¡Colabora!
0
Paseando a Miss Dartrix
Android iPhone / iPod Touch

Paseando a Miss Dartrix

Reanalizamos Pokémon Go con motivo de su quinto aniversario, pues su evolución ha sido importante.

Por David Vigón Rodríguez,
0 0 0

El verano de 2016 fue un momento clave para la humanidad, quizá al mismo nivel que el verano de 1944 o el verano de 1969. Un hecho que provocó un gran impacto en su momento y un suceso transformador que durante los siguientes años, incluso décadas, dio forma a la sociedad. Un fenómeno que nació bajo los rayos del sol veraniego y aparentemente se enfrío ante la primera caída de la hojas otoñales. Frío pero no muerto, como muchos dieron por sentado. Esos que desearon su muerte erraron en su juicio, los chavales que hablan por Internet hincharon orgullosamente sus bolsas croacales asegurando que fue un fracaso y nadie lo juega. Lo único cierto fue el cese del pánico cuando los medios informativos generalistas abandonaron su interés en ese juego que provocaba muertes accidentales a gogó, con jóvenes que se caían por acantilados o generaban peleas. Ese juego que formaba parte de una conspiración japonesa para controlar a la humanidad, meterle virus en el cerebro, controlar todos sus pasos y su localización en tiempo real, de conocer nuestros gustos musicales... incluso meternos spam. Fue considerado el Devorador de Niños y el Revelador de Datos, tal como ocurría antiguamente en los 90 volvió a ocurrir después en los 2010, es el ciclo de los pokémones. Esto es Pokémon Go.

La filosofía de vida en el mundo Pokémon es envidiable. Los zagales se emancipan con diez años, no necesitan asistir a clase (¡al igual que nuestros padres!) ni aprobar matemáticas o conocimientos del medio, capturan monstruos cercanos de su localidad, entrenan esas bestias para la pelea, viajan por el mundo mientras son acosados por desconocidos (con suerte algunos son entrenadores Pokémon) coleccionan medallas, se adentran en torres habitados por fantasmas, escuchan música-prohibida-que-trastorna-a-los-niños y se enfrentan a poderosas organizaciones criminales. Esa es la idea de la serie Pokémon y poco a poco se fue adaptando para Pokémon Go, porque recordemos que el juego no ofrecía casi nada en un principio. Así es, tenemos la convicción que este juego para móviles se lanzó de manera precipitada para aprovechar el verano, una fecha ideal por su tiempo libre y el buen clima para pasear por la calle.

Una decisión comercial comprensible y bastante lógica, audaz pero a su vez irresponsable, puesto que a largo plazo causaría bastante mal a la marca. No negamos que los millones de descargas en todo el mundo en tiempo récord beneficiaron a Niantic y Nintendo pero sí estamos convencidos que esos usuarios descubrieron después que el juego era muy limitado, en poco tiempo se conseguía todo lo posible y ya después nada. Aún no había combates entre usuarios, la Pokédex de Kanto era casi accesible al completo a excepción de los legendarios como Articuno o Mewtwo, el sistema de Pokégimnasios se sentía pesado, el Radar Pokémon era impreciso, había problemas con los servidores, el GPS se volvía loco constantemente y en general todo se sentía vacío, incompleto, caótico y aburrido tras algunas semanas.

Pokémon Go cumple cinco años en 2021 y su evolución ha sido imparable, en todos los sentidos.

Niantic se hizo un nombre con este juego pero en realidad ya era conocido por los jugadores de móviles por Ingress, su otro gran juego que utilizaba el GPS para confeccionar un gran mapamundi en tiempo real. Jugadores del bando azul y del bando rojo competían entre sí por capturar localizaciones importantes de nuestra ciudad. Jugadores que paseaban por el mundo real con el móvil en mano al mismo tiempo que el mundo digital de su ciudad evolucionaba. Gracias a este juego Nintendo le ofreció la licencia a Niantic, para aprovechar su tecnología y mapas ya existentes. Recorríamos las ciudades virtuales capturando Pokémons salvajes, girábamos Poképaradas para obtener Pokéballs, pociones de curación y objetos específicos de evolución, existían Pokégimnasios en pugna por las tres facciones: “Equipo Instinto” (amarillo), “Equipo Valor” (rojo) y “Equipo Sabiduría” (azul) parecía que con esto eramos felices... pero no. Por suerte muchos juegos de la actualidad están en constante evolución y expansión (ahora los llaman “Juegos-servicios, término que nos causa dentera, pero al menos no es un anglicismo innecesario) y Pokémon Go fue mejorando poco a poco para evitar una mayor sangría. Se tomaron su tiempo y muchas quejas airadas de los usuarios, eso sí, pero podemos asegurar que gracias a estos cambios el juego vivió una Segunda juventud, una lozana vida que le ha mantenido popular y querido durante estos cinco años.

