¡Colabora!
0
Morir cuerdo y vivir loco
PC PlayStation 4 PlayStation 5 Xbox Xbox One

Morir cuerdo y vivir loco

El reinicio de Saints Row supone el regreso de Volition con una aventura cargada de acción, un humor particular y muchísimas opciones de personalización

Por Juan B.,
0 0 0

Empecemos el artículo siendo honestos. El primer tráiler de Saints Row no auguraba nada bueno. Estaba bien dirigido, las escenas estaban bien seleccionadas, pero no había esencia Saints Row por ningún lado. De hecho, parecería un cóctel explosivo de las tendencias juveniles de hoy en día y un tono serio que no pega ni con cola a la saga. Era un cúmulo de malas decisiones que desembocó en un aluvión de críticas negativas en los canales oficiales de Volition en YouTube. Esto forzó a la compañía a cambiar ligeramente su plan de ruta y a publicar con antelación el primer gameplay que ya sí, atrapó a la comunidad. Es una pena que durante todo esto tiempo haya gente que se haya bajado del barco a causa de este inicio tan atropellado, pero como os veníamos contando en los últimos meses, Saints Row estaba de vuelta, y prometía hacerlo por la puerta grande.

La saga de acción de mundo abierto de Volition murió a causa de propio éxito. Seis entregas repartidas en un total de nueve años, con Saints Row 2 rivalizando con el propio Grand Theft Auto IV pero con una propuesta totalmente distinta que le hizo ganarse un buen puñado de adeptos. Cada entrega llevaba al límite el concepto de lo absurdo y la locura; tanto que ya no se podía más. Con Saints Row: Gat Out of Hell se cerraba un ciclo en 2015, pero mañana, 23 de agosto, comienza el primer capítulo de un futuro ilusionante para la saga. Gracias a PLAION, en uVeJuegos hemos tenido la oportunidad de jugar de manera anticipada a la versión final de Saints Row, un nuevo comienzo que tiene como seña de identidad lo que hizo exitosos a los anteriores. ¿El resultado? Una aventura alocada, frenética y divertidísima.



VIVIR Y MORIR EN SANTO ILESO

Santo Ileso es la nueva localización de Saints Row, una ciudad inspirada en las áreas sureñas de los Estados Unidos. La ciudad está dividida claramente en dos sectores. Por un lado, la zona marginal, repleta de chabolas de mala muerta y con vehículos que parecen auténticas tartanas que se caen a pedazos. Y al otro lado del Lago Sebastián se encuentra la zona rica, el lugar donde los negocios prosperan, donde los rascacielos tocan las nubes y las luces se iluminan al caer la noche adornando el skyline de Santo Ileso. Por supuesto, a nosotros nos toca el lado feo de la historia, somos un inquilino más de un barrio pobre que no prospera.

La ciudad tiene a tres facciones peleando entre sí por hacerse con el control de los negocios, siendo la primera de ellas el grupo de los Marshall, liderados por el narcicista Atticus Marshall. Este grupo es una entidad militar privada que gracias a su equipo de I+D ha conseguido hacerse con armamento de tecnología punta, y gracias a sus contratos gubernamentales por todo el globo, han conseguido hacerse con el control de la ciudad en muy poco tiempo. Matan a sangre fría, cometen crímenes de guerra y blanquean a la calaña de la ciudad, pero sus abogados limpian cualquier mancha de su historial.

Por otro lado están Los Idols, una secta anarquista que bien podría estar inspirada en cualquier grupo psicopáta de la saga de películas La Purga. Ataviados con prendas extravagantes repletas de luces de colores y cascos de lucecitas, este grupo busca derribar el sistema a base de violencia y caos. Liderados por El Colectivo, un grupo de seis personajes misteriosos, esta secta ataca sin piedad y recluta en fiestas, raves y redes sociales. Lo curioso es que ni ellos mismos saben cómo o con qué pretenden sustituir el sistema, pero ellos no cesan en sus intentos.

Y por último, Los Panteros, una banda autóctona de Santo Ileso, obsesionados con la fuerza bruta y la cultura del automóvil. Si les tocas su coche, su ego florece. Con sus raíces creciendo en los barrios marginales, controlan prácticamente cualquier actividad delictiva de la ciudad: blanqueo de dinero, chantajes, protección, tráfico de drogas, contrabando... Su jefe, Sergio Vélez, ha consolidado el poder de la banda con fuerza bruta y la pura intimidación.



