¡Colabora!
0
El ermitaño hace daño
Nintendo Switch PlayStation 4 Xbox One PC

El ermitaño hace daño

Después de un retiro espiritual, nuestro protagonista reparte más justicia moral que Jonh Wick en su trilogía.

Por Juan Emilio Palomino González,
0 0 0

Versión analizada Xbox One X. Copia digital proporcionada por Koch Media.


Puede que se te pasara en su momento, pero Redeemer llegó a PC hace casi dos años. El juego del estudio ruso Sobaka Studio dejó un inmejorable poso entre los usuarios que pudieron disfrutarlo, pero dentro del estudio se quedaron con la espinita clavada de que se habían quedado cortos. Su obra tenía que llegar a más jugadores. Por eso convencieron a Buka Entertainment, que se estrena en esto de sacar videojuegos en consolas para que el juego llegase no solo a las plataformas digitales de PlayStation 4, Xbox One y Nintendo Switch, también lo hiciera en formato físico (logro conseguido gracias a la alianza con Koch Media). Pero en Sobaka Studio tenían muchas ideas, muchos cambios y muchas novedades que querían añadir a su retoño jugable, por eso mismo, para este estreno, se pusieron manos a la obras para perfeccionar su primer videojuego y el que podemos disfrutar desde ya mismo lo conocemos como Redeemer: Enhanced Edition, que incorpora un logrado modo cooperativo para dos jugadores, un mejor equilibrio en las habilidades, mejoras en las escenarios y un mejorado apartado técnico entre muchas más novedades. Sobra decir que los usuarios que lo adquirieron en su día para PC recibirán todos estos añadidos de forma gratuita.

Ésta es la historia de Vasily, una de esas personas que antes de cocinero fue fraile, pero tenemos un refrán que le encaja mejor todavía, el hábito no hace al monje. Porque aunque Vasily lleva dos décadas dedicado a los rezos y las plegarias dentro de un monasterio perdido de la mano de dios, antes era un asesino experto que trabajaba para el mayor fabricante de armas cibernéticas de todo el planeta. Harto de esa vida, encontró refugio junto a los monjes, pero el nuevo producto que quiere comercializar su antigua empresa le atañe directamente: le necesitan para implantar sus dotes para el combate en un nuevo modelo de soldados cyborg. Y entre que ellos no van a parar hasta apresarlo y a él no le apetece que le utilicen como materia prima, pues se va a liar una escabechina dado que nuestro Vasily además de cultivar su mente, no ha descuidado para nada su monumental masa de músculos. De esta forma, se le presenta tanto de sobrevivir a los malnacidos que ni paran de perseguirle como de redimirse mientras cierra para siempre la sede central de la compañía que no le deja en paz.

En las distancias cortas es cuando una colonia se la juega.


Redeemer: Enhanced Edition es un brawler, un juego de acción más cercano a las recreativas Beat 'em up que tan buenos momentos nos han hecho pasar. Salvo que el juego que nos ocupa resulta mucho más profundo y variado de lo que puede parece a simple vista. Empezamos por su vista aérea, muy similar a la vista en action rpg como Diablo III, que nos da una perspectiva privilegiada para identificar todos los enemigos que tenemos en las cercanías. Vasily es una mala bestia. Es capar de masacrar un ejército entero con sus manos desnudas, tanto por la contundencia de sus combos, como a la hora de rematar a los enemigos que ha tirado al suelo. A la hora de defenderse puede cubrirse, rodar por el suelo, despejar su espacio íntimo con una patada circular o realizar un movimiento de contraataque en el momento justo. Los años en los que Vasily ha ejercido como brazo ejecutor le han servido tanto para conocer el momento justo en el se puede utilizar un golpe en contra del enemigo como reducirlo por la espalda sin apenas levantar sospechas. Y es que el juego nos da la posibilidad de superar tramos usando el sigilo, detalle que aporta variedad y enriquece la jugabilidad. Pero Vasily es muy bueno en lo suyo, e igual te rompe el cuello si te coge desprevenido que te empala en la rama de un árbol que tiene a mano. O te incrusta el cráneo en las ascuas de una hoguera, porque otra cosa no, pero de aprovechar el entorno a su favor el amigo sabe un rato largo. Como era de esperar tras trabajar en una empresa armamentística, nuestro monje-guerrero es capaz de emplear armas de todo tipo. Y cuando decimos de todo tipo nos referimos a armas de combate cuerpo a cuerpo ligeras/pesadas (hachas, martillos, porras) y a armas de fuego como el revólver, la escopeta, ametralladoras, rifles de asalto o eficaz pistola de plasma.

