Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros. Al continuar con la navegación, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Aceptar
Plataformas esquizofrénicas
PlayStation 4 Mac PC

Plataformas esquizofrénicas

Randall y su esquizofrenia nos dan la bienvenida a un mundo en el que salvar a gente sin muchas explicaciones.

Por Rodrigo Aliende,
0 0 0

Analizado en PlayStation 4. Copia digital proporcionada por VIM Global Consulting.

Nos despertamos. No sabemos dónde estamos, ni quiénes somos. No es el día después de una noche loca en un fin de semana cualquiera, es el tópico arranque de otra historia más. El protagonista Randall es el que da nombre al juego, un personaje demasiado pasado de vueltas cuyos diálogos no tienen especial gracia a pesar de que él quiere creer que sí. Es importante apuntar que es esquizofrénico (el juego no lo dice en ningún momento, el material de prensa sí), lo cual explica por qué habla constantemente consigo mismo como si estuviera conversando con otra persona inexistente. La historia no va más allá de tener que salvar a varias personas en varias localizaciones para nuestro propio beneficio.

Randall, en esencia, es un plataformas en 2D de los que busca ponerte de los nervios con secuencias más o menos desafiantes. El núcleo del título es eso, pero no se limita sólo al plataformeo, sino que añade un sistema de combate. Todo ello está metido en una especie de metroidvania simplificado al extremo. Tenemos que ir accediendo a varias localizaciones prácticamente independientes entre sí y dentro de las cuales es donde hay que hacer uso del clásico backtracking. El diseño de niveles es muy sencillo, por lo que más que en backtracking consiste en tomar un camino por el que sí podemos ir para conseguir algo que nos permite ir por el segundo camino. Muchas veces nos hemos visto saltando hacia el techo en busca de un camino secreto que no se ve a simple vista, pero no hay nada, se echa en falta la exploración clásica de estos juegos.

Donde más brilla -tampoco con demasiada fuerza- Randall es en sus partes de plataformas. La dificultad para superar estas secuencias es media, se echa en falta algo más al ser un título que se basa mucho en ellas. En cada escenario aprendemos una habilidad nueva que nos permite seguir avanzando y descubrir zonas antes inaccesibles. Algunas son bastante básicas, como agarrarse a bordes, y otras resultan sorprendentes dentro del contexto, ya que quién iba a imaginar que Randall tenía poderes telepáticos. En los momentos de plataformeo, el control no suele presentar un problema, pero eso no quita para que no esté muy bien implementado.

Los problemas del control se aprecian mejor en los combates. No hay muchas combinaciones de golpes, tan sólo un ataque normal y un agarre y lo mismo en el aire. El juego nos obliga a enfrentarnos a los enemigos uno a uno, es decir, si hay dos juntos, nuestros golpes sólo le afectará a uno, y para eso está el agarra, que nos permite apartar al otro. Es una idea un tanto extraña y no funciona nada bien. En cuanto al control, se aprecia mucho mejor en jefes que exigen cambiar de niveles y bajar con el stick no funciona siempre. Es mejor cambiar a la cruceta en estas ocasiones, aunque se pierda algo de agilidad.

Puede que su apartado visual sea la mejor baza de Randall, con varios escenarios claramente diferenciados e identidad propia. El uso del color, a pesar de tener un tono oscuro y depresivo, es muy llamativo. Aun así, el diseño de los niveles se vuelve muy repetitivo a pesar de que su tamaño no es excesivamente grande.

Randall funciona relativamente bien en la parte de plataformas. No es muy inspirado pero tiene un punto de dificultad que se agradece en este tipo de juegos. Sin embargo, el resto, como los diálogos, el diseño de niveles y los combates, ensombrece el resultado general hasta límites insospechados.
Análisis de Randall para PS4: Plataformas esquizofrénicas
Análisis de Randall para PS4: Plataformas esquizofrénicas
Análisis de Randall para PS4: Plataformas esquizofrénicas
Análisis de Randall para PS4: Plataformas esquizofrénicas
Análisis de Randall para PS4: Plataformas esquizofrénicas
Análisis de Randall para PS4: Plataformas esquizofrénicas
Análisis de Randall para PS4: Plataformas esquizofrénicas
Análisis de Randall para PS4: Plataformas esquizofrénicas
El plataformeo.
El sistema de combate, el control, el diseño de niveles.
Randall tiene una parte buena que no justifica las demás y su protagonista no nos pone las cosas fáciles para cogerle cariño.
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Análisis: ____GEX_____, beto, CodeRed, Doscv, elite, MrRafa, NewRandomAge, Ohkouchi, Rodri.
×