Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros. Al continuar con la navegación, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Aceptar
Un alma sin fuerza
PlayStation 4 PC PlayStation 3

Un alma sin fuerza

La fuerza de Pegaso irrumpe una vez más en nuestras consolas, sin la calidad que se le espera, dejando un sabor de boca a nuevo refrito.

Por Gabriel AL,
0 0 0

Seguramente a muchos, entrados en años ya, les pase que siempre que ven un videojuego relacionado con Los Caballeros del Zodiaco, una nostalgia desmesurada invada su corazón al materializarse la idea de poder revivir aquellos maravillosos años de la infancia, donde esta serie de animación formaba parte importante de sus vidas.

Dimps, el estudio encargado de su creación, no es la primera vez que intenta trasladar este mundo de guerreros a nuestras video consolas, con unos resultados un tanto decepcionantes en el pasado y cometiendo los mismos errores que una vez más se repiten.

El problema principal es la base sobre la que se asientan los combates. Son excesivamente simples, no tienen profundidad y les falta fluidez. Quizás quieren apostar por la sencillez, para que cualquier jugador no experimentado pueda disfrutar del juego sin muchos preparativos previos y sin pasarse horas tratando de dominar los movimientos de cada personaje, pero no han sabido encontrar la conexión entre esa forma sencilla de jugar y el mínimo de profundidad que precisa un juego de lucha de estas características.

El caso es que con apenas dos o tres botones ya podemos ejecutar los ataques más letales. A la hora de combatir solamente tenemos un ataque débil y otro fuerte, que combinado con los gatillos y unas barras de energía, que tenemos que rellenar continuamente con otro botón, se realizan de forma muy intuitiva todos los movimientos. El problema viene a la hora de trasladarlos a la acción real del juego, donde la sintonía entre movimientos y fluidez de los mismos, brilla por su ausencia.

Por ejemplo una vez ejecutado un golpe, por simple que sea, es imposible de anularlo. Así que por extensión, cuando se realiza un movimiento especial, tampoco se puede cancelar, por lo que tomar según que decisiones durante el combate se deja en manos del azar en lugar de tratarse de un ejercicio de habilidad por parte del jugador. Esta circunstancia puede resultar frustrante para muchos, y aunque lógicamente no todo radica en la suerte del golpe que realizamos, sí toma un papel muy importante, ya que si decidimos realizar un movimiento y erramos o nuestro adversario realiza otro que es mejor y lo anula, no tenemos opción de rectificar ni de defendernos hasta que el nuestro finalice.

Por otro lado hay animaciones, que a pesar de ser espectaculares, se alargan en el tiempo innecesariamente. También se dan circunstancias absurdas, como cuando uno de los dos personajes es derribado y tarda una auténtica eternidad en levantarse y para colmo no puedes golpear al adversario cuando está en ese estado de indefensión. Ambos pormenores provocan que el ritmo del combate decaiga estrepitosamente.
Análisis de Saint Seiya: Soldiers' Soul para PS4: Un alma sin fuerza
Análisis de Saint Seiya: Soldiers' Soul para PS4: Un alma sin fuerza
Análisis de Saint Seiya: Soldiers' Soul para PS4: Un alma sin fuerza
Análisis de Saint Seiya: Soldiers' Soul para PS4: Un alma sin fuerza
Análisis de Saint Seiya: Soldiers' Soul para PS4: Un alma sin fuerza
Análisis de Saint Seiya: Soldiers' Soul para PS4: Un alma sin fuerza
Análisis de Saint Seiya: Soldiers' Soul para PS4: Un alma sin fuerza
Análisis de Saint Seiya: Soldiers' Soul para PS4: Un alma sin fuerza
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Análisis: ____GEX_____, beto, CodeRed, Doscv, elite, NewRandomAge, Rodri.
×