¡Colabora!
0
De vuelta a los orígenes del país del sol naciente
Nintendo Switch PC PlayStation 4 Xbox One Android iPhone / iPod Touch PlayStation Vita

De vuelta a los orígenes del país del sol naciente

Buena adaptación de un juego que nunca cayó por nuestras tierras allá por la época de SNES. No ofrece más pero tampoco menos.

Por Keyser Soze,
0 0 0

Copia digital analizada en Playstation 4 proporcionada por Koch Media


El género de los jrpg tal y como lo conocemos hoy día en occidente se democratizó con la llegada de Final Fantasy VII a la ya lejana primera PlayStation. El camino que se dibujó tenía su pilar fundamental en historias semilineales y mundos casi abiertos donde un sistema de batallas por turnos y curvas de aprendizaje cortas pero firmes funcionaban como andamiaje para el resto del juego. Final Fantasy VII supuso esa apertura total de Europa y EEUU a los jrpg pero hubo antecedentes de aquel pasado reciente que también allanaron el camino. Super Nintendo fue una plataforma que participó en ese trabajo de forma ostentosa, dejándonos, también por estos lares, títulos de un calibre enorme como Secret of Evermore, Illusion of Time o Lufia (muy en concreto en este caso su segunda parte, Rise of the Sinistrals y probablemente uno de los mejores jrpg del sistema y de siempre). A poco que hagamos algo de arqueología encontraremos numerosos denominadores comunes habiendo uno de ellos que resalta por encima del resto: Squaresoft. Dragon Quest y Final Fantasy se batallaban en aquellos años el reinado de el género japonés por excelencia y de la unión de los equipos de desarrollo detrás de ellos surgió la que ya desde hace años conocemos como Square Enix.

Las decisiones para traer o no un juego a occidente podían ser varias habiendo cuestiones culturales, o demográficamente culturales por ser más finos, que hacían decantar la balanza del sí o o hacia un lado u otro. Generalmente los jrpg han sido juegos de excelsos desarrollos basados en historias con ciertos toques de punk medieval donde la tecnología tenía una presencia esencial. Este aspecto no es simplemente una cuestión de desarrollo sino artística. Salvar el mundo de alguna amenaza externa, rescate de princesa mediante, venía a ser una tónica más o menos repetida en las mentes de los guionistas japoneses. Hacer de eso algo apetecible para el mercado occidental era tarea difícil a priori, más acostumbrados por aquí a los arcades, puñetazos o historietas donde la acción tiene más peso. Juntar todo con largos textos y muchas horas de juego, menús interminables, configuraciones de personajes y power ups que nos dejaran el sabor de boca de realmente mandar en lo que estaba pasando eran una receta que se trajo aquí con aquellos últimos maravillosos Final Fantasy.

La saga Romancing SaGa, valga la redundancia, había hecho aparición tanto en Gameboy como en Súper Nintendo/Súper Fámicom, con sus principales 3 entregas, siendo la que traemos aquí hoy una de las que no pudimos ver en España. Es pues de agradecer el doble este tipo de reediciones que no sólo nos acercan títulos que no habíamos podido disfrutar sino que lo hacen con el mínimo remozado en HD necesario para disfrutarlos en televisores como los de hoy día, ya lejos de aquellos CRT mágicos. Aquí hay algunos peros, ya que estamos, pues parece no tener mucho sentido este tipo de acercamientos a mercados como el español y que vengan sin traducir. Es cierto que su inglés no es el más complejo del mundo, pero para quienes no lo dominéis se hará pesado ya que exige mucha lectura y puede terminar por frustrar irse perdiendo los pequeñños detalles que el slang desconocido nos ocultará si no tenemos diccionario en mano.

A ver si encuentro un sitito donde echar una cabezada en este fresquito poblado.


Romancing SaGa 3 es, como hemos repetido varias veces, un jrpg clásico pero en ese 'clásico' se esconden muchos matices que vienen muy a colación a día de hoy. Para empezar podemos elegir entre diferentes personajes al iniciar la aventura seleccionando género y clase, en experiencias similares a las que, por irnos a propuestas recientes, traían juegos como Octopath Traveler. Es uno de esos juegos que son capaces de recrear en nuestro ocio electrónico experiencias más puristas de rol de mesa, máster y libro de normas. Por otro lado hay un detalle a recalcar: los ya conocidos y trillados sándbox de mundo abierto tuvieron en Romancing SaGa uno de sus principales precursores. Es un título que tiene una historia principal definida y un sinfín de caminos y misiones secundarias que aderezan y alargan la aventura como hoy ya estamos acostumbradísimos. Death Stranding, Horizon: Zero Dawn o multiplataformas como The Witcher 3 ya nos han acostumbrado a ello pero para la época no era algo que tuviera demasiado pábulo y se podían contar sus exponentes con una mano. Mecánica que los jrpg de alguna manera perdieron en benedificio de desarrollos más lineales y con un peso en el argumento mayor donde el videojuego trataba de fundirse más con el arte cinematográfico.