Nos sentimos tentados de detallar paso a paso todos los cambios del juego durante estos años, pero quizá resulte muy largo de leer y escribir, así que comentaremos las novedades importantes y arreglos cruciales. En su día no se pensó pero lo cierto es que estrenar una generación al completo desde el principio no fue buena idea, puesto que los más impacientes jugones completaron la región de Kanto a gran velocidad. Por eso mismo las siguientes siete generaciones, ambientadas en las regiones de Johto, Hoenn, Sinnoh, Teselia, Kalos, Alola y Galar, se añadieron cuentagotas para mantener vivo el interés y el anhelo de las novedades. Lo mismo ocurre cuando estrenas una serie televisiva al estilo tradicional de un capitulo semanal frente al estreno completo de golpe.

Por norma general estas incorporaciones de criaturas se realizaban por oleadas, ni muy grandes ni muy pequeñas, o mediante eventos especiales como Halloween (protagonizado por fantasmas, oscuros y venenosos), Navidad o aniversarios de la franquicia Pokémon. De por sí la Pokédex ofrece cientos y cientos de Pokémons, unos 800, aún así se puede conseguir más todavía con versiones “Variocolor”, con disfraces temáticos, corrompidos y purificados, los 100% puros, megaevolucionados, incluso seres que no pertenecen a ninguna generación concreta como Meltan y su evolución Melmetan, que son un extra para Let's go Pikachu y Let's Go Eeve.

Toda aventura tiene combates de fuertes contra veloces, débiles contra campeones, así como amigos y enemigos siempre a nuestro lado.

Los variocolors, o Shiny, son unos conocidos de la saga y objetivo de coleccionismo. Son los mismos Pokemons pero con un patrón de colores diferentes y generalmente de menor poder. Son bonitos y brillantes, la verdad. Los ¿corrompidos? son esos Pokémons que en su día fueron capturados y corrompidos por el Team Rocket, se hicieron “malos”, y cuando los liberamos son purificados y aumentan de poder. Los corrompidos tienen los ojos rojos y desprenden esencia morada, señal inequívoca de que son malos* pero son débiles, en cambio los purificados gozan de un discreto brill-brilli pero son más poderosos. Los megaevolucionados son un invento de la sexta generación y se han implementado bastante bien. Están a medio camino entre ser una forma alternativa y un Pokémon numerado propio, además se consiguen de distinta manera que otros seres. Debemos reunir Piedras Megaevolución tras incursiones especiales y a día de hoy no existen muchas formas megaevolucionados.

Los Pokegimnasios forman parte del núcleo jugable, la esencia inevitable. Nuestro objetivo es conquistar los gimnasios para nuestro equipo a través de las peleas y colocar un Pokémon para que lo proteja después. Ganaremos 50 monedas si nuestros Pokémons permanecen mínimo ocho horas protegiendo. Al principio todo era un poco confuso y aburrido por sus mecánicas, ademas de injusto porque se podía meter Pokémon repetidos, por lo que nos encontrábamos seis Chansey o seis Snorlax, por ejemplo. Por suerte esta situación duró poco, por lo que no se pueden colocar repetidos ni legendarios. No obstante el gran cambio que hicieron para su primer aniversario, el cambio que revitalizó el juego y creó una gran tarea a largo plazo, fue el sistema de medallas de Pokegimnasio. Cada vez que interactuamos con un Pokegimnasio lo registramos en nuestro perfil, formando una galería de zonas visitadas. Los enclaves míticos de nuestra ciudad se convierten en un elemento coleccionables más, como si fuesen criaturas de bolsillo.

Los Pokegimnasios tienen su título, descripción y fotografía, mucha de esta información proviene de la base de datos de Ingress pero los usuarios de nivel 40 pueden modificar todos esos datos. Una tarea nada fácil porque requiere mucha experiencia y horas de juego, eso o subir a Nivel 10 en Ingress, que tampoco es moco de pavo. Además la propia Niantic y sus empleados vigilantes pueden borrar (o mutar) gimnasios si descubren que ya no existen en la vida, como ocurre con negocios que cierran o graffitis que son borrados. Lo mejor son los monumentos y edificios emblemáticos que seguirán en el mismo sitio durante años, hasta que llegué el meteorito, revolucionarios furiosos o especuladores sin escrúpulos que borren toda la realidad e historia a su paso.

