¡Colabora!
0
La nueva ola del pandoravirus
PC PlayStation 4 Xbox One

La nueva ola del pandoravirus

Phoenix Point elabora un desafío estratégico de alta sofisticación y exigencia, apoyado sobre los hombros del gran clásico XCOM

Por Andrés JC,
0 0 0

No me puedo creer que ya haga casi una década desde que XCOM: Enemy Unknown conquistase nuestro corazón. El juego de Firaxis fue una revolución, un punto de inflexión en los juegos de estrategia. La incuestionable pericia de Jack Solomon, junto a las férreas raíces de UFO: Enemy Unknown, constituyeron uno de los juegos más influyentes de la década. No en vano, hasta Nintendo y Ubisoft tomaron buena nota, y bautizaron así la serie Mario + Rabbids, que por su lado ha sido otro éxito sin precedentes. El potencial de la "fórmula XCOM" es muy grande, y la mejor demostración de esto en 2021 se llama Phoenix Point. Se trata del proyecto liderado por Julian Gollop, artífice del UFO: Enemy Unknown original.


UFO Enemy Unknown (también conocido como X-COM Ufo Defense) salió en 1994


Aunque las similitudes entre Phoenix Point y XCOM: Enemy Unknown son inexcusables, para mantener la accesibilidad de este análisis, vamos a reservar un espacio al final del texto a comparar ambos juegos, y así podremos centrarnos en el trabajo de Snapshot Games con mayor libertad. Baste decir, de entrada, que ambos comparten elementos de gestión de recursos, rol táctico y estrategia diplomática, en un universo post-apocalíptico. Ante todo, son juegos de decisiones difíciles en las que siempre hay cierto riesgo de perderlo todo.

La adaptación de la humanidad al virus Pandora

El permafrost de la Tierra está desapareciendo a una velocidad alarmante, y con él, una catástrofe nunca antes vista se cierne sobre la Tierra. En el hielo se esconde el pandoravirus, de origen alienígena, cuyo genoma se ha diseminado por los océanos y está generando nuevas especies mutantes que han dinamitado el bienestar mundial. Lo que antes eran países y ciudades, ahora son refugios regentados por facciones muy polarizadas, recluidas ante el imparable avance de la niebla de Pandora. Este fenómeno natural, aún desconocido, corrompe el orden natural de las cosas y asola todo rastro de vida a su paso. Al menos, la vida que conocíamos. Nosotros tomamos el control de Phoenix Point, un cuerpo militar independiente cuyo único objetivo es rescatar a la humanidad. Pero... ¿rescatarla cómo? Es bastante más complicado de lo que parece.

Pfizer no llegó a tiempo aquí


Está claro que la acción más inmediata es tomar las armas y defenderse de los violentos ataques alienígenas. El ejército altamente especializado de Phoenix Point nos permite acudir, a bordo de una nave, a aquellos lugares del planeta para actuar. Rápidamente entendemos cómo se desarrolla la acción, pues implementa un sistema de rol táctico en el cual es esencial comprender la topología del escenario: las paredes, vallas y columnas sirven de cobertura para nuestros soldados, pero también para el enemigo. Es importante posicionarse con inteligencia y ser conscientes de nuestras posibilidades: las armas, armaduras, habilidades y objetos de cada soldado deben utilizarse de la forma más eficaz posible. Tenemos un alto nivel de personalización: escoge entre varias clases de unidades con distintas naturalezas, incluyendo francotiradores, cuerpo a cuerpo, androides, mutantes, vehículos equipados con explosivos... Conforme avanza la partida, se abre un extenso abanico de opciones, por lo que el objetivo es encontrar un escuadrón equilibrado y polivalente.

