar del que proviene el cauce de todas estas ideas que dan forma al nuevo título de From Software. Es precisamente en cómo arregla el mundo y en su trato de la mitología donde se ponen de manifiesto las sensacionales y tangibles inspiraciones del juego, entre las que podemos citar a la siempre presente Berserk, la oscura y legendaria obra de Kentaro Miura, tétrico corazón que bombea la mayor parte del ideario de Miyazaki, o Ninja Scroll (1993), una profunda y madura película de animación japonesa que presenta no pocos motivos análogos con el juego que hoy nos ocupa. Algunas de las reminiscencias más evidentes las encontramos en el brazo protésico del protagonista y en el planteamiento del combate; otras, en la naturaleza sobrenatural y jerárquica de algunos de los jefes finales, que además guardan similitudes desde el punto de vista escenográfico; las más importantes, por supuesto, permanecen ligadas al plano argumental y a la constitución del mundo de Sekiro, que no titubea ni un segundo a la hora de presentar situaciones tan amargas y viscerales como las obras anteriormente mencionadas. Una maravilla.
Análisis de Sekiro: Shadows Die Twice para PC: La tumba de los lobos
Análisis de Sekiro: Shadows Die Twice para PC: La tumba de los lobos
Análisis de Sekiro: Shadows Die Twice para PC: La tumba de los lobos
Análisis de Sekiro: Shadows Die Twice para PC: La tumba de los lobos
Análisis de Sekiro: Shadows Die Twice para PC: La tumba de los lobos
Análisis de Sekiro: Shadows Die Twice para PC: La tumba de los lobos
Análisis de Sekiro: Shadows Die Twice para PC: La tumba de los lobos
Análisis de Sekiro: Shadows Die Twice para PC: La tumba de los lobos
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Análisis: ____GEX_____, beto, CodeRed, Doscv, elite, MrRafa, NewRandomAge, Ohkouchi, Rodri.
×