La RAÍCES DE LOS SAINTS

Cuando la historia arranca, no hay rastro por ningún lado de Los Saints. Es un reinicio total de la saga, por lo que vivimos de primera mano la concepción, creación y auge del clan de los Saints. Nuestro protagonista es El Jefe, el líder de la banda, y aunque no podemos moldear su personalidad, sí podemos editarlo a nuestro gusto. Ya hablaremos de Boss Factory, pero nos ha dejado impresionados la herramienta de edición que ha desarrollado Volition para la ocasión. Nuestro personaje es el factor clave que mantiene unida a la banda, y aunque sus conocimientos para los negocios no son los mejores, sí se sabe aquello de disparar primero y preguntar después. Todo ello lo aprendió de su estancia en los Marshall, aunque su despido le dejó tocado. Por otro lado está Neenah, nuestra conductora y mecánica, todo ello lo aprendió de Los Panteros, su clan, pero ahora maneja el cotarro en la sede de los Saints. Por su parte, Eli es el estratega de la banda, el que mueve los hilos y nos indica cuáles son los negocios criminales que debemos sacar adelante para aumentar los beneficios. El friki del grupo que no renuncia a una buena partida de rol en vivo pese a su vida criminal. Y por último está Kevin, DJ del grupo, el Mario Casas del equipo, siempre sin camiseta y presumiendo de relaciones fugaces. Su papel no es otro que el de animar el cotarro y reclutar a nuevos miembros para la banda.

« El punto fuerte del juego es llevar lo absurdo al límite, crear situaciones estúpidas de la nada y hacernos pasar un rato agradable con un aluvión de chascarrillos»


Para lo bueno y para lo malo, Saints Row es un juego de mundo abierto. Pero no uno cualquiera, sino uno que se ve influenciado por los referentes del género de la generación de PlayStation 3 y Xbox 360, aquellos tiempos en los que Ubisoft y Bethesda dominaban y aportaban ideas frescas al género. Es por eso mismo que las misiones de Saints Row denotan falta de imaginación y de variedad, se llegan a hacer un tanto monótonas. El punto fuerte del juego es llevar lo absurdo al límite, crear situaciones estúpidas de la nada y hacernos pasar un rato agradable con un aluvión de chascarrillos. En todo lo demás flaquea al no proponer situaciones jugables que sean realmente sorprendentes y estimulantes para las cerca de 20 horas que dura la historia principal. Todo se resuelve del mismo modo, ve a tal sitio, acaba con estos enemigos y regresa a tu base. Llegado el momento nos deja la sensación de que hemos repetido lo mismo demasiadas veces, sobre todo si nos hemos centrado en las misiones principales.



SÉ TU PROPIO JEFE

La iglesia será nuestra base de operaciones, algo así como la Mother Base de Metal Gear Solid V: The Phantom Pain, pero con menos opciones. Aquí podemos hacer varias cosas, como organizar la temática de la base, adornarla con objetos que varían de tamaño o para modificar nuestros vehículos y mejorar nuestras armas. Sin embargo, lo realmente importante está en la mesa de operaciones, donde podemos desplegar un mapa de Santo Ileso y distribuir algunos negocios por las parcelas solares que hay en cada uno de los distrititos. En total, 15 edificios, el mismo número que distritos componen la ciudad. Nuestro deber es conseguir que estos negocios ilegales prosperen y aumenten las ganancias que llegan a nuestro imperio criminal. Para ello, hay que cumplir una serie de tareas opcionales que nos llevan a distintos lugares de la ciudad para cumplir una serie de objetivos. Por ejemplo, la planta de residuos tóxicos nos pide que engañemos a las grandes empresas y recojamos sus camiones de residuos tóxicos que hay por la ciudad. Al entregarlos en el punto de reunión, y en función de cuántos bidones estén en perfecto estado, nos dan una cantidad generosa de dinero.