«Contactar con las tres facciones en torno a las que se agrupa la humanidad es vital»


Cuando ya nos hemos hecho cargo del aspecto militar, tan solo acabamos de empezar. No estamos solos en el mundo, y cuando no estamos disparando a todo lo que se mueve, pasamos a una vista general del globo terráqueo en el cual podremos gestionar el operativo Phoenix Point. Contactar con las tres facciones en torno a las que se agrupa la humanidad es vital para poder conseguir nuestros objetivos. Comerciar, ayudar en la lucha y apoyar o rechazar las iniciativas de cada facción tendrá un impacto significativo sobre la partida, hasta tal punto de determinar cuál de los múltiples finales desbloquearemos. Utilizando un vehículo volador con los soldados a bordo, explorar el mundo es una tarea principal, tanto o más importante que las fases de combate. No solo de refugios está poblado el territorio, también hay lugares abandonados en los que obtener recursos. Resulta de verdad apasionante ir desentrañando los secretos de nuestro planeta asolado por el pandoravirus, ya que a menudo el título nos sorprenderá con cinemáticas y eventos aleatorios que enriquecen el universo post-apocalíptico en el que estamos.


Cada soldado es un recurso muy valioso, y si muere, desaparecerá para siempre


¿Recursos he dicho? Claro, porque los soldados no son nuestra única herramienta. Como organismo, Phoenix Point avanza en su lucha contra el pandoravirus a través de la investigación científica, la construcción de instalaciones y armamento especializado. Para poder combatir la amenaza es esencial mejorar constantemente nuestro equipo, y eso incluye establecer nuevas bases por todos los continentes. Disponemos de un sistema de divisas no muy diferente al que implementan los juegos de Firaxis: tecnología, materiales y comida son necesarios para construir una nueva antena que detecte nidos de alienígenas, pero también para fabricar una escopeta o llevar a cabo una investigación sobre un dispositivo alienígena. La cantidad de decisiones posible puede llegar a ser abrumadora, ya que ninguna partida sigue una estructura lineal y en todo momento tenemos múltiples frentes abiertos, sin que el juego nos diga qué es lo más conveniente. Qué investigación hacer primero, qué facción apoyar más o por cuál región de la Tierra continuar explorando son decisiones duras con frecuencia: esa es la esencia jugable de Phoenix Point.

«Ninguna partida sigue una estructura lineal y en todo momento tenemos múltiples frentes abiertos»


Behemoth Edition: El refinamiento de un género

Hasta este punto hemos definido a grandes rasgos cómo funciona Phoenix Point, y sin duda tiene unas bases sólidas como el titanio, apoyadas en la fórmula XCOM. Pero aquí no acaba todo, porque tenemos muchos detalles que llevan la experiencia hasta un nivel de profundidad exquisito. Una característica muy interesante que se ha destacado desde su lanzamiento original en 2019 es su sistema de balística realista. Durante el combate, la probabilidad de acertar los disparos se lleva a cabo mediante un cálculo de la trayectoria de los proyectiles, que se ven afectados por los obstáculos que haya en el camino, así como por la dispersión del arma utilizada. Gracias a este sistema, podemos apuntar manualmente dónde queremos disparar con una alta precisión; esta función es muy útil y satisfactoria ya que cada personaje puede ser dañado en la cabeza, el torso o sus extremidades, de manera que se producen distintos efectos según la zona de impacto. Algunos enemigos tienen apéndices, escudos o pinzas que podremos destruir para inhabilitarlas; lo mismo sucede con los miembros del escuadrón Phoenix Point. Existe la posibilidad de recibir un disparo crítico en un brazo y dejar a un personaje incapaz de disparar; de la misma forma, también podemos destrozarle la cabeza a un enemigo y hacer que se desangre durante varios turnos. Pero ¡cuidado! disparar siempre al mismo sitio de los enemigos hará que desarrollen resistencia, así que debemos estudiar cuidadosamente cada especie alienígena.


Disparar a la cabeza no suele ser la mejor opción


Por increíble que parezca, solo hemos rascado la superficie de lo que Phoenix Point puede ofrecer. Muchas más micromecánicas importantes están presentes en todos los ámbitos mencionados, y detallarlas aquí sería convertir este análisis en el Nuevo Testamento. Además, la versión Phoenix Point: Behemoth Edition que ha llegado a consolas incorpora varios DLC adicionales que expanden todavía más la experiencia. Snapshot Games ha seguido trabajando en el título durante dos años para pulir errores, perfeccionar la IA y añadir nuevas situaciones, enemigos, armas y peligros que convierten la amenaza del pandoravirus en un desafío extremadamente divertido de combatir. El resultado final es imponente, necesitaremos varias horas y más de una partida para aprender, interiorizar y descubrir todo lo que tenemos al alcance. Por si te lo estabas preguntando, el control con mando es muy adecuado, y en pocas horas nos moveremos por los menús y los combates como pez en el agua.