Su historia principal narra aventuras que se sitúan en un mundo postapocalíptico para variar. Cada 300 años se da un eclipse en el que todo el mundo que nace durante el mismo fallece antes de que acabe. Pero claro, siempre que hay una norma hay una excepción. Un niño que logró saltarse la regla fue capaz de desatar una malvada fuerza que liberó a cuatro demonios y sus consiguientes puertas del abismo. Nuestra tarea será evitar esa propagación y cerrar las mismas, recolectando reliquias sagradas por el camino, su contraparte del bien. Un argumento simple pero efectivo. Es cierto que, como hemos dicho, el sistema de misiones secundarias y multipersonaje hacen que su guión pierda cierto peso en el desarrollo. Y esto, para muchos y muchas puede ser una pega o no, dependiendo de qué clase de producto quieras tener delante tuyo o de como haya sido tu manera de aproximarte a él. Si desde los rpg de hoy día o desde experiencias más clásicas de atributos y parámetrización exacerbada de el rol de libro.

Y es que sí, el sistema de juego es absolutamente abrumador pues todo está llevado hasta el extremo en ese plano. No sólo elegimos el género y la clase, sino también todo aquello que en otros juegos suelen ser dos o tres prendas aquí es todo: guantes, cascos, magias, reliquias, amuletos, armas, escudos. La lista es interminable y de verdad que una verdadera gozada para todos y todas aquellas mentes despiadadas adictas a la personalización. Su sistema de batalla es un clásico por turnos, pero estricto y cerrado. Elegimos todas las variantes de acciones que queramos realizar y luego sucederán de manera consecutiva siendo la velocidad el parámetro que determina el orden de ataque de los personajes. Las batallas pueden llegar a poner hasta 5 de ellos en vereda lo cual amplía, otra vez, la capacidad de personalización de nuestras estrategias para abordar los mismos. Además, las carácterísticas suben de nivel al usarlas. Si usamos mucho la magia subirá nuestro nivel de magia. Esto permite generar relaciones de interdependencia fuerte entre unos y otros personajes sacrificando algunos atributos en unos y sus opueestos en otros siempre que la imagen total de nuestro grupo esté equilibrada.

Preparados, listos, fight!


Técnicamente estamos ante un absoluto portento, ya en su día, y que ha envejecido genial. Los sprites nos recuerdan mucho a los de aquel maravilloso Final Fantasy VI tanto en los personajes como en las localizaciones. El uso del scroll parallax es maravilloso y la cantidad de localizaciones y tonalidades presentes es excelsa. Pasamos por las ciudades o parajes más coloridos como bosques o praderas que ponen (y ponían en alza) una paleta de colores enorme y de gran valor para la época. Y de ahí a lugares más sombríos, tenebrosos y oscuros como las mazmorras que generan un contraste en términos generales bastante sorprendente. Es, de verdad, un deleite para los sentidos en todos sus aspectos. Y la música, qué decir de la música. Pues un poco lo que con el apartado gráfico porque el eje de abcisas en el que se mueve va desde el costumbrismo instrumental y puramente ornamental de aquellas localizaciones más de paso hasta la épica o la oscuridad de los momentos más altos de la trama o las mazmorras. Además, cada uno de los personajes tiene un tema principal para cada uno de ellos. En definitiva, una banda sonora que toca todos los palos y los toca con maestría y que casi conviene jugar y dejarse llevar para darse cuenta (y reconocer, por qué no decirlo) como se hacían las cosas (muy) bien antaño. En medio de esta primavera del hype por lo retro está bien que no todo sea porque sí y tener referentes que no solo nos dan argumentos sino pruebas de ello, de que hace tiempo había cosas con una magia especial.

En definitiva un juego maravilloso, tremendamente rejuable, precioso y preciosista, oscuro e íntimo a ratos, que se disfruta muchísimo en cualquiera de los casos, seas un jugador o jugadora casual que quiere acercarse a estas cosas del pasado o estés más sobre la vara de el o la hard gamer que sabe qué es todo aquello del rol y cuales son sus pilares fundamentales. Si en su día no lo probaste y puedes permitírtelo, sabiendo qué clase de juego es no deberías dudar, y si ya lo hiciste verlo en HD en una pantalla de 40 pulgadas es un excelente motivo para volver a darle una pasada y explorarlo al máximo.
Análisis de Romancing Saga 3 Remaster para PS4: De vuelta a los orígenes del país del sol naciente
Análisis de Romancing Saga 3 Remaster para PS4: De vuelta a los orígenes del país del sol naciente
Análisis de Romancing Saga 3 Remaster para PS4: De vuelta a los orígenes del país del sol naciente
Análisis de Romancing Saga 3 Remaster para PS4: De vuelta a los orígenes del país del sol naciente

Alternativas
Desde todas las reediciones de los Final Fantasy más clásicos hasta los Tales of o el reciente remake de Secret of Mana
Pese a ser un género explotadísimo aporta cosas que no son muy comunes hoy día.
Que no nos haya terminado por llegar traducido al castellano
Si disfrutas los jrpg tal y como se concebieron en sus aspectos más puros es un juegazo.
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Análisis: ____GEX_____, beto, CodeRed, Doscv, elite, Keyser Soze, MrRafa, NewRandomAge, Ohkouchi.
×