¡Colabora!
0
Unos piratas la mar de salados
Xbox One PC

Unos piratas la mar de salados

Rare estrena nuevo juego después de años de sequía y lo hace con una propuesta para pasarlo pirata.

0 0 0

Versión analizada Xbox One X. Copia digital proporcionada por Microsoft.

Que RARE vuelva a sacar un juego es motivo de algarabía generalizada, ha pasado una eternidad y nadie duda que es una de las grandes. Y no, RARE Replay no cuenta. Cuenta Sea of Thieves, la gran apuesta del estudio británico para Xbox One y Windows 10 en este 2018. Después de muchos años de incertidumbre, tenemos el juego terminado y listo para ser adquirido en versión física, digital o mediante suscripción gracias al atractivo Gamepass. El caso es que tenemos el juego y es justo lo que prometieron, un divertido juego enfocado al multijugador en el que podemos surcar los mares como intrépidos piratas. El que espere otra cosa... mal encaminado va, porque la premisa del título es clara como veremos a lo largo de este artículo. Por eso mismo, ajustaros el garfio en el muñón, fijar bien el parche en vuestro maltrecho ojo y revisad la agenda de amigos para llamarlos a alistarse a vuestro galeón, porque toda ayuda es poca en este caso.

Seamos claros, Sea of Thieves bebe directamente de las fuentes de juegos como Destiny, pero con una ambientación más distendida y relajada. Nada más empezar podremos elegir la apariencia de nuestro corsario (entre una serie de modelos predefinidos) y elegir buscar enrolarnos en una tripulación con varios jugadores o empezar nosotros en solitarios como buenos lobos de mar. Esta última opción está bien para bichear a nuestras anchas y hacernos a la idea de lo que nos espera, en poco tiempo nos sentiremos abrumados por la imposibilidad manifiesta de gobernar un navío (por muy modesto que sea) nosotros solos. Como en el juego de Bungie, empezaremos en una zona pacífica, una base a la que volveremos en busca de encargos (hay tres casas en las que solicitar misiones con las que ganar reputación), adquirir nuevo equipamiento con el dinero ganado (luego hablaremos de esto) y para juntar a los grumetes antes de zarpar a la aventura.

En realidad, las misiones no tienen mucha chicha. Conforme progresamos ganan en complejidad y desafío, pero lo que se dice en variedad ahora mismo no resulta demasiado estimulante. Basta con echar un ojo a los requisitos para ganar reputación en cada una de las tres casas, puede resultar desafiante que nos encarguen ir a una isla para acabar con la tripulación de esqueletos del capitán de turno, pero cuando lo tenemos que hacer más de veinte veces para conseguir el objetivo determinado, la cosa pierde en parte su gracia. Lo mismo podemos decir de las misiones comerciales... porque la gracia del juego reside (por lo menos ahora mismo) en la interacción con otros jugadores, tanto amigos como rivales. En eso sí que cumple sobradamente.

Basta con detallar el funcionamiento del barco para entender de lo que hablamos. En nuestra embarcación, deberemos poner sobre la mesa la misión principal (para que todos puedan votar si la llevamos a cabo), uno de los jugadores debería estar pendiente del mapa para indicar a timonel la dirección mientras que otro debería estar a un lado suyo para controlar las velas (la velocidad), su giro (para conseguir mirar más rápidamente en consonancia con el timón) y el ancla (tanto para zarpar como para detenerlo antes de chocar contra un arrecife). Esto es básico, y un solo jugador las pasará canutas si tiene que bajar a mirar el mapa, ajustar las velas y guiar el timón sin ayudas de amigos. Como encima tenga que enfrentarse a otros barcos que le aborden con los cañones (cargar y disparar), tapar los agujeros de los impactos enemigos con tablones mientras saca el agua como pueda, se las verá y deseará para mantener su navío a flote. Ya lo de subir al mástil y ejercer de vigía o lanzarnos con el cañón para iniciar el abordaje de otras naves lo dejamos para cuando tenemos más amigos en la consola que Neymar en uno de sus cumpleaños. Pues sumemos a eso la posibilidad de que dos buques cargados de piratas se puedan encontrar en alta mar dispuesto a robarse hasta las sombrillitas de los daikiris. Momentazos así, los hay.
Análisis de Sea of Thieves para XONE: Unos piratas la mar de salados
Análisis de Sea of Thieves para XONE: Unos piratas la mar de salados
Análisis de Sea of Thieves para XONE: Unos piratas la mar de salados
Análisis de Sea of Thieves para XONE: Unos piratas la mar de salados
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Análisis: ____GEX_____, beto, CodeRed, Doscv, elite, MrRafa, NewRandomAge, Ohkouchi, Rodri.
×