¡Colabora!
0
Un romance complicado
Nintendo Switch PC PlayStation 4 Android iPad iPhone / iPod Touch

Un romance complicado

Square Enix recupera uno de sus clásicos con la llegada de SaGa Frontier Remastered, y esta vez sí, también para el mercado europeo.

Por Juan B.,
0 0 0

Jugado en PlayStation 5 en su versión para PS4. Copia digital proporcionada por Koch Media.

Siempre es de agradecer cuando asistimos al lanzamiento de la reedición de un clásico, sobre todo si es la primera vez que podemos disfrutarlo en nuestro país. Es el caso de SaGa Frontier Remastered, juego que desde ya mismo está disponible en dispositivos móviles (iOS y Android), Nintendo Switch y PS4, que es la versión que hemos analizado. SaGa es una de las series más longevas de Square Enix, y aunque en Occidente jamás alcanzó la popularidad de Dragon Quest o Final Fantasy, en el mercado japonés se colocó como uno de los juegos más vendidos de PS1. ¿Los motivos de su tropiezo en la otra parte del globo? Fueron varios, aunque principalmente le pasó factura haberse estrenado poco después de Final Fantasy VII. SaGa Frontier estaba muy por detrás de la superproducción que fue Final Fantasy VII, y aunque tenía el éxito al alcance, no fue suficiente. Además, tampoco le ayudó no haber llegado a las tiendas europeas. Aunque es probable que más de uno haya jugado a SaGa sin ser consciente, y es que a finales de 1989 se lanzó una versión para Game Boy, pero que con una reedición en 1998 pasaría a llamarse The Final Fantasy Legend. El motivo del nombre era lógico, en Occidente la marca Final Fantasy gozaba de buena salud y eso llevó a que las ventas del juego se duplicasen.

Dando un salto a la actualidad, a Square Enix no parece que le vayan mal las cosas con su estrategia de recuperar su catálogo de juegos clásicos y remasterizarlos para las plataformas actuales. No hay más que ver que prácticamente se ha recuperado toda la serie Final Fantasy para consolas como PS4, Xbox One, Nintendo Switch e incluso dispositivos móviles. Midgar o Spira en la palma de nuestra mano, casi nada. Pero siempre hay que ver con buenos ojos la recuperación de clásicos que merecen una segunda oportunidad, y SaGa Frontier encaja perfectamente en esta descripción. Y ojo, porque si bien es cierto que esta remasterización no ofrece gran cosa a nivel visual, ya que en algunos aspectos empeora incluso a la obra original, de contenido va sobrado. Más allá del contenido base del juego original, que nos garantiza al menos 40 horas de juego, se han añadido nuevas escenas y diálogos, algún personaje nuevo y el añadido de un nuevo protagonista que se une al elenco de los siete que ya estaban disponibles. Con total seguridad podemos decir que SaGa Frontier Remastered es la versión más completa del clásico, una suerte de "versión del director".

SaGa Frontier es un clásico muy querido en Japón, pero no tuvo suerte en su salida al mercado occidental.


SaGa Frontier no es el típico JRPG al que estamos acostumbrados. De hecho, no tiene nada que ver con sus "hermanos". Coinciden en contar con un mundo de fantasía y combates por turnos, pero nada más. Si en algo destaca SaGa es en la total libertad que le da al jugador para moverse e ir hacia donde quiera. No hay límites ni barreras que puedan frenar la curiosidad, y puede que con un poco de mala suerte acabemos en una de las mazmorras cercanas al final de la aventura y nos cueste un infierno salir de ahí. También contamos con libertad absoluta para elegir a nuestro personaje principal, con hasta siete opciones de inicio -ocho cuando las completamos todas-, cada una de ellas con su propia historia. Seguro que se os ha venido a la mente Octopath Traveler, y lo podríamos considerar como un sucesor espiritual, aunque su clara inspiración es Romancing SaGa 3.

Como decía, la primera decisión que tomamos en SaGa Frontier Remastered concierne a la elección de nuestro personaje principal. Tenemos a Emilia, una modelo que anda en la búsqueda del asesino de su marido; Riki, un chico peculiar que pertenece a una raza de monstruos y busca salvar la tierra; Red, un joven que se hace con súperpoderes; Blue, un mago cuyo destino es enfrentarse a su hermano; Lute, un hombre que asegura vivir en total libertad hasta que todo se tuerce; Asellus, una joven mestiza que busca ser aceptada por la sociedad; y T260, un robot que va en búsqueda de una solución para su tarjeta de memoria, y es que ha perdido una información valiosa para salvar el mundo. Originalmente el juego original iba a tener nueve historias, pero dos de ellas se quedaron a medias por no encajar con la temática de la obra. Por suerte, esta remasterización recupera una de estas historias descartadas, la de Fuse. Este personaje pudo haber formado parte del elenco original, pero no cabía más material con las capacidades de los CD. Ahora cuenta con su propia historia, pero no se desbloquea hasta que hayamos completado las siete anteriores. Y por si fuera poco, la historia de Asellus ahora cuenta con nuevos eventos -que se desbloquean bajo ciertas condiciones- y personajes. En esencia la aventura es prácticamente la misma, pero hay ligeros cambios que cambian la experiencia en algunas secciones. El título ya nos alerta de que si queremos la experiencia lo más pura posible podemos cancelar la aparición de los nuevos eventos, pero que en caso de hacerlo nos perderíamos la visión principal de esta remasterización. Por supuesto, la última palabra la tiene el jugador.