Conquistar y defender gimnasios es una de las actividades de la gente. Tanto a nivel coleccionista como competitivo. Capaz de despertar bajas pasiones.

Los gimnasios tienen tres medallas, de bronce a oro, que se consiguen acumulando puntos mediante peleas, incursiones y alimentación de los Pokémon de compañeros de equipo. En poco tiempo muchos usuarios enloquecieron con la idea de conseguir todos los gimnasios de su ciudad, subir sus medallas al máximo y dominar barrios enteros con su color. De esta manera surgieron bandas nocturnas con el propósito de mantener su hegemonía y derrocar gimnasios rivales, con disputas reales entre sus integrantes. Conflictos como discusiones, huevazos contra coches y rondas de vigilancia de madrugada. No obstante lo mejor es aprovechar nuestros viajes por el mundo para registrar gimnasios únicos, poco conocidos y poco concurridos. Un mapamundi de 8-Bits reflejará nuestros gimnasios localizados por distintas regiones y países, desde Móstoles hasta Santa Cruz de Tenerife, desde Monforte de Lemos hasta San Cugat del Vallés, desde Verona hasta Bolonia.

Los gimnasios también son el lugar de las incursiones, unos combates contra Pokémon salvajes de colosal tamaño desproporcional y mayor poder que requieren la colaboración de varios jugadores. No todas las incursiones son iguales, porque no es lo mismo un Snorunt de una única estrella de dificultad que un legendario Raykuaza de cinco estrellas, de hecho algunas incursiones sólo son accesibles mediante invitaciones recibidas tras una victoria previa en gimnasios concretos. Lo mismo ocurre con las incursiones de megaevolución, cuyo premio y requisitos de acceso son distintos al resto. Aparte de los gimnasios, las Poképaradas convencionales también ofrecen peleas contra los integrantes del Team Rocket, escondidos en zonas inesperadas. Tras derrotar a varios reclutas conseguiremos las coordenadas para encontrar a los líderes Cliff, Sierra y Arlo, y si los vencemos accederemos a Giovanni, el máximo CEO de la compañía. ¡Ojo! cierto dúo malhechor nos ofrecerá problemas si escuchamos su lema, pues protegen al mundo de la devastación, unen todos los pueblos en una sola nación, denuncian a los enemigos de la verdad y el amor, extienden su poder mas allá del espacio exterior porque despega a la velocidad de la luz. No es una metáfora ni una broma, porque es posible que nos los encontremos sobrevolando los cielos.

Los combates se agradecen pero actividades tranquilas y relajantes como pasea o fotografiar nuestro bichito también se agradecen

Si no nos apetece luchar contra bots siempre podemos combatir contra amigos, desconocidos de la calle o rivales de la Liga Pokémon. Cuantos más rivales controlados por usuarios humanos derrotemos más aumentaremos nuestro rango en la Liga y más premios ganaremos. En cambio si no nos apetece luchar contra la gente podemos intercambiar nuestros Pokémons, una opción muy valida si deseamos conseguir criaturas regionales, exclusivas de determinados continentes y zonas geográficas, como Kangaskhan en Oceanía, Tauros en Norteamérica, Mr. Mime en Europa o Corsola en Kenia, Etipoía, Madagascar y Canarias. En otras ocasiones hay ejemplares que gozan de colores variantes que se rotan entre distintos países.

