¡Colabora!
0
Sherlock Party
Arcade

Sherlock Party

Uno de los mejores y más desconocidos juegos de Sega

Por Gladiator,
0 0 0


Decir que la trayectoria de Sega en las salas recreativas es tan prolífica como extensa es ajustarse a la realidad. La compañía nipona ha hecho de los arcades uno de sus principales cotos y mantiene desde hace años un liderazgo casi insultante muy por encima de otras compañías como Capcom o Konami, que han derivado gran parte de sus activos a otros terrenos más productivos como el software lúdico para consolas domésticas o portátiles. Muchos son los juegos y placas recreativas que la compañía ha desarrollado en los más de veinte años que lleva en este sector. De entre ellos se podrían citar muchos inolvidables como After Burner, Crazy Taxi, Columns, Daytona Usa, Hang On, Out Run, Pitfall II, Shinobi, The House of the Dead, Virtua Fighter o Virtua Tenis, que han sentado algunas de las bases jugables actuales o han potenciado posteriormente el catálogo de sus consolas domésticas. Sin embargo, hay muchos otros grandes juegos que, por diversas razones, han pasado desapercibidos para el gran público en general. Uno de estos casos es el juego objeto del presente análisis: Puzzle & Action Tant-r.

Tant-r, como se le conoce habitualmente, es un juego de juegos a mitad de camino entre la clásica saga Mario Party y la emergente saga Wario Ware, que en los últimos tiempos parece querer robar parte de su protagonismo al amigo Mario. El juego data de 1992 y se podría catalogar como un precursor de estos, aunque en un plano algo más peculiar y desde luego prescindiendo de tableros, monedas o cualquier aditamento similar. La primera entrega de Puzzle & Action -existen tres entregas de la serie- cuenta con dieciséis minijuegos diferentes, en los que prima la velocidad de reflejos, la agudeza visual, la memoria retentiva y, cómo no, la capacidad de acertar con el momento exacto, eso que a lo que ahora se denomina "timing".

A pesar de ser un arcade de tomo y lomo, Tant-r cuenta con un pequeño argumento según el cual un bandido, con su típico traje a rayas ha huido de prisión. Para perseguirlo y darle caza no hay nadie mejor que Sherlock Holmes y su inseparable Dr. Watson, que enseguida se ponen con el caso y tratan atraparlo. Sin embargo, el bandido es muy listo y cuenta con una serie de aliados que tratarán de poner trabas a la persecución haciendo que Sherlock tenga que superar una serie de minijuegos. De esta forma, y durante cuatro fases, tendremos que ir derrotando a sus compinches hasta llegar a su escondite. Cada fase que se supere dará paso a otra aún más larga -con más capítulos que superar por así decirlo- y más complicada, endureciéndose el nivel de dificultad de los juegos en función de la mecánica de cada uno de ellos. A este respecto es importante comentar que hay dos tipos de juegos, el primero de ellos engloba a cinco variedades de mini juego y consiste en una única prueba con un objetivo a lograr, si se consigue se restará una unidad al contador total de minijuegos a realizar en esa fase, sino se logra tan sólo se perderá uno de los corazones. El segundo tipo es algo más terrorífico pues está compuesto por un número variable -entre tres y siete- de pruebas del mismo minijuego, aquí siempre se conseguirá restar una unidad al contador, ya que, desgraciadamente, el minijuego no terminará hasta haber superado todas las pruebas, con la consiguiente sangría de los corazones. En total son once los minijuegos correspondientes a este segundo tipo, algunos de ellos realmente complicados en las últimas fases.

Inicialmente el jugador cuenta con tres vidas expresadas en forma de corazón. Cada vez que se cometa un error se perderá uno de ellos, aunque será posible conseguir más corazones de tres formas diferentes: Fases de bonus, minijuegos aleatorios o insertando más créditos. Las fases de bonus aparecerán en los interludios entre una y otra fase, siendo tres en total, en ellas Sherlock aparecerá a los mandos de un pequeño avión y tendrá que recoger al menos dieciséis corazones mientras se dedica a esquivar una ráfaga constante de proyectiles que tratan de impedir su tarea, si se consigue el objetivo el jugador obtendrá un corazón extra para su partida. Los minijuegos aleatorios, por su parte, otorgan un tercio de corazón sin tener que conseguir nada a cambio, aunque tienen la contrapartida de que el siguiente juego en aparecer será decidido por la Cpu con el consiguiente peligro de que sea uno de los más complicados o imposibles tal y como se relatará un poco más adelante. Por último está el tema de los créditos, ya que el juego permite continuar las veces que se quiera añadiendo monedas, virtuales o no, al cajetín, y consiguiendo otros tres corazones.
Pantalla inicial de Puzzle & Action Tant-r en su única versión
Pantalla inicial de Puzzle & Action Tant-r en su única versión
Tendremos que resolver las pruebas que los compinches nos propondrán
Tendremos que resolver las pruebas que los compinches nos propondrán
Las fases de bonus resultan bastante más simples que los propios mini juegos
Las fases de bonus resultan bastante más simples que los propios mini juegos

Información del juego

Fecha de lanzamiento: 1992
Desarrollado por: Sega
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

×