«Una característica muy interesante [...] es su sistema de balística realista [...]. Gracias a este sistema, podemos apuntar manualmente dónde queremos disparar con una alta precisión»


Si conoces la serie XCOM de Firaxis, seguramente mucho de lo que has leído aquí ya te suena, pero déjame decirte algo: Phoenix Point es capaz de plantarle cara a XCOM en muchos aspectos, y en varios llega incluso a superarlo. La aproximación de Firaxis a este subgénero es más directa, más dirigida y lineal; en ninguna de sus entregas se han llegado a solucionar algunos defectos. Por ejemplo, una fuente común de frustraciones en XCOM es la excesiva aleatoriedad de algunos ataques, cuyo índice de acierto es algo arbitrario; en Phoenix Point también está presente esa arbitrariedad, pero de forma más transparente y clara para el jugador. Un punto flojo de XCOM, también, es su poco elaborado enfoque argumental, a diferencia de Phoenix Point, que desde el primer momento nos sumerge en su universo con un gran nivel de detalle, se esfuerza seriamente en alejarse de los clichés y en muchos aspectos lo consigue. En el otro lado de la balanza, encontramos que Phoenix Point, debido a su mayor complejidad, puede dar pie a picos de dificultad mucho más acentuados; también hallamos dos inexplicables problemas: el juego no está traducido al español, y la banda sonora está ausente en demasiadas ocasiones.

El trasfondo de ciencia ficción está notablemente trabajado, nos ofrece una enciclopedia opcional por si queremos profundizar


Conclusiones

Hasta ahora pensaba que XCOM o su secuela eran títulos que no se habían superado. Por culpa de Phoenix Point tengo dudas. Si bien el juego de Snapshot Games se deja caer con confianza sobre la fórmula de Firaxis, es evidente que aporta mucha personalidad e ingredientes de su propia cosecha para que la experiencia sea única, hasta el punto de representar su evolución lógica. Es un juego exigente, muy profundo y adictivo, que nos da motivos para seguir jugando, y eventualmente finalizar una partida que puede durar más de 30 horas. Gracias a su enorme contenido, múltiples finales y dificultades, la vida útil del título puede extenderse más allá de las 150 horas. Una auténtica pasada, si el juego te hace clic.
Análisis de Phoenix Point - Behemoth Edition para PS4: La nueva ola del pandoravirus
Análisis de Phoenix Point - Behemoth Edition para PS4: La nueva ola del pandoravirus
Análisis de Phoenix Point - Behemoth Edition para PS4: La nueva ola del pandoravirus
Análisis de Phoenix Point - Behemoth Edition para PS4: La nueva ola del pandoravirus
Análisis de Phoenix Point - Behemoth Edition para PS4: La nueva ola del pandoravirus
Análisis de Phoenix Point - Behemoth Edition para PS4: La nueva ola del pandoravirus
Análisis de Phoenix Point - Behemoth Edition para PS4: La nueva ola del pandoravirus
Análisis de Phoenix Point - Behemoth Edition para PS4: La nueva ola del pandoravirus

Alternativas
XCOM, Shadowrun
Rompe la linealidad de múltiples formas, integra un sistema de riesgos/beneficios muy sofisticado
Le falta carisma, en parte por no distanciarse suficiente de sus referencias
Evolución lógica de la fórmula XCOM, Phoenix Point ofrece un extraordinario abanico de opciones que resultan en rol táctico de máximo nivel
Para poder aportar cualquier tipo de contenido a uVeJuegos.com necesitas estar registrado y además haber iniciado sesión.

Elige lo que quieres hacer:

Administradores de Análisis: ____GEX_____, Aceskies, beto, Doscv, elite, Keyser Soze, MrRafa, NewRandomAge, Wuyashen.
×