Los capturamos, les hacemos luchar y defienden nuestras propiedades para ganar dinero... pero también son nuestros amigos. Es más, son nuestros mejores colegas y aliados en este cruel mundo. ¡Quizá un día descubramos que nuestro amigo de la infancia nos ha traicionado y sólo nos quedará el consuelo de los pokémones digitales.** Una importante actualización nos permitió elegir uno de nuestros Pokémons para que nos acompañara durante nuestros paseos diarios, ya sea con el juego abierto o cerrado, ya sea un común Rattata o un Dios de la Creación, no importa el tamaño ni sacralidad. Cuanto más caminemos con un Pokémon más caramelos conseguimos de su especie (sirven para subir su nivel) y más alto será su valor en su cuentakilómetros particular. También se contabiliza el tiempo total del tiempo compartido con nuestro compañero y un resumen de los anteriores. Si lo alimentamos aparecerá en pantalla en todo momento, le acariciamos y nos ayudará con algunas capturas o recogiendo tesoros escondidos. Cuanto mayor sea su nivel de amistad más ventajas para todos. Otro placer compartido será fotografiarle en cualquier lugar de nuestro mundo real, potenciando nuestra creatividad y ojo avizor de las maravillas de nuestro entorno, todo gracias a la tecnología de la realidad aumentada, incluso podemos aparecer junto a ellos mediante la función Share AR Experience. ¿Deseamos colocar a nuestro compañero en la Basílica del Sagrado Corazón de Jesús en Gijón, en los canales venecianos, en las Ramblas de Barcelona, en la casa de Andrés Torrejón en Móstoles o directamente encima de la cabeza calva de un desconocido? ¡Hagámoslo! Quizá tengamos suerte y hallemos algunas sorpresas durante nuestras sesiones fotográficas.

Los monumentos y edificios históricos suelen ser Poképaradas y Pokégimnasios de gran interés. Todo cambia y mejora gracias a los ciudadanos.

Esta evolución constante no se percibe únicamente en sus mecánicas jugables ni sus normas, sino también en su apartado artístico. Los diseños de los Pokémons son los oficiales, los que aparecen en juegos y en obras multimedia, pero eso no quiere decir que con los años no hayan sufrido ligeras modificaciones para mejorar su aspecto (sprite). Esto se percibió en Dragonite y sus ojos, por ejemplo, pero no fueron los únicos cambios. No son rediseños drásticos ni escandalosos, pero son mejoras suficientemente inteligentes para que percibamos ese trabajo diario de los artistas, de que se mima cada diseño del juego y sus centenares de criaturas. En general son cada vez más detallistas, con mejor uso del sombreado y movimientos más fluidos. No importa si es un inicial de la segunda generación (Cyndaquil), un legendario (Deoxys) o una variante de Alola (Exeguttor) y Galar (Mew), todos se ven genial.

Lo mismo decimos de los personajes humanos como el profesor Willow, los líderes Spark, Candela, Blanche o los estrafalarios miembros del Team Rocket, todos bastante característicos y bien animados. No obstante los cambios más visibles y satisfactorios son los del propio mundo, que actualmente roza un alto nivel de detallismo y realismo. Se ha trabajo duro para que los mapas reflejen correctamente la climatología y horario de nuestra ciudad durante nuestras partidas. Al principio sólo se diferenciaba la noche y el día con unos colores básicos y poco más, pero poco a poco se añadieron efectos climáticos (lluvia, sol, nieve, viento), estaciones anuales (invierno, otoño, primavera, verano) y los amaneceres, atardeceres y anocheceres. A su vez se perfeccionaron esos detalles paisajistas como nubes, mares, arboles, montañas. Pasear por nuestro mundo digital y capturar criaturas se ha convertido en un espectáculo visual bastante agradable e hipnótico.

El apartado musical y sonoro también es muy acertado pero desgraciadamente casi nadie le prestará atención. Es decir, es estupendo escuchar los sonidos característicos de cada Pokémon al aparecer ante nosotros o durante las evoluciones, así como resulta agradable y divertido escuchar las alegres melodías durante los paseos, o las canciones emocionantes y épicas durante los combates o capturas. Todo está muy bien y no tenemos pega... por desgracia estamos hablando de un juego de móviles para jugar en exteriores junto a otros peatones. No es cuestión de molestar a los demás con canciones pegadizas a gran volumen o ruiditos de Pokeballs o gruñidos. Por no hablar que el juego de por sí ya consume bastante batería y rendimiento interno, imaginad si tuviéramos activada la música todo el rato.

Los sistemas de amistad con el Pokémon y los Pokégimnasios coleccionables en un mapamundi sin límites fueron dos añadidos realmente importantes.

Conclusión

Pokémon Go supuso una revolución mundial en ese lejano verano de 2016, alcanzó a todo tipo de personas, fascinó a muchos, aburrió a otros y aterrorizó a Iker Jiménez y Enrique de Vicente. A los pocos meses muchos quisieron darlo por muerte, sea por su perdida de intereses o por generar polémica, pero no ocurrió tal fatal destino. Este simulador de monstruos en el mundo real siguió adelante, evolucionando, mejorando, añadiendo más contenidos... siguió vivo. Ahora, cinco años más tarde, esta aventura sigue atrayendo a nuevos usuarios y divirtiendo a los veteranos, cierto que muchos lo dejaron atrás... no sin dedicarle su tiempo y pasión durante años. Ni siquiera la pandemia del COVID ni el confinamiento pudieron con el juego, como sí pudieron con títulos como Minecraft World. Gracias a adaptarse a las circunstancias y a no abandonar a su publico.