La libertad en SaGa Frontier Remastered es total, podemos ir a cualquier área sin barreras de por medio.


La base de SaGa Frontier se desarrolla principalmente a través del Free Scenario System. Este desarrollo nos permite movernos libremente por el mundo sin preocuparnos de si estamos yendo en la dirección correcta, ya que todas las localizaciones están a nuestro alcance desde que se abre el mapa mundi. Esto permite que veamos las conexiones que hay entre las historias, los eventos que varían según la composición de nuestro equipo o los diversos finales a desbloquear. Pero esta baza es un arma de doble filo, y con SaGa Frontier es muy fácil recibir una herida profunda. Este diseño se ha mantenido a lo largo de toda la serie y lleva a que sea muy inaccesible al jugador novato. No hay indicadores de ningún tipo, ni una pestaña de ayuda que sirva como tutorial, los picos de dificultad son exagerados y la historia pierde el interés con mucha facilidad. A todo esto hay que sumarle la barrera del idioma: los textos están traducidos en inglés. Encontramos particularidades en prácticamente todos los apartados de SaGa Frontier. El más llamativo puede que sea el del sistema de progreso, que olvida por completo la típica de subida de niveles y se centra exclusivamente en las estadísticas. Y las estadísticas se complementan con las habilidades y técnicas, que a su vez son la raíz de cada una de las razas del juego.

Hay ocho personajes principales en SaGa Frontier, pero más de 30 acompañantes que se pueden unir a nuestro grupo en cualquier momento. Todos ellos pertenecen a una raza: humanos, cuyas estadísticas suben en función de su rendimiento en combate; monstruos, que pueden aprender las habilidades del enemigo rival si lo han derrotado previamente; místicos, curtidos en hechizos; y robots, que solo aprenden nuevas habilidades al enfrentarse a otras máquinas. Hay que tener en cuenta que en nuestro grupo principal solo podemos tener ocupadas cinco plazas, mientras que el resto se quedarán de reservas y no entrarán en combate -tampoco ganarán estadísticas-. Aquí entra en juego la combinación de razas y técnicas de cada uno, pero desbloquear nuevas habilidades no es fácil ni intuitivo. Las nuevas técnicas se aprenden utilizando técnicas. Suena raro, pero es así. Cuanto más dominemos una técnica y consigamos ser un maestro con ella, las probabilidades de aprender una nueva serán mayores. Resulta sencillo sobre el papel, pero en la práctica es más complejo. No todos los enemigos nos enseñan nuevas técnicas, algunas de ellas tampoco dejan muy claro cuáles son los requisitos para desbloquearlas, y en razas como los robots no conseguirán mejorar su repertorio de ataques si no se enfrentan con máquinas, cuya aparición es totalmente aleatoria y no se puede forzar.


Las cuatro razas disponibles aprenden habilidades de diversas formas. Por ejemplo, los robots solo consiguen nuevos ataques tras derrotar a otras máquinas.


Tampoco ayuda a nuestro progreso que el proceso de equipar a un personaje resulte tan tedioso. El equipo de puede conseguir de dos maneras: en combate o visitando las tiendas repartidas por las principales capitales. De nuevo nos encontramos con el problema de aprender nuevas habilidades, que van ligadas a nuestro equipamiento actual. No es lo mismo un mandoble que un hacha, tampoco un rifle y un lanzallamas. Ya, es lógico, pero SaGa Frontier diferencia estas armas y no las engloba en grupos como armas cuerpo a cuerpo y de fuego, y aunque parece que el resultado final es el ideal, se traudce en un farmeo exagerado de combates para conseguir las armas necesarias que desbloquean nuevos ataques. Por si nos parece poco todo lo que hay que farmear, los enemigos en SaGa Frontier escalan en base a nuestras estadísticas, con lo que en ningún momento nuestro poder será infinitamente superior al enemigo, sino que estarán parejos. La otra vía que nos queda es equiparnos a través de los vendedores, pero es un camino descartado. La economía en SaGa Frontier está rota. Muy, muy rota. Tan rota que hasta los propios desarrolladores nos avisan de la existencia de un glitch para conseguir mucho equipo en una de las primeras tiendas del juego. Ayuda tener este pequeño empujón en el inicio, sí, pero no es suficiente. Cualquier objeto de la tienda supera el valor de los 5.000 créditos, y los combates nos suelen dar entre 10 y 30 créditos. Con la suerte de nuestro lado, podríamos conseguir una pieza de equipo tras casi 200 combates. Casi nada.