Hay otras actividades que se salen de la norma y tienen mucha esencia cafre marca de la casa, como la posibilidad de subirnos al carro de las denuncias falsas y engañar a las compañías aseguradoras. De este modo, debemos forzar accidentes de tráfico lanzándonos contra los coches y aumentando nuestro multiplicador de ganancias que va en función de cuánto daño hayamos recibido. Cada impacto nos lanzará por los aires, y si acertamos al caer en el capó de un coche, explotará y nos lanzará una vez más a las nubes. O si lo preferimos, podemos construir nuestro Castillo Kraken, que no es otra cosa que un lugar para organizar partidas de rol en vivo, por lo que las actividades van de la mano con la temática, y estas misiones no decepcionan. No faltan los negocios que acaban en tiroteos multitudinarios o en persecuciones policiales con muchísimos efectos especiales y explosiones.



Para hacernos la vida más fácil mientras limpiamos las calles de Santo Ileso, contamos con hasta 20 habilidades de combate que desbloqueamos según subimos de nivel. Llevaremos cuatro equipadas y están asociadas a varios atajos del mando que recuerdan en cierta manera a un action RPG. Hay una habilidad con la que podemos imbuir nuestro puño con fuego y lanzar una especie de hadouken; otras relacionadas con llamar a los refuerzos y aumentar su daño; una en la que podemos coger a un enemigo por las piernas, colgarle una granada y lanzarlo a nuestros enemigos; otras con las que lanzamos minas, bombas de humo y explosivos; y la última es una sucesión de volteretas hacia delante mientras disparamos con nuestras pistolas, lo que ciertamente recuerda a Devil May Cry. Por otro lado, están las ventajas pasivas, unos beneficios pasivos que desbloqueamos a medida que completamos desafíos y que nos aportan un beneficio a nuestras estadísticas, como recoger de forma automática el dinero y la munición, recibir puntos de experiencia extra o aumentar la munición que conseguimos al derribar enemigos.

«La historia principal se puede terminar en cerca de unas 20 horas, contando que nos hayamos detenido a organizar un poco nuestros negocios criminales. Con todo esto habrás completado cerca de un 40-50% de lo que tiene que ofrecer Saints Row»


Hay muchas cosas que hacer, y se entra fácil en ese loop de encadenar actividades secundarias mientras vamos de camino a las misiones principales. En ese sentido, y salvando a las distancias y librándonos de comparativas, recuerda un tanto a Marvel's Spider-Man. La historia principal se puede terminar en cerca de unas 20 horas, contando que nos hayamos detenido a organizar un poco nuestros negocios criminales. Con todo esto habrás completado cerca de un 40-50% de lo que tiene que ofrecer Saints Row, por lo que asciende a las casi 30 horas si decidimos exprimir el título al máximo mientras conseguimos todos los logros/trofeos. Por supuesto y al igual que sucede con el resto de entregas de la saga, Saints Row se puede jugar por completo en modo cooperativo a través de internet. Nosotros no hemos podido probarlo para escribir este análisis, pero sí os podemos asegurar que con total seguridad mejorará las sensaciones de la aventura, y es que al fin y al cabo es una propuesta que siempre beneficia a la hora de jugar en compañía.



BOSS FACTORY - EL EDITOR MÁS COMPLETO

La filosofía de este nuevo Saints Row va de dar opciones al jugador para que se sienta satisfecho con su personaje. Ya no solo se limitan al apartado jugable, que también hay muchas opciones de accesibilidad para personalizar nuestra experiencia de juego, sino que a nivel de personalización de personaje consiguen ofrecer algo único. Hasta ahora podíamos acceder a Boss Factory a través de una aplicación independiente para todas las plataformas, pero esta herramienta se incluye dentro del juego base. De este modo, podemos crear un número prácticamente infinito de personajes, aunque eso sí, solamente podemos tener seis activos al mismo tiempo. A este menú podemos acceder en cualquier momento mediante el teléfono móvil de nuestro personaje, siempre y cuando no estemos realizando una actividad como una misión o recado. Lo que sorprende de Boss Factory es la cantidad de opciones que nos dan a elegir y la cantidad creaciones totalmente únicas que podemos llegar a ver. Podemos elegir la forma de nuestra cara, y no solo eso, sino que podemos activar la personalización asimétrica de la cara, por lo que podemos llegar a conseguir que el lado izquierdo de la cara sea totalmente distinto al de la derecha. Ocurre lo mismo con las orejas, pómulos, cejas, boca o nariz. También existe la opción de cambiar el tono de la piel, o tintar a nuestro personaje totalmente de azul, rojo o amarillo dorado. Existe la posibilidad de configurar nuestra voz, su tono y gravedad, si queremos ser más duros o más "achuchables", y por supuesto, tenemos más de 100 elementos en nuestro armario para ir a la moda.

