Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros. Al continuar con la navegación, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Aceptar
Deporte híbrido
Nintendo Switch

Deporte híbrido

El exitoso Rocket League da el salto también a Nintendo Switch con una adaptación bastante destacable, aunque con algunos aspectos mejorables.

Por Alberto Hernanz (@AlbeerBeto),
0 0 0

Versión analizada Nintendo Switch. Copia digital proporcionada por Outrageous.

A estas alturas es difícil no haber escuchado hablar de Rocket League. El título consiguió un gran éxito y la acogida de la comunidad de jugadores con el lanzamiento de sus primeras versiones en PlayStation 3 y Steam, así como después ha ido consiguiendo lo propio a la vez que ha ido llegando a otras consolas. En esta ocasión le ha tocado el turno a Nintendo Switch, por lo que no hemos podido perder la oportunidad de volver a disfrutar de esta peculiar y divertida experiencia.

Como era de esperar tenemos ante nosotros el mismo contenido base que en el resto de plataformas, a excepción de algunos añadidos y cambios exclusivos para la consola híbrida. Ante nosotros tenemos lo que podemos catalogar como un partido de fútbol con coches, donde la jugabilidad es la principal protagonista. El sistema de control sigue siendo sencillo a la par que intuitivo, pero de igual forma ofrece una profundidad mucho mayor a la que solo pueden acceder los más experimentados. Para comprobar cómo está el patio te aconsejamos seguir alguno de los partidos de e-Sports en los que se juega al título, ya que acostumbran a ser bastante espectaculares.

En un principio Rocket League era solo fútbol pero a medida que las actualizaciones han ido tomando protagonismo el título se ha enriquecido de una manera más que notable y ahora presenta muchas más opciones y modos de juego. Por ello te invitamos a leer algunos de los análisis o artículos relacionados con el juego que hemos ido publicando este tiempo atrás. El trabajo de Psyonix en este apartado es más que sobresaliente, ya que tal y como confirmaron sería una una tontería pensar en un Rocket League 2 cuando la comunidad es tan fiel al título original, por lo que están dispuestos a seguir trabajando en todas las mejoras y novedades posibles mientras la situación siga así.

Entre el contenido exclusivo de esta versión nos encontramos con elementos decorativos made in Nintendo. Sin lugar a dudas lo más destacable son los coches de Mario y Luigi, de forma que dependiendo del color de equipo en el que estamos se nos otorga uno u otro en dicha partida. Así mismo encontramos un coche basado en Samus, pero también diversos objetos para equipar a los vehículos. Esto no es algo que nos pille por sorpresa, ya que otras versiones como la de Xbox One presentaron en su día elementos personalizables de juegos de dicha plataforma. Realmente nos hubiese encantado contar con más vehículos de tales características o incluso la opción de usar Amiibos para desbloquear más, pero no ha podido ser.

Si los elementos de Nintendo no podían faltar en Rocket League para Nintendo Switch, sin lugar a dudas una de las características por la que más de uno pensará en comprar el juego son las posibilidades que ofrece la consola a la hora de jugar en cualquier lugar. Disfrutar del juego en la televisión no supone ningún gran cambio, aunque sí notamos la bajado de resolución a 720p si hemos jugado antes en otras plataformas como PC o PS4/One. Por su parte la vertiente portátil deja bastante que desear con su resolución dinámica y hay algunos terrenos de juego que lucen realmente mal en la pantalla de la propia consola. Dejando a un lado las resoluciones nos encontramos con que la tasa de imágenes por segundo es bastante estable en todo momento, tanto en tv como portátil, de forma que está establecida en 60 fps.

En Rocket League es muy importante el componente online, ya que es donde reside la gran diversión del título. Esto hace que si salimos de casa y disfrutamos del modo portátil sin conexión a Internet nos perdamos gran parte del contenido que ofrece la experiencia. Eso sí, recibir juego cruzado con otras consolas es sin lugar a dudas una de las mejoras bazas que ofrece el online de esta versión. Todo un acierto. Por supuesto tampoco falta el modo multijugador local, por lo que en cualquier momento podemos coger los Joy-Con y jugar dos personas de forma simultánea (o cuatro en modo televisión y teniendo más mandos).

Conclusiones

Si ya has jugado antes a Rocket League esta versión no te presenta ninguna novedad de peso como para volver a adquirir el título, pero sí que se trata de una versión muy interesante para aquellos que no lo han jugado antes. Es cierto que a nivel gráfico el modo portátil deja algo que desear, pero aún así es una práctica bastante interesante. El online podía haber supuesto un problema a la hora de encontrar jugadores contra los que jugar, pero al incluir el juego cruzado no hay ningún problema en ese aspecto.
Análisis de Rocket League para Switch: Deporte híbrido
Análisis de Rocket League para Switch: Deporte híbrido
Análisis de Rocket League para Switch: Deporte híbrido
Análisis de Rocket League para Switch: Deporte híbrido
El juego cruzado, poder jugar en cualquier parte, los contenidos personalizables made in Nintendo.
Jugar fuera de casa hace tener a mano menos opciones de juego, el bajón gráfico en modo portátil
Rocket League llega a una plataforma más y en esta ocasión se adapta a la perfección a Nintendo Switch. Que tenga juego cruzado es una bendición.

Información del juego

Rocket League

Nintendo Switch

Fecha de lanzamiento: 14 de noviembre 2017
Desarrollado por: Psyonix Studios
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Análisis: ____GEX_____, beto, CodeRed, Doscv, elite, MrRafa, NewRandomAge, Ohkouchi, Rodri.
×