Pokémon Go sirvió de inspiración para otros títulos de realidad aumentada con uso del GPS y de distintas temáticas y licencias. Desde Dragon Quest, The Witcher, Parque Jurásico, dragones de imitación incluso santos del Vaticano, todos utilizan nuestro mundo y nuestros mapas para ofrecer una nueva realidad. No sabemos cuanto durará este juego pero no nos extrañaría que será tan longevo como los títulos oficiales de Pokémon... y no hay indicios de que la saga tenga un final próximo. ¡Aún es pronto para iniciarse en esta aventura, recorrer ciudades (¡conoced Móstoles, gente!), capturar Pokémons tan bonitos como poderosos, pasear con ellos, entrenarles, tomar fotografías, combatir, coleccionar medallas, conocer gente... en resumen, ¡vivir la experiencia Pokémon!

*Como en la vida rea, si ves alguien con ojos rojos y con olor a azufre ten por seguro que es mala gente, un impío, Satanás o peor... ¡tu vecino de arriba!
**Paseando, con el eterno atardecer sobre nuestras almas, agradecemos la compañía de nuestro amigo Pokémon, siempre fiel, solícito y propenso a evolucionar sin necesidad de piedras, siempre por nosotros. “Oh, Machamp, alias Carlos-Kun, gracias por estar siempre a mi lado, escuchar mis lamentos, organizar ese viaje a Zaragoza, y sobre todo por no seducir a mi esposa, al menos no conscientemente. ¡No sé que haría sin ti, sin tus consejos y tus movimientos tipo Lucha, mi vida cambió cuando te capturé en esa abandonada estación habitada por drogadictos navajeros! Machamp-Kun, creo... ¡creo que te quiero, nyaaaa!”. Beso Pokémon-humano casi al anochecer y fundido a negro. Fin.***

***Está guay, ¿eh? Gracias a este relato gané... ejem, el vecino de arriba ganó un concurso de fan-fics en Wattpad sobre las andanzas vitales de la Pokéamistad entre Pokémachos. Originalmente iba a publicarse como un lemon para la web Digiartist Domain, con un Apocalymon, hijo de exiliados españoles, y un señor de Murcia siendo muy amigos y muy hombres en París. Sucumbí, ejem, el vecino sucumbió a las bajas pasiones comerciales (además de una posible demanda de los herederos de Miguel Mihura) y desechó el concepto Digimon (en clara desventaja frente a la poderosa marca Pokémon) y de ambientarlo en Francia, país muy polémico, para ubicarlo en un paraje que todo el mundo ama... ¡Zaragoza!¡Zaragoza, Zaragoza, no sabe lo que se pierde quien no te goza!
Análisis de Pokémon GO para iPh-iPod: Paseando a Miss Dartrix
Análisis de Pokémon GO para iPh-iPod: Paseando a Miss Dartrix
Análisis de Pokémon GO para iPh-iPod: Paseando a Miss Dartrix
Análisis de Pokémon GO para iPh-iPod: Paseando a Miss Dartrix
Análisis de Pokémon GO para iPh-iPod: Paseando a Miss Dartrix
Análisis de Pokémon GO para iPh-iPod: Paseando a Miss Dartrix
Análisis de Pokémon GO para iPh-iPod: Paseando a Miss Dartrix
Análisis de Pokémon GO para iPh-iPod: Paseando a Miss Dartrix

Alternativas
Curiosamente han aparecido varias alternativas en los últimos años.
Eterno, adictivo y divertido, como si fuéramos entrenadores de verdad. Nos incita a conocer mundo.
Siempre habrá bugs, hackeos y usuarios hostiles. Muchos jugadores se acaban cansando con el tiempo.
Simulador realista de vida Pokémon: viajes, combates, colecciones y amistades. Tras su complicado comienzo mejoró un montón con contenidos.
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Análisis: ____GEX_____, Aceskies, beto, Doscv, elite, Keyser Soze, MrRafa, NewRandomAge, Wuyashen.
×