¡Colabora!
0
Tetas, para qué os quiero
Spectrum

Tetas, para qué os quiero

Sabrina debe llegar a su concierto pero no le dejan. Si usa sus tetas como arma, logrará llegar.

Por jredfield,
0 0 0

Esos horteras ochenta

Los ochenta han sido hasta el día de hoy la década más hortera de todas. Hubo un desmadre enorme y el sentimiento de liberación que había en esos años aún hoy en día no se ha vuelto a conseguir. En medio de la vorágine social del momento, surgieron las tit-stars, una serie de cantantes de singular calidad vocal cuyo principal gancho era el tremendo tamaño de sus pechos. Tres fueron las que destacaron sobre las demás, cada una en su ámbito étnico: Samantha Fox, inglesa, triunfó sobretodo en los países anglosajones y nórdicos; Sabrina Salerno, italiana, consiguió sus principales éxitos en el Mediterráneo y Latinoamérica; Danuta Lato, polaca, no tuvo rival en los países del bloque del este.

En esta ocasión nos ocupamos de Sabrina Salerno, cantante que si ya despertó mucha libido con su megaéxito Boys (Summertime Love), su actuación en la nochevieja del 87 en TVE-1 la inmortalizó: En medio de una canción se le salió la teta (y sin tapar, no como Janet Jackson) y las abuelas se santiguaron, los padres pidieron más, las madres corrieron a la pantalla a tapar la visión del espectáculo y los niños perdieron la inocencia.

Sabrina Salerno, cantante con mucha "pechonalidad"

Nuestro cometido es ayudar a la pobre Sabrina, ya que ha llegado a Madrid para realizar un concierto en un plató de televisión y una huelga de taxis impide que pueda trasladarse hasta los estudios televisivos, lo que la obliga a caminar. Ahora bien, lo que prometía ser un plácido paseo pronto se convierte en una batalla campal, y es que las sugerentes curvas de la cantante italiana desatan las iras de las mujeres del país a la vez que descontrolan la libido de los hombres.; nada más salir del aeropuerto se ve atacada por toda la fauna de la España cañí ochentera: gordas amas de casa, viejecitas con su bastón, delincuentes a lo Makinavaja, punkies, curas en plan exorcista, maridos con barriga cervecera... vamos, la flor y nata ibérica. Suerte que Sabrina no está indefensa, cuenta con unos rodillazos (muy útiles contra los hombres), unas bofetadas y atención, unos tetazos devastadores (sus pechos se hinchan que ni los de Tina Amstrong y golpean lo que tenga por delante), lo nunca visto, un beat 'em up en el que las tetas son la principal arma. Desde luego no se puede decir que no sea original, porque no se prodiga mucho este estilo de lucha, además para recargar energía te has de dejar masajear las tetas por unos salidos, lo que faltaba por ver. También hay algunos cartuchos de dinamita por el suelo que si no los apartas con una patada te explotan y te devuelven al inicio. Y todo esto en dos fases muy difíciles (pero por suerte se nos permite saltarnos una) y que desesperan al más docto en este tipo de juegos.

La parte técnica queda bastante coja, para empezar Sabrina es negra y hombre, no es que no se pudiera poner morena en su videoclip de la piscina de Boys, pero es que ni Tina Turner es tan oscura. Por otro lado, los escenarios son pobres, pero como mínimo son alegres y se puede ver claramente que pasa e España el juego sólo de ver la tipología de espacios mostrados. Los movimientos no son muy fluidos y los enemigos tienen una IA cero. El sonido, por su parte no pasa de ser unos pitidos insoportables (incluido el concierto final). Peor no lo hubieran hecho ni adrede, y eso que lo vendían con una carátula que decía "el mejor juego del año".

¿Nos vamos de concierto?

Lo mejor de este juego, aparte de la risa inicial, es la cinta que venía con él, es decir que lo mejor era el 2x1. hoy en día encontrar el pack es imposible, así 0que nos deja el juego a solas. Hombre, todo aquél que vivió la época de Sabrina lo debería probar más que nada por curiosidad y los amantes de lo cutrecañí, también. Otra cosa es que el juego merezca la pena en sí mismo, y es un rotundo no. Si el juego no tuviese el nombre de la cantante nadie se acordaría de él, salvo por ser uno de los peores juegos del software español.
Sabrina debe ir a pié a su concierto
Sabrina debe ir a pié a su concierto
¿Le ha dado el sol o es que idearon el juego para Tina Turner?
¿Le ha dado el sol o es que idearon el juego para Tina Turner?
Enemigos "made in Spain"
Enemigos "made in Spain"
¡Ups! Se le sale el pezón
¡Ups! Se le sale el pezón

Gráficos
El movimiento no es nada fluido y el diseño es muy mejorable. ¿Sabrina negra?
60

Sonido
Se podrían haber ahorrado el pitido, la verdad.
30

Jugabilidad
Aunque no deja de ser original el golpe de teta, mucho nos tememos que la dificultad echará para atrás a más de uno.
70

Diversión
El juego divierte un rato, pero al final lo más normal es que se vaya directamente al concierto sin jugar las pantallas previas.
50

Alternativas
No creo que haya nada parecido a esto.
Que puedes saltarte las fases, los tetazos que reparte Sabrina.
El apartado técnico.
Demasiado malo técnicamente, no deja a Sabrina en un buen lugar precisamente.

Información del juego

Fecha de lanzamiento: 1988
Desarrollado por: Génesis Soft
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Análisis: ____GEX_____, beto, Doscv, elite, Keyser Soze, MrRafa, NewRandomAge.
×