Lo más loco de Boss Factory es que, dejando a un lado las aberraciones que se pueden crear, la mayoría de personajes encajan perfectamente bien en las escenas y no se siente como los mods locos de juegos como Skyrim donde se ve claramente que el personaje no pega ni con cola. Hemos probado varios aspectos y algunos están muy logrados, como Hulka de She-Hulk, Big Smoke de GTA: San Andreas, Walter White de Breaking Bad o Morbius, de la infame película del mismo nombre. Además, Volition nos da la oportunidad de compartir nuestras creaciones y usar las del resto de jugadores a través de la página oficial de Boss Factory.



Lo que más fríos nos ha dejado ha sido el apartado visual. El estilo artístico nos ha encantado, recuerda a otras entregas por el uso de las luces de neón bañando el skyline de la ciudad, pero también como está reflejada la urbe del sur de Estados Unidos y sus personajes tan excéntricos. No obstante, sí hemos visto un grave problema con el popping y algunos problemas de rendimiento que suponemos que verán solución con los próximos parches que prepa Volition para el lanzamiento del juego. Nosotros hemos jugado en PlayStation 5 con los modos gráficos de UHD/4K 2160p y Velocidad de imagen alta en 1440p. En total, hay cinco modos gráficos distintos, que son los siguientes:

- UHD/4K 2160p
- Calidad ultra en 1080p
- Velocidad de imagen máxima en 1080p
- Calidad alta en 1440p
- Velocidad de imagen alta en 1440p

De manera predeterminada jugamos con el primero, la resolución es a 4K y 30 fotogramas por segundo estables. Nosotros no hemos tenido problemas de rendimiento en ese aspecto, incluso cuando estábamos en fases de acción y conducción. En lo que respecta al sonido, el título cuenta con textos traducidos al español, pero el doblaje solo está en inglés. La selección de canciones es bastante digna con la ambientación, hay canciones de Rosalia y J Balvin, The Vines o DJ KBM, así como una selección de grupos mexicanos.



CONCLUSIÓN

Saints Row es un juego de mundo abierto tremendamente divertido, a veces por las situaciones jugables que nos plantea, otras por su característico humor, y lo mejor resulta cuando ambas circustancias se dan de la mano. Si lo analizamos por cada apartado vemos que no es un juego brillante; las misiones son repetitivas, pocas de ellas originales y la historia peca de simplona. Pero en cambio el conjunto entretiene como pocos juegos, gracias a su buen tono, la cantidad de actividades que propone y la acción frenética que coloca constantemente en pantalla. Saints Row no pretende establecer nuevas ideas en el género, sino simplemente entretener. En cualquier caso si os gusta la saga y buscáis un divertimento pasajero, es prácticamente imprescindible.

Jugado en PlayStation 5. Copia digital proporcionada por PLAION ESPAÑA.


Análisis de Saints Row (2022) para PS5: Morir cuerdo y vivir loco
Análisis de Saints Row (2022) para PS5: Morir cuerdo y vivir loco
Análisis de Saints Row (2022) para PS5: Morir cuerdo y vivir loco
Análisis de Saints Row (2022) para PS5: Morir cuerdo y vivir loco
Análisis de Saints Row (2022) para PS5: Morir cuerdo y vivir loco
Análisis de Saints Row (2022) para PS5: Morir cuerdo y vivir loco
Análisis de Saints Row (2022) para PS5: Morir cuerdo y vivir loco
Análisis de Saints Row (2022) para PS5: Morir cuerdo y vivir loco

Alternativas
GTA V
Divertidísimo de principio a fin. Buena selección musical. El editor de personajes.
Aporta pocos elementos nuevos a la saga. La falta de variedad en las misiones principales.
Saints Row no va a revolucionar el género de los juegos de mundo abierto, pero es uno de los juegos más divertidos de este año.
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Análisis: ____GEX_____, Aceskies, elite, Keyser Soze, Mynra, NewRandomAge, tidusin, Wuyashen.
×