Más o menos tenemos las bases de la jugabilidad establecida, de forma que el modo historia nos llevará a Vasily por diferentes capítulos/niveles en los que deberá limpiar de enemigos las zonas para poder progresar. Como decimos, en algunos momentos podemos alternar los violentos enfrentamientos con el sigilo, pero lo más lógico es que la mayor parte del tiempo vayamos en modo arrasador ya que la mayoría de acciones que podemos realizar están pensadas para ir de esta forma. Nos ha llamado la atención la forma que tiene Vasily de recuperarse de los golpes de sus enemigos, nada de botiquines o pócimas mágicas de color rojo, en Redeemer conforme atinemos a los malos y no nos toquen, recuperaremos la vitalidad perdida. De igual forma que ocurre en los action rpg, Vasily podrá subir de nivel conforme use sus manos o las armas que encuentre, de manera que podrá especializarse para resultar aún más letal. A esto deberemos sumar las mejoras y habilidades disponibles, porque siempre resulta más letal y más satisfactorio para tu espiral de venganza realizar una patada de fuego o disparar balas explosivas. Una de las mejores novedades de esta Enhanced Edition es la posibilidad de disfrutar de la aventura junto a un segundo jugador mediante el modo cooperativo en la misma consola. Ya, nos hubiera gustado que también estuviese disponible esta modalidad en línea, pero así afianzamos y recordamos aún más los lazos que se forjaban con nuestros amigos en los salones recreativos.

La famosa patada al cuello, la mejor técnica de intimidación que existe.


El apartado técnico es muy llamativo, destaca especialmente lo crudo y visceral que puede resultar un juego con perspectiva cenital. Y no es que no hayamos visto títulos violentos con perspectiva aérea, Hotline Miami mismamente abusa de este recurso, pero Redeemer va de otro rollo, toda esa acción se ensalza como si de la coreografía de una película de Jason Statham se tratase, brutal pero con su puntito de harmonía. En el momento que distinguimos en el escenario los elementos del mobiliario con los que podemos ajusticiar a nuestros rivales, correremos para colocarnos al lado y esperar a que vengan los incautos a detenernos. El mismo diseño del juego nos invita a que desencadenemos las barrabasadas más absolutas, y eso siempre es bueno. Los escenarios cambian con cada nivel, como es lógico, pero mantienen elementos comunes aunque se vean diferentes de un lugar a otro. No podemos decir lo mismo de los enemigos, ya que los cambios de diseño que tienen suelen venir acompañados de alguna nueva rutina de ataque o alguna arma que utilicen. Para ser un juego visto desde arriba, entra por los ojos con su crudeza, su apartado realista y su inconmensurable protagonista, un amasijo de músculo capaz de acabar con un ejército antes de tomarse el primer café de la mañana.

De entrada, puede parecer un Beat 'em up al uso, pero en realidad consigue el punto justo de cocción para mezclar las mecánicas de los juegos de lucha “yo contra el barrio” con la profundidad de los action rpg. Eso puede sonar a perogrullada, lo cierto es que es empezar a jugar y poseernos la insana habilidad de matar por la que Vasily decidió recluirse en un monasterio a meditar... o lo que es lo mismo, lo pasaremos tan bien aniquilando, descuartizando y masacrando enemigos que nos costará soltar el mando de control. Y creemos que eso es de las mejores cosas que se pueden decir de un videojuego. La cantidad de acciones disponibles encajan a la perfección con las situaciones que nos plantean, pero sin descuidar en multitud de situaciones la manga ancha para que dejarnos actuar como nos venga en gana. Redeemer: Enhanced Edition nos ha encantado, ahora queremos que este estudio de desarrollo se haga con la licencia de John Wick para que hagan el videojuego oficial de la trilogía. Vemos muchas similitudes entre Vasily y John, además de pensar que la jugabilidad le vendría como anillo al dedo. Todo es ponerse.

Análisis de Redeemer: Enhanced Edition para XONE: El ermitaño hace daño
Análisis de Redeemer: Enhanced Edition para XONE: El ermitaño hace daño
Análisis de Redeemer: Enhanced Edition para XONE: El ermitaño hace daño
Análisis de Redeemer: Enhanced Edition para XONE: El ermitaño hace daño
La violencia puesta al servicio del espectáculo. La jugabilidad, una delicia. Con cooperativo.
Hay algún que otro bug que esperamos que arreglen.
Sin ser nada del otro mundo, el juego nos atrapa en su espiral de violencia y nos retiene para que no soltemos el mando. De lo mejorcito del género.
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Análisis: ____GEX_____, beto, CodeRed, Doscv, elite, MrRafa, NewRandomAge, Ohkouchi, Rodri.
×