SaGa Frontier Remastered es un juego que te invita a jugar echándole un ojo a una guía. Reconozco que no han sido pocas las veces que he tenido que consultar una guía para situarme y saber cuál es mi siguiente objetivo, y aún así me resultaba complicado avanzar. En cualquier caso, el sistema de escenarios libres es así, eleva la dificultad y añade más complejidad al conjunto. Dicho así puede dar miedo, pero lo cierto es que este SaGa Frontier es el más accesible de todos. Con todo lo dicho suena raro, pero es un hecho. SaGa Frontier Remastered tiene una cantidad apabullante de opciones de combate, aunque se queda corto a la hora de ofrecer más rejugabilidad, ya que una vez hayamos visto una campaña, el resto serán prácticamente iguales. Cambia la historia de nuestro personaje principal, que no es gran cosa, pero todos los eventos y personajes se mantienen igual. En definitiva, estamos ante un JRPG diferente al resto, que muy poco tiene que ver con lo que propone su referente más cercano, Final Fantasy VII.

Square Enix se ha esforzado con esta remasterización y ahora tanto los personajes como los fondos de escenario brillan por igual.


Para ir cerrando, el apartado gráfico no ha envejecido del todo mal. Nos movemos por escenarios con fondos renderizados, y si bien no están a la altura de los Final Fantasy de PS1, sí cuentan con un gran trabajo de remasterización. Al contrario de lo que acostumbra a realizar Square Enix, para este SaGa Frontier Remastered se ha subido tanto la definición de los sprites como la de los escenarios, así mantiene la esencia del original sin tener que recurrir a personajes en alta definición y escenarios de calidad baja. En general luce muy bien, y es todo un acierto que este tipo de clásicos puedan recibir un lavado de cara mientras se respeta la esencia original. La bandora sonora rezuma nostalgia gracias a las partituras de Kenji Ito, que regresa a esta remasterización con nuevos temas.

Esta remasterización también incluye características nuevas, como la posibilidad de aumentar la velocidad (hasta x3) con un simple toque de botón. Además, se incluye la opción de un guardado rápido en cualquier momento, y al contrario de lo que sucedía en PS1, en las consolas y dispositivos actuales no se perderá dicho guardado en cuanto hayamos cerrado la aplicación. Lo más criticable es que nos encontramos ante una interfaz muy intrusiva, similar a lo que vemos en juegos para móviles y que mancha por completo la imagen en pantalla. No arruina la experiencia, pero nos habría gustado una opción para eliminar los comandos en pantalla.

Sin embargo, los comandos de los lados de la pantalla no se pueden desactivar, manchando un poco la imagen.


CONCLUSIÓN

Hay que darle una segunda oportunidad a SaGa Frontier, se lo merece. Cualquier amante del género JRPG debería probar un clásico que no tuvo el recibimiento que se merecía, y que ahora busca recuperar ese cariño perdido. Es un juego muy confuso, tanto en el progreso de la historia como en el sistema de combate, no da pistas en ningún momento de lo que hay que hacer o cómo mejorar a nuestros personajes, pero si consigues hacerte a sus mecánicas, tienes unas 40-50 horas de diversión garantizadas. Sabemos que SaGa Frontier Remastered no es uno de los grandes de la época, pero verlo en Europa y con nuevo contenido es una alegría, en especial viendo el cariño y el esfuerzo que ha habido con esta remasterización.
Análisis de SaGa Frontier Remastered para PS4: Un romance complicado
Análisis de SaGa Frontier Remastered para PS4: Un romance complicado
Análisis de SaGa Frontier Remastered para PS4: Un romance complicado
Análisis de SaGa Frontier Remastered para PS4: Un romance complicado

Alternativas
Los Final Fantasy clásicos remasterizados, y que no falte Octopath Traveler
Ofrece contenido inédito. Las características y mejoras visuales de la remasterización.
La historia no es de mucho interés y se hace repetitivo. Muy complejo y poco intuitivo. En inglés.
SaGa Frontier Remastered no es para todos los públicos, pero hace méritos para ser una de las mejores remasterizaciones de Square Enix
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Análisis: ____GEX_____, beto, Doscv, elite, Keyser Soze, MrRafa, NewRandomAge.
×